LA INTERNACIONAL CINÉFILA 2019

LA INTERNACIONAL CINÉFILA 2019

por - Críticas, La Internacional Cinéfila
28 Dic, 2019 03:30 | comentarios
169 programadores, críticos y cineastas de 30 países eligen las cinco películas del año, un film representativo del país de origen y una ópera prima. También el film y el director de la década.

Costa, Hong, los otros y nosotros

Sin haberse publicado los resultados de esta edición, puedo ya percibir el desdén, la indignación y la ira frente a algunos corolarios, sentimientos frecuentes en el universo anímico de la cinefilia. Las pasiones suelen predominar entre nosotros, a veces por encima de la serena racionalidad que puede ordenar las convicciones y contrastarlas con todo aquello que las pone en duda.

Anticipándome a las querellas, quiero enfatizar el costado lúdico de las listas; esta encuesta ha sido siempre una invitación a compartir perspectivas que pueden abrir nuevas posibilidades a los lectores y expandir por consiguiente la ecología dispersa en la que existen las películas contemporáneas. Sin duda, cada participante expresa un punto de vista sobre el cine, sus preferencias estéticas y gustos personales, que cobijan creencias que desbordan al propio cine. El cine ha sido siempre para mí una especie de constatación estética de aquella intuición que tuvo William James al imaginar un universo plural que irradiaba formas inacabables de estar en el mundo.

El espíritu de La Internacional Cinéfila tiene que ver con la amabilidad espiritual de esa posición filosófica. Es por eso que con esta encuesta no se pretende legislar una respuesta normativa sobre  qué es el cine y cuáles serían las películas que lo representan. La suma final es una contingencia, y si bien al despistado le puede parecer una extensión de los mecanismos perversos de validación de los que se vale el mercado, la retórica de la competencia está vaciada de contenido en tanto que la convocatoria la desestima. Lo que importa para el lector es otra cosa: por un lado, este puede establecer alguna hipótesis por la cual una cantidad de hombres y mujeres de países distintos y prácticas heterogéneas vinculadas al cine los lleva a pensar que las películas y los directores más destacados de este tiempo son estos y no otros; por el otro, cada lector puede apreciar las apuestas singulares y solitarias (que son muchas), que desoyen el murmullo reconciliador del consenso. En esa oscilación entre lo que parece enunciar el consenso y lo que se desmarca de este se puede conjeturar el estado vivo del cine de hoy, la relevancia o no de los autores, las fuerzas de persuasión que aún tienen los festivales de cine y la contrafuerza ubicua del mercado. A partir de alguna que otra lista se puede llegar a especular que ciertas películas notables no pasan ni por los festivales ni por las salas de exhibición. (Personalmente, doy fe de esta especulación: en el Doc Buenos Aires de este año propuse la retrospectiva de Florent Marcie, un cineasta fundamental, cuyas películas no se conocen en el circuito de los festivales ni se proyectan en las salas; algo similar sucede, pero por otros motivos, con las películas de César González; ambos cineastas son parias del sistema, más allá de las ocasionales consideraciones que se les puede prodigar de vez en cuando).

II

Desde que empecé con esta encuesta me propuse incorporar solamente a personas con las que he compartido una conversación o una relación epistolar; nunca he llamado a desconocidos, ni aceptado incluir nombres notables como ignotos con los que no he tenido un trato. En La Internacional siempre hubo firmas reconocidas como desconocidas, y tampoco perdí de vista, desde la primera edición, la importancia de convocar a hombres y mujeres por igual. Sobre este particular, soy consciente del desbalance que tiene esta edición, como asimismo las precedentes, en esa materia, la que nos debe importar, pero jamás castrar ni avergonzar.

Debo decir que para esta edición invité a una cantidad importante de mujeres. Varias cineastas y críticas, por razones diversas, no pudieron o quisieron enviar sus votos. Si lo hubieran hecho, quizás, no tendría necesidad de escribir este párrafo. Es un tema que me preocupa, y no por la demanda justa y a veces admonitoria sobre el cupo femenino; la desmasculinización de todas las prácticas humanas me parece un destino, más que una obligación. Esto me lleva a considerar lo siguiente: por un lado, el mundo del cine sigue siendo excesivamente masculino; los machos, aunque sensibles, siguen ahí, ocupando muchos espacios y pavoneándose con mejores modales que en otras comunidades epistémicas. Es por eso que he invitado a participar a toda mujer que conozco vinculada al cine, pero aún así no he podido reunir la cantidad de firmas femeninas que habría deseado; por escasez de tiempo o errores de comunicación, faltaron más firmas de mujeres. Las voces femeninas no faltan, pero probablemente no son suficientes. Esto, indirectamente, también representa un estado de cosas.

 III

Vuelvo entonces a otra polémica. En mi presentación de Vitalina Varela en el Malba, a mediados del mes en curso, expresé mi parecer sobre el último film de Pedro Costa. Tenía en mente, en ese momento, una afirmación lúcida de nuestro escritor de escritores, el que siempre estuvo envuelto en polémica de todo tipo: Jorge Luis Borges. Decía en su prólogo para una publicación del Facundo, nada menos, lo siguiente: “Las afirmaciones categóricas no son caminos de convicción, sino de polémica”. Frente a un auditorio numeroso y no exento de estrellas del mundo intelectual, con total convicción, afirmé que “Vitalina Varela era la película de nuestro siglo”. Intenté brevemente dar mis razones, la más importante, y aludida en el texto de Victor Guimarães en el que vota por ese film, es que Costa ha podido establecer, mejor que nadie, los vínculos del cine analógico y el cine digital. Mi afirmación de aquel día fue la chispa que faltaba para encender una contenida hoguera contra el director lusitano. Una querida amiga (y también votante aquí, Carla Maglio) salió de la sala con la convicción de tener que escribir una meditada y respetuosa invectiva contra Vitalina Varela. Las reacciones, como era de esperar, fueron irrespetuosas y ardientes, y no faltaron las expresiones cobardes de aquellos que no se animan a decir lo que piensan y esperan ue alguien en su nombre diga lo que ellos o ellas dirían si no fueran tan timoratos y calculadores en sus conductas públicas. No tengo duda alguna de que hay que discutir el cine de Costa, problematizar su poética y su política, situarlo en un contexto que parece vindicarlo y al mismo tiempo menoscabarlo. Es decir, el cine de Costa debe ser pensado más allá del consenso dual (entre quienes lo defienden ciegamente y quienes los atacan aviesamente), porque, mal que les pese a todos sus detractores, las dos décadas de este siglo lo tienen a él como un protagonista indiscutible del cine contemporáneo.

Otro nombre para la polémica es el apellido Tarantino. La defensa que ejerce Miccio es suficiente para mí, y no es distinta a la que he intentado esbozar cada vez qu he escrito sobre sus películas recientes. No tengo duda de que Once Upon the Time in Hollywood propone una insolencia poética en el corazón de Hollywood. La mejor prueba de esta feliz desobediencia se puede corroborar en los tiempos de las escenas y las líneas narrativas abiertas que están enteramente emancipadas de los dictámenes poéticos del cine contemporáneo. (Nada diré sobre Zama, el film de la década, porque respondí y contexutalicé esa disputa y controversia en 2017, cuando el film fue el más votado en la edición de ese año de La Internacional Cinéfila).

Menos irritante será para la mayoría que Hong haya sido elegido como el mejor director de esta década. Es motivo de festejos, y yo podría haber estado entre aquellos “honguistas” vernáculos que habrían ido al Obelisco a romper todo si Hong no salía como el principal director de su tiempo, escenario humorístico que delineó Marcelo Alderete en Twitter. La poética de Hong, sostenida en una magnífica y rigurosa dialéctica entre la repetición y la diferencia, merece estudiarse a fondo, mucho antes de espetarle al simpático director coreano que siempre hace la misma película. Lo que no deja de ser una curiosidad es que el elegido circunscribe todo su cine a un universo bien delimitado y limitado: su especialidad temática es la incomunicación estructural entre hombres y mujeres, personajes que pertenecen a una clase social específica y que están ligados al cine y la literatura. Dicho de otro modo, viendo las películas de Hong bastante poco se puede llegar a saber de la vida social y política en Corea del Sur, algo que un film como Burning devela oblicuamente sin emplear discursos sociológicos que enfaticen ni dirijan la interpretación de lo que allí se representa.

No quiero robar más tiempo a los lectores y las lectoras. Solamente quiero expresar aún mi agradecimiento a todos los participantes. Todos, sin excepción, tomaron este uego con la seriedad que reclama. Algunos me pedían más días, otros links para ver tal o cual película, y no faltó el que me preguntaba si podía votar más de un nombre para el director de la década, como si allí se jugara algo muy propio e innegociable. Ese nivel de compromiso también estuvo presente en algunos habitués de La Internacional. Sean Baker, por ejemplo, me escribió apenado por su dimisión en esta edición. “No había visto lo suficiente”, dijo. Algo similar me respondieron Romina Paula e Isabelle Tollenaere. Otro convocado me advertía: “Estoy filmando en la selva. Te aseguro que lo intentaré”. Las palabras pertenecen a Lav Diaz.

El párrafo precedente conjura bastante la incredulidad circundante y el cinismo corrosivo que avanzan silenciosamente en todos los órdenes de nuestra vida y llegan incluso a teñir las formas en que programadores, críticos, cineastas y espectadores viven su relación con el cine. Esto no difiere mucho del tipo de relación que se establece con el fuera de campo del cine: el mundo. Espero que todas estas películas y todos estos nombres predispongan a los lectores a amar aún más el cine y, por consiguiente, el mundo. Los odiadores y los cínicos son mayoría y han hecho de su goce la estofa de lo público. Renunciar a ese nihilismo de poca monta es para mí el trabajo político por excelencia que un cinéfilo activo puede tomar como camino de vida. He aquí mi confesión, mi deseo, mi compromiso.

Dicho todo, o casi todo, déjenme agradecer a Santiago González Cragnolino por las traducciones de muchos textos originales de los participantes extranjeros. Y asimismo déjenme dedicar esta edición a la memoria de un cineasta insustituible, Luis Ospina, un hombre que amó el cine como pocos y que luchó cara a cara con la muerte haciendo películas hasta el último suspiro. Su ausencia en esta edición es lo de menos; que no esté entre nosotros es lo irreparable; se siente como un agujero en los ojos, un corte malicioso de orejas y un latigazo microscópico en el corazón palpitante.

***

LAS PELÍCULAS MÁS VOTADAS

Vitalina Varela, Pedro Costa, Portugal, 2019

(Competencia oficial Locarno)

54 votos

Once Upon a Time in… Hollywood, Quentin Tarantino, EE.UU., 2019

43 votos

(Competencia oficial Cannes)

기생충/ Gisaengchung) / Parasite, Bong Joon Ho, Corea del sur, 2019

(Competencia oficial Cannes)

41  votos

Ich war zu Hause, aber/ I Was at Home, But, Angela Schanalec, Alemania, 2019

35  votos

(Competencia oficial Berlinale)

The Irishman, Martin Scorsese, EE.UU., 2019

(Festival de Cine de Nueva York)

25 votos

***

ÓPERA PRIMA DEL AÑO

Atlantique/ Atlantics, Mati Diop, Francia-Senegal-Bélgica, 2019

18 votos

Mención honorable:

Las facultades, Eloísa Solaas, Argentina, 2019

16 votos

***

DIRECTOR Y PELÍCULA DE LA DÉCADA

Hong Sang-soo (Corea del sur)

27 votos

Mención honorable:

Pedro Costa (Portugal)

15 votos

Zama, Lucrecia Martel, Argentina-Brasil-España-República Dominicana-Francia-Holanda-México-Suiza-Estados Unidos-Portugal-Líbano, 2017

14 votos

Mención honorable:

Twin Peaks, David Lynch, Estados Unidos, 2017

10 votos

***

LOS VOTOS

Nicole Brenez, investigadora (Sorbonne nouvelle/Fémis), curadora (Cinémathèque française), Francia

Cinco películas del año

Fireflies (Bani Khoshnoudi)

Obatala Film (Sebastian Wiedemann)

Piramide erosionada (Colectivo Los Ingrávidos)

Solitude(s) L’insomnie (Valérie Massadian)

Zones & Passages (Iro Siafliaki)

Ópera prima y película de mi país

The Fever (Maya Da-Rin)

I don’t Know who I am but I know what I love (Tra kegro lafi sasam mle ra kgro lafe beln) (Mathieu Morel)

Cineasta y film de la década

Lech Kowalski

Film Socialism (Jean-Luc Godard), 2010

Carlo U. Chatrian, director artístico (Berlinale), Italia

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Martin Eden (Pietro Marcello)

Zombie Child (Bertrand Bonello)

Heimat is a Space in Time (Thomas Heise)

Uncut Gems (Josh y Ben Sadfie)

Ópera prima y película de mi país

Systemsprenger (Nora Fingscheidt)

Película italiana:

Pinocchio (Matteo Garrone)

Cineasta y film de la década

Boyhood (Linklater)

Jean-Luc Godard

João Pedro Rodrigues, cineasta (Morir como un hombre; El ornitólogo), Portugal

Cinco películas del año

Por orden alfabético:

Amazing Grace (2018) Allan Elliot, Sydney Pollack

Dolor y Gloria (2019) Pedro Almodóvar

Nice Girls Don’t Stay for Breakfast (2018) Bruce Weber

Synonymes (2019) Nadav Lapid

Vitalina Varela (2019) Pedro Costa

Un cortometraje:

Anima (2019) Paul Thomas Anderson

La película más urgente:

Bacurau (Kleber Mendonça Filho and Juliano Dornelles)

Mejor actor:

Brad Pitt en Once Upon a Time… in Hollywood (2019) de Quentin Tarantino y Ad Astra (2019) James Gray.

Dos descubrimientos tardíos:

Les Coeurs verts/ Naked Hearts (1966) Édouard Luntz en DocLisboa

L’Amour à la mer/ Love at Sea (1964) Guy Gilles en Entrevues, Belfort International Film Festival

Ópera prima y película de mi país

Ne croyez surtout pas que je hurle (2019) Frank Beauvais; Jessica Forever (2018) Caroline Poggi, Jonathan Vinel and Serpentário (2019) Carlos Conceição

Película portuguesa:

Vitalina Varela (2019) Pedro Costa

Cineasta y film de la década

David Lynch

Twin Peaks: The Return (2017) David Lynch

Jonathan Rosenbaum, crítico (www.jonathanrosenbaum.com; Cinemascope), Estados Unidos
Cinco películas del año

Orden alfabético:

Conrad Veidt-Mi vida (Mark Rappaport)
Flannery (Elizabeth Coffman y Mark Bosco)

Book of Image (Jean-Luc Godard)

It Must Be Heaven (Elia Suleiman) / Transit (Christian Petzold)
Vitalina Varela (Pedro Costa)

Ahora que Sight and Sound y Film Comment han eliminado o minimizado principalmente las listas individuales de sus encuestas anuales, su relación con la publicidad y el consumismo en contraposición a la crítica nunca ha sido más clara. El objetivo de tales listas es ahora prácticamente el mismo que el de los Oscars: ratificar las opciones del mainstream (por ejemplo, Scorsese, Tarantino, incluso Bong) que ya han sido virtualmente garantizadas por los presupuestos de publicidad y las fantasías de consenso, no por ningún tipo de posiciones críticas. Hablando por mí mismo, todavía me estoy poniendo al día con muchas películas valiosas, incluyendo las que podrían haber entrado fácilmente en algunas de mis listas anteriores si las hubiera visto antes, como An Elephant Sitting Stlll y Dark Waters.

Ópera prima y película de mi país

Queen & Slim (Melina Matsoukas)
Película de mi país: Flannery (Elizabeth Coffman y Mark Bosco)
Cineasta y film de la década

Béla Tarr

Horse Money (Pedro Costa)

Cristina Nord, crítica y directora artística (Forum Berlinale), Alemania

Cinco películas del año

Portrait of a Lady on Fire (Célina Sciamma)

I was at Home, But… (Angela Schanelec)

Atlantics (Mati Diop)

Zombie Child (Bertrand Bonello)

Liberté (Albert Serra)

Ópera prima y película de mi país

Die Kinder der Toten (Kelly Copper, Pavol Liska)

Heimat Is a Space in Time (Thomas Heise)

Jean-Pierre Rehm, director artístico (FidMarseille), Francia

Cinco películas del año

Ich war zu Hause, aber. Angel Schanelec

Nunca subí el Provincia, Ignacio Agüerro

De Quelques Événements sans Signification, Mostafa Derkaoui

Jeanne, Bruno Dumont

Dragged Across Conncrete, S. Craig Zahler

Ópera prima y película de mi país

Príncipe de Paz, Clemente Castor

Película francesa:

Le Bel Été, Pierre Creton

Zombi Child, Bertrand Bonello

Cineasta y film de la década

No puede responder. Ya ha sido una tortura dejar afuera tantas películas en mi lista inicial, por lo que he quedado incapacitado para elegir una película y un cineasta de los últimos 10 años.

Eva Sangiorgi. Directora artística (Viennale), Italia

Cinco películas del año

I was at Home, But… (Angela Schanelec)

Heimat is a Space in Time (Thomas Heise)

Zombie Child (Bertrand Bonello)

Martin Eden (Pietro Marcello)

Bacurau (Kleber Mendonça Filho and Juliano Dornelles)

Ópera prima y película de mi país

Last Dream in Petra Blanca (Lisa Reboulleau)

Martin Eden (Pietro Marcello)

Cineasta y film de la década

Lav Diaz

Stranger of the Lake (Alain Guiraudie) / Toni Erdman (Maren Ade) / Tabu (Miguel Gomes)

Gerwin Tamsma, programador (IFFR), Holanda

Cinco películas del año

Ich war zu Hause, aber / I Was at Home, But (Angela Schanalec)

기생충(Gisaengchung) / Parasite (Bong Joon Ho)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

完美現在時( Wan mei jin xing shi) / Present.perfect (Shengze Zhu)

Heimat ist ein Raum aus Zeit / Heimat is a Space in Time (Thomas Heise)

Una lista poco sorprendente. Supongo que muchos otros participantes deben haber elegido las mismas.

Ópera prima y película de mi país

Película holandesa:

De Libi (Shady El-Hamus)

Una comedia contemporánea.

Cineasta y film de la década

Apichatpong Weerasethakul,

Elijo Trudno byt’ Bogom / Hard to be a God (Aleksei Y. German, 2013)

Me pides por el film de la década. Elijo Trudno byt’ Bogom / Hard to be a God (Aleksei Y. German, 2013), entre muchos otros que han sido grandiosos.

Para empeorarlo todo, me pides que elija a un cineasta representativo de la década. Escojo a Apichatpong, incluso sabiendo que solo ha realizado dos largometrajes en este período (y tiene otro en camino), y que fue en la década precedente más prolífico. Es recurrente que se lo nombre en muchas de los proyectos futuros a rodarse o que esté presente en las películas que recibimos en Rotterdam. Visto desde la posición que tengo, la que no está relacionada con proyectos de cine comercial, el director más influyente de esta década ha sido Apichatpong. Desde luego lo que digo no es ni ciencia, ni una estadística confiable, en tanto que cineastas como Lucrecia Martel, Carlos Reygadas, Hong Sangsoo suelen ser referentes de muchos candidatos o influencias explícitas de los nuevos directores. Pero, elijo a Joe, al que valoro más allá de esas circunstancias externas.

Violeta Bava, programadora (Visions du Réel; Festival International de cinéma Nyon, IFFAM), Argentina.

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Parasite (Bong Joon-ho)

I Was at Home, But (Angela Shanelec)

Martin Eden (Pietro Marcello)

Sinónimos (Nadav Lapid)

Ópera prima y película de mi país

Atlantics (Matie Diop)

Cineasta y film de la década

Lucrecia Martel

Zama (Lurcrecia Martel)

Adrian Martin, crítico (Cuadernos del Caimán; Sight & Sound; Film Critic), Austrialia
Cinco películas del año

Ralf’s Colours (Lukas Marxt)

The Souvenir (Joanna Hogg)

The Mule (Clint Eastwood)

Parasite (Bong Joon-ho)

Paul Sanchez is Back! (Patricia Mazuy)

En 2019, las películas se obsesionaron con el envejecimiento (The Mule, The Irishman), con el espacio exterior (High Life, Ad Astra), y con la fantasía de reescribir la historia (Once Upon a Time … in Hollywood). Como si enfrentaran los límites absolutos (como la muerte), esperando a veces superarlos mágicamente (en un agujero negro, a través del envejecimiento digital, o salvando a Sharon Tate de ser asesinada). Algunas películas tenían un enfoque más cotidiano: Hogg mira tanto la dulzura como el engaño ilusorio del amor de los jóvenes adultos en The Souvenir, y su delicado asomo a las estructuras de clase y las desigualdades sirvió como entrada al plato principal de la feroz Parasite de Bong, donde las ironías bellamente trabajadas de la narrativa se hacen más incisivas. Entre esos extremos de muerte y vida, un objeto fílmico completamente no identificado, cósmico y materialista a la vez: Ralf’s Colours. Y luego está el salto de género, el cambio de tono, la energía y la sorpresa de Paul Sanchez is Back!, que señala no sólo el regreso de su atribulado protagonista, sino también de la propia Patricia Mazuy como una voz única en el cine. Para una lista más completa y una discusión de mis experiencias en la pantalla del año, consigue una copia impresa de la revista coreana FILO a principios de 2020, y mantén un ojo en la red para mi post en Film Alert 101 (http://filmalert101.blogspot.com/).

Ópera prima y película de mi país

Mejor Debut:

Aga’s House (Lendita Zeqiraj)

Mejor película australiana:

Martha: A Picture Story (Selina Miles)

Cineasta y film de la década

Marco Bellocchio

Holy Motors (Leos Carax)

Dora García, cineasta (The Joycean Society; Segunda vez), España

Cinco películas del año

Fire will come / O que arde (Oliver Laxe)

One Upon A Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Us (Jordan Peele)

Parasite (Bong Joon-ho)

Amazing Grace (Sydney Pollack, Alan Elliott)

Ópera prima y película de mi país

Adam (Maryam Touzani)

Película española

Fire will come / O que arde (Oliver Laxe)

Cineasta y film de la década

Céline Sciamma y Claire Denis

Melancholia (Lars Von Trier) / The Tale of the Princess Kaguya, (Takahata Isao)

Muchas dudas. Pero estoy entre Céline Sciamma y Claire Dennis. Aunque ninguna de sus películas de esta década es tan absolutamente redonda como las mencionadas como “mejor película”, creo que capturan mejor que Von Trier o Takahata (el pobre ya no hará más películas), el “Zeitgeist” de la época en su trabajo en general.

Denis Côté, cineasta (Wilcox; Ghost Town Anthology), Canadá

 Cinco películas del año

Jeanne (B. Dumont)

Parasite (J-H. Bong)

The Souvenir (J. Hogg)

I was home, but…(A. Schanelec)

Bacurau (K.M. Filho, J. Dornelles)

Ópera prima y película de mi país

Bait (M. Jenkin)

Cineasta y film de la década

The cinema of Hong Sang-soo

Bill Morrison, cineasta (Dawson City: Frozen Time), Estados Unidos

Cinco películas del año

Apollo 11(Todd Douglas Miller)

Barbara Rubin and the Exploding NY Underground (Chuck Smith)

Burning (Lee Chang-dong)

Pain and Glory (Pedro Almódovar)

Shoplifters (Hirokazu Kore-eda)

Ópera prima y película de mi país

Last Black Man in SF (Joe Talbot)

Apollo 11 (Todd Douglas Miller)

Cineasta y film de la década

Paul Thomas Anderson – The Master, Inherent Vice, Phantom Thread.

Forbidden Room (Guy Maddin)

Ela Bittencourt, crítica (Film Comment), Polonia-Brasil

Cinco películas del año

Honeyland ( Ljubo Stefanov, Tamara Kotevska)

What Is Democracy? (Astra Taylor)

Parasite (Bong Joon Ho)

Transit (Christian Petzold)

The Last Black Man in San Francisco (Joe Talbot)

Ópera prima y película de mi país

Saint Maud (Rose Glass)

Película brasileña:

Bacurau (Kleber Mendonça Filho and Juliano Dornelles)

Cineasta y film de la década

Joanna Hogg

Dawson City: Frozen Time, Bill Morrison

Radu Jude, cineasta (Uppercase Print), Rumania

Cinco películas del año

Heimat is a Space in Time (Thomas Heise)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

State Funeral (Sergey Loznitsa)

Jeanne (Bruno Dumont)

Parsi (Eduardo Williams)

Ópera prima y película de mi país

He visto pocas primeras películas, de tal forma que no puedo elegir ninguna.

Cine rumano: respecto del cine nacional, pienso que es un buen signo que dos de los estrenos, Touch me Not (Adina Pintilie) y Monsters (Marius Olteanu) giren en torno a cuestiones ligadas al universo de la cultura LGTB, especialmente después de un año en el que tuvimos el vergonzoso referéndum nacional para limitar los derechos eventuales de la comunidad LGTB, un referéndum que contó con el bochornoso consentimiento de muchos intelectuales, artistas, directores de teatro y cineastas. Sin embargo, lo más importante en el mundo del cine vernáculo está circunscripto a dos piezas de Internet: la primera es un reportaje titulado (y realizado por un colectivo de periodismo llamado Grabando) en el que se devela la corrupción en el país y demuestra los lazos de esta con la Iglesia Ortodoxa Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=PXOf_mJRFSg

La otra pieza es un film amateur en el que se puede observar, en apenas 15 segundos, el racismo contra los gitanos, en el que se ve cómo el conductor de un colectivo le pega a una muje gitana y su niño, a quienes se le negó subir al transporte solamente por ser gitanos. No hace falta aclarar, que nadie les ayudó: Femeie cu copil in brate batuta de un sofer in autogara Zalau

Cineasta y film de la década

Jean-Luc Godard

Homeland: Iraq Year Zero (Abbas Fahdel)

Dana Linssen, crítica (IFFR, Critic’s Choice)

Cinco películas del año

La película más hermosa y también la más conmovedora fue:

Portrait de la jeune fills en feu (Sciamma)

Ópera prima y película de mi país

El mejor debut cinematográfico fue Atlantique (Matings Diop).

Este también fue conmovedor.

Take Me Somewhere Nice bu (Ena Sendijarevic)

Cineasta y film de la década

Y ahora todo se complica más y más:

Apichatpong Weerasethakul

Holy Motors (Carax)

Luciano Monteagudo, crítico (Página 12) y delegado de programación (Berlinale), Argentina

  1. Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Heimat is a Space in Time (Thomas Heise)

I Was at Home, But (Angela Schanelec)

Parasite (Bong Joon-ho)

Synonymes (Nadav Lapid)

Ópera prima y película de mi país

A Russian Youth (Alexander Zolotukhin)

The Debt (Gustavo Fontán)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Zama (Lucrecia Martel)

Mehrnaz Saeed-Vafa, cineasta y profesora (Jerry y yo; Columbia College Chicago), Irán.

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

An Elephant Sitting Still (Da xiang xi di er zuo (Hu Bo)

It Must Be Heaven (Elia Suleiman)

Dark Waters (Todd Haynes)

Image Book / Le Livre d’Image (J.L. Godard)

Ópera prima y película de mi país

An Elephant Sitting Still (Da xiang xi di er zuo (Hu Bo)

Película iraní: JUST 6.5 / Metri Sheesh-o Nim (Saeed Roustaee)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

Dane Komljen, cineasta (All the Cities From the North), Bosnia-Alemania

Cinco películas del año

Parasite (Bong Joon Ho)

I Was at Home, But (Angela Schanelec)

Present.Perfect (Shengze Zhu)

Parsi (Teddy Williams and Mariano Blatt)

Liberté (Albert Serra)

Ópera prima y película de mi país

Heimat Is a Space in Time (Thomas Heise)

Cineasta y film de la década

Angela Schanelec

The Assassin (Hou Hsiao-hsien)

Lucía Salas, crítica, cineasta, programadora (LA Vida Útil), Argentina

Cinco películas del año

MS Slavic 7 (Sofía Bohdanowicz y Deragh Campbell)

Las facultades (Eloisa Solaas)

Longa Noite (Eloy Enciso)

Felix in Wonderland (Marie Losier)

Leyenda Dorada (Chema García Ibarra e Ion de Sosa)

Ópera prima y película de mi país

A Place for Tomorrow (Behrouz Rae)

Película nacional

Argentina: Lluvia de Jaulas (César Gonzalez)

USA: The Mule (Clint Eastwood)

España: Garcia/Garcia (Luis López Carrasco y Raúl Liarte)

Cineasta y film de la década

Director de la década: sólo un tercio de las películas que vi este año fueron estrenadas entre 2018 y 2019. Si pudiera hacer un recuento de toda la década la proporción caería: estoy segura de que sólo un sexto o un séptimo de las películas que vi esta década fueron estrenadas durante esos años. Sin embargo, no creo que las otras décadas no pertenezcan a esta. Por eso el director de mi década es Paul Vecchiali, que a demás de tener grandes películas en los últimos años es una parte fundamental de mi relación con dos décadas centrales del cine, los 30 y los 70. En su demente libro L’Encinéclopédie. Cinéastes «français» des années 1930 et leur œuvre Vecchiali tiene un doble sistema de signos: uno para la recepción que tuvo la película al momento de su estreno entre el público y otra que corresponde a su propia valoración. Esta forma de consciencia histórica es esencial. Su trabajo en los 70 como cineasta y como productor de la aventura colectiva Diagonale también transformó mi cinefila durante esta época, que es gran parte de mi formación política. Como decía Daney sobre Gremillon, los seres humanos son seres de deseo, atrapados en la lucha de clases. Así es la obra de Paul Vecchiali en conjunto. Me queda esperar que los nuevos 20 sean un espejo de los 70, que fueron un espejo de los 30. Confío en que la clave está en las aventuras colectivas: presentes, pasadas y futuras.

Sip’ohi, el lugar del manduré (Sebastián Lingiardi, 2011)

Qui Sheng, cineast (Suburban Birds), China

Cinco películas del año

Hotel by the River (Hong Sang-soo)

Gemini Man (Ang Lee)

I Was at Home, But (Angela Schanelec)

Ad Astra (James Gray)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Ópera prima y película de mi país

Daniel (Marine Atlan)

Película china:

Hu Xi (Zhu Jimin) y Breathless Animals (Lei Lei)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Neon Demon (Nicolas Winding Refn)

Maia Debowicz, crítica de cine (Suplemento SOY, de Página 12, Infobae, Revista La Agenda), Argentina

Cinco películas del año

Parasite (Bong Joon Ho)

Pain and Glory (Pedro Almodóvar)

Monos (Alejandro Landes)

Murder Me, Monster (Alejandro Fadel)

The Whistlers (Corneliu Porumboiu)

Ópera prima y película de mi país

Flora’s life is no picnic (Iair Said)

Cineasta y film de la década

Nicole Holofcener

Zama (Lucrecia Martel)

Alberto Ramos. Crítico y programador (Festival de La Habana) Cuba

Cinco películas del año

I Was at Home, But, by Angela Schanelec

Belonging, by Burak Çevik

Mother, I am suffocating. This is my last film about you, by Lemohang Jeremiah Mosese

Living and Knowing You are Alive, by Alain Cavalier

State Funeral, by Sergei Loznitsa

Ópera prima y película de mi país

The Dove and the Wolf, by Carlos Lenin

The Winter Campaigns, by Rafael Ramírez

Cineasta y film de la década

Filme de la década: Lost and Beautiful, by Pietro Marcello

Director de la década: Ben Rivers

Alexandra Cuesta, cineasta (Territorio), Ecuador

Cinco películas del año

Two Moons, James Benning

Atlantics, Mati Diop

Vitalina Valera, Pedro Costa,

Seven Years in May, Affonso Uchoa

Vever (For Barbara), Deborah Stratman

Ópera prima y película de mi país

Atlantics, Mati Diop

Película Nacional, Ecuador:

La Bala de Sandoval (Jean-Jaques Martinod)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

Cavalo Dinhiero / Horse Money

Robert Koehler, crítico (Cinemascope; Cineaste), Estados Unidos

Cinco películas del año

Liberté (Serra)

Vitalina Varela (Costa)

Parasite (Bong Joon-ho)

I Was at Home, But (Angela Schanelec)

Jeanne (Bruno Dumont)

Un encuentro notable ocurre en I Was at Home, But… de Angela Schanelec, que aborda uno de los temas clave que enfrenta el cine de hoy. Maren Eggert, interpretando el papel de Astrid, una madre agobiada cuyo hijo ha desaparecido recientemente y ha vuelto a casa, protagoniza una escena en las calles de Berlín con el cineasta Dane Komljen, que interpreta a otro cineasta llamado Jorge, que está en Berlín para una residencia de artistas. Astrid ha visto la nueva película de Jorge y le disgusta mucho. En serio. Con furia. El espectador puede leer la rabia de Astrid como mal enfocada: su reciente trauma familiar la persigue, y sus encuentros con otros (incluyendo sus hijos) están envenenados por su confusión interior. La escena en sí es una de las pocas escenas de diálogo vigorosas de la película -Schanelec tiende a ser una escritora/directora de silencios y de pausas entre la acción narrativa. Astrid tiene una posición estética firmemente desarrollada sobre artificio y realidad, y aquí se descarga en el Jorge de Komljen, que la mira con una combinación de asombro e inmenso dolor. (Es una muestra fantástica de actuación de una sola escena, y una de las mejores de un cineasta activo que recuerde). Cómo se atreve, dice Astrid a Jorge, combinar actores con gente que está muriendo realmente. La mezcla escenificada de lo teatral y lo real le parece una mentira, y el espectador puede entender su argumento. Así como también la cara de dolor de Jorge, que transmite el trabajo de un artista genuinamente serio que tiene su propio sistema estético donde, sí, se puede crear una danza entre actores y no actores, y hacer algo grandioso. Sea esta inolvidable escena algo que Schanelec sacó de su vida o no -es fácil imaginar que ha estado en el extremo receptor de miembros del público enojados, que no están dispuestos a rendirse a su cine altamente sofisticado, que también crea combinaciones de ficción y realidad-, ofrece de la manera más clara posible la noción central de que el cine es una zona de guerra, de batallas entre lo real y lo irreal; de que este conflicto es de hecho fundamental para la disciplina artística. Es una guerra que no puede ser ganada por ninguno de los dos bandos: la tensión es esencial para la naturaleza del cine. Estas cinco películas lo confirman.

Ópera prima y película de mi país

Atlantics (Diop)

Mejor película estadounidense:

The Irishman (Scorsese)

Cineasta y film de la década

Lav Diaz

Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives  (Apitchapong Weerasethakul)

Hama Haruka, programadora (Yamagata Film Festival), Japón

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Nunca subí el Provincia (Ignacio Agüero)

Vever (for Barbara) (Deborah Stratman)

I Diari di Angela – Noi Due Cineasti (Yervant Gianikian & Angela Ricci Lucchi)

Self-Portrait: Window in 47 KM (Zhang Mengqi)

Ópera prima y película de mi país

Yukiko (Noh Young-Sun)

Película japonesa

Memento Stella (Makino Takashi)

Cineasta y film de la década

Agnès Varda

Affonso Uchôa, cineasta (Arabia), Brasil

Cinco películas del año

Vitalina Varela, Pedro Costa

Liberté, Albert Serra

Pirotecnia, Federico Atehortua Arteaga

Parsi, Eduardo Williams

Dolor y Gloria, Pedro Almodóvar

Cinco más

Parasite, Bong Jong Hoo

Heimat is a Space in Time, Thomas Heisse

O que arde, Oliver Laxe

State Funeral, Sergei Losnitza

Compañía, Miguel Hilari

Otras cinco de otros años:

O som da terra a tremer, Rita Azevedo Gomes

Ana, Antônio Reis e Margarida Cordeiro

Mudar de Vida, Paulo Rocha

The Unspeakable Act, Dan Salitt

Tarumã, Aloysio Raulino

Ópera prima y película de mi país

Pirotecnia, Federico Atehortua Arteaga

Film Nacional (Brasil): Seus ossos e seus olhos, Caetano Gotardo

Cineasta y film de la década

Hong Sang Soo

Vitalina Varela, Pedro Costa

Jérôme Baron, director artístico (Festival des 3 Continents), Francia

Cinco películas del año

Parasite (Bong Joon-ho)

Synonyms (Nadav Lapid)

Les Misérables (Ladj Ly)

N°7 Cherry Lane (Yonfan)

Monrovia Indiana (Frederick Wiseman)

Ópera prima y película de mi país

Les Misérables (Ladj Ly)

Cineasta y film de la década

Puede parecer anacrónico, y un poco snob; tal vez eso y quizás más. Si alguien ha reiteradamente realizado un trabajo singular y valioso en esta década, ese es Godard. En mi perspectiva, él una vez más ha puesto la máquina del cine a la velocidad del tiempo.

Eloísa Solaas, cineasta (Las facultades), Argentina

Son muchas las películas 2019 que aún no llegué a ver y seguro son buenísimas:  La Gomera, Martin Eden, Por el dinero, Las poetas visitan a Juan Binozzi, Hombres de piel dura, Antenas, ParasiteAtlantiqueHigh Life, entre otras .Pero de las que vi, estas son las que me quedaron más tiempo conmigo:

Cinco películas del año

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

State Funeral (Sergey Loznitsa)

Those That, At a Distance, Resemble Another (Jessica Sarah Rinland)

Dolor y gloria (Pedro Almodóvar)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Ópera prima y película de mi país

Las buenas intenciones (Ana García Blaya)

Gran Orquesta (Peri Azar)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Twin Peaks (Lynch)

Eduardo A. Russo. Crítico, investigador y docente, Argentina (Universidad Nacional de La Plata-Universidad de Buenos Aires, ENERC), Argentina

Cinco películas del año

Parasite (Bong Joon Ho)

Fordlandia Malaise (Susana de Sousa Dias)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Anima (P. T. Anderson)

The Irishman (Martin Scorsese)

Ópera prima y película de mi país

All Good/Alles Ist Gut (Eva Trobisch)

Película argentina: The Debt/La deuda (Gustavo Fontán)

Cineasta y film de la década

Wang Bing

Twin Peaks: The Return (David Lynch)

Cecilia Barrionuevo, directora artística (Festival Internacional de Cine de Mar del Plata), Argentina.

Cinco películas del año

Vitalina Varela – Pedro Costa

I Was at Home But… Angela Schanelec

Liberté – Albert Serra

Parasite – Bong Joon-ho

First Cow – Kelly Reichardt

Ópera prima y película de mi país

Atlantique – Mati Diop

Lluvia de Jaulas – César González

Cineasta y film de la década

Kleber Mendoça Filho / Adirley Queirós

Adieu au langage (Jean-Luc Godard)

Bernd Schoch, cineasta (Olanda), Alemania

Cinco películas del año

Ne croyez surtout pas que je hurle/ Just Don’t Think I’ll Scream – Frank Beauvais

Un delirio cinematográfio. A veces doloroso, en otras ocasiones humorístico y una brillante materialización del fluir de la conciecnia en relación a la presencia neoliberal y la correlación que puede existir entre una crisis personal y la crisis política.

Zustand und Gelände/ Status and Terrain (Ute Adamczewski)

Mientras el tiempo presente visual trabaja sobre una línea horizontal, la voz en el film cambia el registro hacia lo vertical, invocando así el pasado de Alemania en los inicios de los campos de concentración, al comienzo de la década del 30 y vinculando aquel pasado a nuestro presente. Es impresionante la manera en la que el film socializa y da a conocer archivos a todo tipo de espectador.

Atlantique / Atlantics (Mati Diop)

Los fantasmas pertenecen al cine. Y aquí existen en las elipsis de este relato moderno y político que remite a toda una tradición.

Angelo – Markus Schleinzer (2018)

Un film cuya naturaleza se define por su mordacidad y aguedeza; una crítica sobre la posibilidad de historizar el pasado empleando encuadres precisos y cambios inesperado en la temporalidad.

Full Committee Hearing: Michael Cohen, 27.02.2019 – Oversight Committee

Una renovación del género jurídico. No se puede conseguir intérpretes como los que se observan en esta transmisión; ni siquiera Scorsese con su elenco de consagrados hubiera podido representar a todos estos hombres cuyos cerebros parecen circunscripos al complejo R del órgano pensante.

Ópera prima y película de mi país

Ne croyez surtout pas que je hurle

Just Don’t Think I’ll Scream – Frank Beauvais (2019)

Película nacional: Zustand und Gelände/ Status and Terrain (Ute Adamczewski)

Cineasta y film de la década

Albert Serra, Wang Bing, Pedro Costa

Sieniawka (Marcin Malaszczak)

Aun cuando vi este film un tiempo atrás, aún permanece fijo en mi cabeza como ningún otro. Lo elijo por su voluntad dramática y su profunda humanidad.

Material (Thomas Heise)

Un brillante film de montaje sobre el tiempo antes y después de la caída del Muro de Berlín. Es paradójico: existe aquí entendimiento preciso sobre una utopía pasada en un período real y existente.

Agnès Wildenstein, programadora (Sheffield Doc Fest), Francia-Portugal

Cinco películas del año

Por orden alfabético en inglés.

Bacurau (Juliano Dornelles, Kleber Mendonça Filho)

Endless Night / Longa Noite (Eloy Enciso)

Just Don’t Think I’ll Scream / Ne croyez surtout pas que je hurle (Frank Beauvais)

Technoboss (Joao Nicolau)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Ópera prima y película de mi país

Just Don’t Think I’ll Scream / Ne croyez surtout pas que je hurle (Frank Beauvais)

Aquí el film más relevante del país en el que nací : soy francesa, pero vivo en Lisboa y trabajo en Inglaterra.

Journey Through a Body (Camille Degeye)

Cineasta y film de la década

Jean-Luc Godard

No hay duda que él sigue siendo el mejor, el más significativo y también el más joven de todos.

It All Started at the End / Todo comenzó por el fin (Luis Ospina)

No me importa, si el film de Ospina es el mejor film de la década, pero aprovecho esta ocasión para brindar un homenaje al director colombiano.

Ariel Schweitzer, crítico (Les cahiers du cinéma) y programador, Francia

Cinco películas del año

Synonyms – Nadav Lapid (Israel)

Ray and Liz- Richard Billingham (England)

Parasites – Joon-Ho Bong (South Corea)

Bacurau – Kleber Mendonça Filho and Juliano Dornelles (Brazil)

The August Virgin – Jonas Trueba (Spain)

Ópera prima y película de mi país

Ray and Liz – Richard Billingham (England)

Atlantique – Mati Diop

Cineasta y film de la década

Nadav Lapid (Israel)

Melancholia – Lars Von Trier

El fenómeno más importante de la última década fue sin duda la migración de muchos directores interesantes de cine al universo de las series. Dos de los mejores trabajos de la década se hicieron en la televisión: Twin Peaks, de David Lynch y P’tit Qoinqoin de Bruno Dumont (ambos tuvieron su estreno mundial en el Festival de Cannes). Pero debido a que yo tengo problemas con habituarme a los tiempos de la televisión, persisto en tener fe en los formatos tradicionales y en la propia temporalidad del cine, y es por eso que mis preferencias expresan esta inclinación personal. Otro fenómeno importante es la globalización, lo que determina cada vez más las prácticas cinematográficas de nuestra contemporaneidad. Mati Diop es una directora francesa, pero su película Atlantique se premió en Cannes como si fuera una representante de Senegal (y representará a ese país africano en los próximos premios Óscar) El director israelí Nadav Lapid dirigió la película más importante del año en Francia (incluso el personaje principal es israelí), pero se trató de una coproducción francesa-israelí. En este 2019, sin duda, se confirma una tendencia vigorosa de esta década por transgredir las fronteras tradicionales que remiten a una mentalidad precedente.

André Novais Oliveira, cineasta (Temporada), Brasil

El cine brasileño ha tenido un año muy interesante con gran repercusión internacional, precisamente en uno de sus momentos más críticos y difíciles en el sector debido a problemas políticos deplorables. Varias otras películas brasileñas harían una lista un poco más larga. También destaco dos ejemplos distintos de producciones que han tenido un gran impacto en mí: la sorprendente segunda temporada de Atlanta (Netflix) y la película estadounidense Fourteen, de Dan Sallitt, que trata temas como la depresión, los trastornos mentales y la continuidad de la vida de una manera única. Termino el texto hablando del cortometraje Guaxuma, de Nara Normande, que para mí es uno de los mejores cortometrajes animados que he visto.

Cinco películas del año

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Parasite (Bong Joon-ho)

Amazing Grace (Alan Elliott)

Atlantique (Mati Diop)

Jocker (Todd Philips)

Ópera prima y película de mi país

Noite Amarela (Ramon Porto Mota)

Película brasileña: Bacurau (Kleber Mendonça Filho e Juliano Dornelles)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Get Out, Jordan Peele

Anja Medved, cineasta (Town in the Meadow), Eslovenia

Cinco películas del año

Selfie (Agostino Ferrante)

Orsolan (Matjaž Ivanišin)

Stories From The Chestnut Woods (Gregor Božič)

Tommaso (Abel Ferrara)

I Act, I am (Miroslav Mandić)

Ópera prima y película de mi país

Stories From The Chestnut Woods (Gregor Božič)

Cineasta y film de la década

Matjaž Ivanišin

Karpopotnik (Matjaž Ivanišin)

Santiago González Cragnolino, crítico (Con los ojos abiertos), Argentina

El blockbuster no es una invención de estos tiempos (se remonta a los orígenes de la industria cinematográfica), pero nunca se llevó tan lejos su lógica. Esta década es la del megablockbuster y se intuye cada vez más posible el cumplimiento de un augurio cuasi apocalíptico que venimos escuchando desde hace un tiempo: en el futuro las películas serán cada vez más grandes (los super eventos del cine industrial) y más pequeñas (el trabajo de un grupo de aventureros o un individuo, que gracias al avance de la tecnología puede hacer lo que por décadas fue una empresa colectiva).

Elegí películas enviadas desde el universo alternativo donde finalmente Disney ha comprado todos los estudios cinematográficos del planeta y solo estrena 10 películas por año, valuadas en 1 trillón de dólares cada una. La resistencia a la malvada corporación ha podido manufacturar a escondidas películas que entienden a la perfección sus materiales, que no hacen de la falta de recursos una excusa para la pobreza de ambiciones, sino un combustible para la creatividad. Son originales y libres; conceptuales sin ser esquemáticas, rigurosas sin ser asfixiantes y precisas sin ser reduccionistas en sus ideas. Dos películas lúdicas y una conmovedora hasta las lágrimas (increíblemente pequeña y gigante al mismo tiempo).

Cinco películas del año

The World is Full of Secrets (Graham Swon)

Felix in Wonderland (Marie Losier)

Être vivant et le savoir (Alain Cavalier)

Mención especial: Sapphire Crystal (Virgil Vernier)

Completan el top 5, dos films de media escala (¡aún sobrevive!), estimulantes e inconformistas:

Suburban Birds (Sheng Qiu)

Synonyms (Nadav Lapid)

Ópera prima y película de mi país

Las facultades (Eloísa Solaas)

Caperucita Roja (Tatiana Mazú González)

Fragmentos desde el exilio (Pablo Martín Weber)

Película argentina: Buenos Aires al Pacífico (Mariano Donoso)

Las facultades ha recibido su justo reconocimiento y me alegro mucho por eso.

Caperucita roja no ha tenido la misma suerte todavía. Recién se ha estrenado en Transcinema (gran festival) hace unas semanas. Espero que pueda verse en Argentina, es una de las mejores óperas primas nacionales en mucho tiempo. Fragmentos desde el exilio es un cortometraje de la gran promesa del cine y la crítica cordobesa. Ellxs son el futuro.

Incluyo Buenos Aires… si el criterio es el estreno fuera de festivales. Llegué tarde y la vi recién este año, pero la incluyo porque es tal vez la mejor película argentina de la década (o está en la  discusión).

Cineasta y film de la década

Le doy una mano a Roger con las traducciones de los invitados internacionales de esta encuesta y veo mucho la misma advertencia. Es absurdo elegir una película/cineasta de la década. Por su puesto que lo es, ¡es un juego! No hay que tomarlo tan en serio. Al mismo tiempo, lo digo más en serio que nunca, el cineasta de la década es Johnnie To. ¿Quién hizo tantas películas a semejante nivel en estos diez años? No creo que me tenga que compadecer del Sr. To, que parece haber sido bastante bien compensado por su enorme talento. Pero, en cuanto a los grandes festivales es una locura que este director no sea una fija y sea sólo a veces recordado o puesto en alguna sección de segunda plana. Su película de la década, su obra maestra entre obras maestras, Romancing in Thin Air.

Las películas de la década también son Goodbye to Language (Godard) y 24 Frames (Kiarostami). Quienes respondan sus preguntas tendrán la llave al verdadero cine del futuro.

Muchas gracias por la invitación y felicidades.

Chiara Marañon, directora de Programación (MUBI). España-Reino Unido

Cinco películas del año

My First Film (Zia Anger)

I Was Home, But… (Angela Schanelec)Heimat is a Space in Time (Thomas Heise)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Un Film Dramatique (Eric Baudelaire)

Ópera prima y película de mi país

Mejor ópera prima:

A Russian Youth (Alexander Zolotukhin)

Mejor película española:

Longa Noite (Eloy Enciso)

+ me gustaría mencionar Piedra y Cielo (Víctor Erice), que, aunque no sea una película, sí lo es.

Mejor película UK (país donde resido):

The Souvenir (Joanna Hogg)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Tengo que elegir dos – dos películas que en su intersección me contienen, la madre y el padre:

No Home Movie (Chantal Akerman) y The Second Game (Corneliu Porumboiu)

David Walsh, crítico (WSWS), Estados Unidos

Aquí tienes algunas películas. Muchas, o no tantas. No obedecí las reglas. Te pido disculpas (pero no pude).

Los artistas tuvieron que confrontar con muchas dificultades en la década que termina. Al final de este período, se empezó a sentir un corrimiento de las grandes poblaciones hacia a la izquierda. Hay grandes distancias que recorrer, pero hay razones para ser optimista.

Cinco películas del año

Parasite (Bong Joon Ho)

Paris Stalingrad (Hind Meddeb)

Dark Waters (Todd Haynes)

Les Misérables (Ladj Ly)

Atlantics (Mati Diop)

Menciones honorable:

Ash Is Purest White (Jia Zhang-ke)

The Laundromat (Steven Soderbergh)

Official Secrets (Gavin Hood)

Velvet Buzzsaw (Dan Gilroy)

The Public (Emilio Estevez)

The Man Who Killed Don Quixote (Terry Gilliam)

The Current War (Alfonso Gomez-Rejon)

Motherless Brooklyn (Edward Norton)

Dogman (Matteo Garrone)

Transit (Christian Petzold)

Rosie (Paddy Breathnach)

Working Woman (Michal Aviad)

Ópera prima y película de mi país

Les Misérables (Ladj Ly)

Película estadounidense: Dark Waters (Todd Haynes)

Cineasta y film de la década

No puedo señalar una película y un director de esta última década. Puedo, sí, señalar un cuerpo de obra.

Mike Leigh, Another Year, Mr. Turner, Peterloo

Roman Polanski, The Ghost Writer, Venus in Furs, J’accuse

Raoul Peck, The Young Karl Marx, Moloch Tropical, Murder in Pacot

Danis Tanović, Cirkus Columbia, An Episode in the Life of an Iron Picker, Tigers

Dan Gilroy, Nightcrawler, Roman J. Israel, Esq., Velvet Buzzsaw

Jia Zhang-ke, A Touch of Sin, Ash is Purest White

Todd Haynes, Mildred Pierce (television), Dark Waters

Christian Petzold, Phoenix, Transit

Wes Anderson, The Grand Budapest Hotel, Isle of Dogs

Y estos films individuales

Court–Chaitanya Tamhane

Omar–Hany Abu-Assad

Sami Blood–Amanda Kernell

Iraqi Odyssey–Samir

The Colony–Florian Gallenberger

Free State of Jones–Gary Ross

Loving–Jeff Nichols

The ChosenAntonio Chavarrías

The Florida Project–Sean Baker

CapernaumNadine Labaki

Even the Rain–Icíar Bollaín

Gürcan Keltek, cineasta (Meteors), Turquía

Cinco películas del año

Liberté – Albert Serra

Transnistria – Anna Eborn

Vitalina Varela – Pedro Costa

State Funeral – Sergei Loznitsa

I Was Home, But… – Angela Schanelec

Ópera prima y película de mi país

Just Don’t Think I’ll Scream – Frank Beauvais

Película turca:

Aether – Rûken Tekeş

Cineasta y film de la década

Bruno Dumont

Le Quattro Volte – Michelangelo Frammartino

María Fernanda Mugica, crítica (Diario La Nación – Otros Cines), Argentina

Armar listas de lo mejor del año es divertido y trágico para los cinéfilos intensos. Es un juego y una responsabilidad. La amable invitación de Roger Koza a participar de La internacional cinéfila se presentó como una oportunidad para hacer una lista diferente al top 10 que hice para La Nación, limitado a los estrenos comerciales en la Argentina durante el año. Interpretando con cierta libertad las reglas de la convocatoria que sugiere elegir las cinco películas más significativas de 2019, los films seleccionados fueron los que más me sorprendieron este año y, en la crisis de fe que suele aparecer frente a los estrenos comerciales, confirmaron que siguen existiendo directores con miradas únicas, que reinventan el cine en cada una de sus películas.

Estos títulos son de esos que se quedan en la mente y en la piel. Meses después de verlas por primera vez, el pensamiento sobre ellos no se agota, mientras que prevalece la memoria de las sensaciones físicas y emocionales que provocaron. El nerviosismo durante cada minuto de Uncut Gems; el impacto de entrar en la frontera entre dos películas distintas en medio de Waves; la belleza clásica de Martin Eden, un film que ni sabía que había logrado seducirme pero en el que no puedo dejar de pensar. El asombro frente a la libertad creativa de Bong Joon-ho y Robert Eggers, dos representantes de una corriente de rebeldía cinematográfica en la que también se inscribe Muere monstruo muere, heredera de influencias que pueden señalarse con facilidad pero que son insuficientes para explicar cómo confluyeron en esa película fascinante.

Booksmart es de las elegidas la que probablemente mejor sobreviva al paso del tiempo. Olivia Wilde debuta como directora deconstruyendo un género tan querido y menospreciado como la comedia adolescente, actualizándolo con humor y sensibilidad, probando así su potencia.

Cinco películas del año

Uncut Gems (Benny y Josh Safdie)

Parasite (Bong Joon-ho)

The Lighthouse (Robert Eggers)

Waves (Trey Edward Schults)

Martin Eden (Pietro Marcello)

Ópera prima y película de mi país

Booksmart (Olivia Wilde)

Muere, monstruo, muere (Alejandro Fadel)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo, dueño del mayor promedio de películas maravillosas de estos últimos diez años.

Film de la década

The Social Network (David Fincher), el que mejor representó lo que aún no podíamos ver.

Raúl Camargo, profesor de historia del cine y director (FICValdivia), Chile

Querido Roger, te escribo desde la paradoja de comprobar que este fue un gran año para la cinefília pero que a su vez coincidió con la partida de mi máximo referente (Jonas Mekas) y el despertar de mi país, el cual lucha hoy en las calles por un Chile más justo mientras el Estado viola sistemáticamente nuestros derechos humanos.

Son tiempos difíciles pero también de esperanza, por lo mismo mi ranking lo encabeza la película de la cual emanan estas significativas líneas:

“Estamos rodeados por una pila de gente muerta,

y esa pila sólo está creciendo, desde antes de que naciéramos.

Y ya está tan alta que tapó el cielo.

Es por eso que todo está tan oscuro.

Pero no hay noche que dure para siempre.

Tenemos que seguir adelante.

Por nosotros y por ellos también”.

Cinco películas del año

Seven Years in May (Affonso Uchoa)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Martin Eden (Pietro Marcello)

I Was at Home, but (Angela Schanelec)

Death Will Come and Shall Have Your Eyes (José Luis Torres Leiva)

Ópera prima y película de mi país

Atlantics (Mati Diop)

Film Nacional: I Never Climbed the Provincia (Ignacio Agüero)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Zama (Lucrecia Martel)

Para finalizar, mis momentos cinéfilos favoritos del año: las retrospectivas en fílmico de Adolfas Mekas en FICValdivia y de John M.Stahl en Mar del Plata.

Gareth Evans, crítico y programador (Whitechapel Gallery, London). Reino Unido

Cinco películas del año

The Doll’s Breath (Brothers Quay)

The Deathless Woman (Roz Mortimer)

Rolling Thunder Revue (Martin Scorsese)

What Is Democracy? (Astra Taylor)

Cold Case Hammarskjold (Mads Brugger)

Ópera prima y película de mi país

Atlantics (Mati Diop)

Here for Life (Andrea Luka Zimmerman and Adrian Jackson)

Cineasta y film de la década

Alice Rohrwacher

The Turin Horse (Bela Tarr)

Isabel Rojas, programadora (Oaxaca Cine) México  

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

High life (Claire Denis)

The irishman (Scorsese)

Varda by Agnès (Agnès Varda)

Once upon a time in Hollywood (Tarantino)

Ópera prima y película de mi país

Ópera prima: The chambermaid (Lila Avilés)

Película mexicana: Sanctorum(Joshua Gil) / Dark Suns* (Julien Elie).

Sanctorumes la última película mexicana que vi en el año. Filmada en la sierra de Oaxaca, hablada en lengua mixe. Una película sobre la dualidad. Lo que es y lo que creemos ver.

*Mención especial a Dark Suns, de director y producción canadienses, la película es en y sobre México. De una potencia que está a la altura de la complejidad del problema que aborda. Seis capítulos, seis casos de impunidad, crimen y desamparo en México; a pesar de lo dura y cruda que es, logra también ser amorosa y esperanzadora.

Cortometraje mexicano: JR (Nicolasa Ruiz) / J’Vobtik Nuestra música (Humberto Gómez)

Cineasta y film de la década

Lucrecia Martel

The Turin Horse (Béla Tarr)

Denis De la Roca, programador de consulta (Chicago International Film Festival, Cairo International Film Festival), Estados Unidos

Cinco películas del año

The Invisible Life of Euridice Gusmão by Karim Ainouz

Waiting for the Barbarians by Ciro Guerra

A Hidden Life by Terrence Malick

The Chambermaid by Lila Aviles

The Weeping Woman by Jayro Bustamante

Ópera prima y película de mi país

Mariguella by Wagner Moura

The Irishman by Martin Scorsese

Cineasta y film de la década

Patricio Guzman

Nostalgia de la Luz (Patricio Guzman)

Ivonete Pinto, crítica (Teorema) y presidenta de Abraccine, Brasil

Cinco películas del año

The Irishman (Martin Scorsese)

Parasite (Bong Joon-ho)

Bacurau (Kleber Mendonça Filho e Juliano Dornelles)

Pain and Glory (Pedro Almodovar)

Joker (Todd Phillips)

Ópera prima y película de mi país

Patty Jenkins

Realmente no me interesa las películas de héroes; la mayoría está dirigida a la audiencia adolescente (o una adolescencia de varias edades), pero me inclino por votar a Patty Jenkins, quien, con Wonder Women, fue la primera mujer en dirigir una película de superhéroes producida por un gran estudio.

Con seguridad, Agnès Varda tiene una relevancia inmensa, y ha hecho un tipo de cine que me interesa mucho más. Sin embargo, y al mismo tiempo, necesitamos destacar a Kathryn Bigelow, que pudo obtener un Oscar como directora y también por su película, The Hurt Locker, una hazaña simbólica. Pero lo que sucede con Jenkings demuestra otra cosa: una mujer puede manejar una producción mayor y prodigarle ganancias cuantiosas a los estudios (a fin de cuentas, es lo único que cuenta para estos), pero a la vez puede instalar una discusión concreta sobre el empoderamiento de la mujer. Mientras, la conquista de Jenkins no ha dado aún el impacto esperado, y las películas dirigidas por mujeres, en el 2019, han decepcionado. Y aún así, Jenkins, con total seguridad, ha abierto un camino.

Invisible Life (Karim Aïnouz, Brazil)

Cineasta y film de la década

Lucrecia Martel

Zama (Martel)

La directora Lucrecia Martel puede ser la cineasta de la década, por el mismo motivo que la estadounidense Jenkins: ambas cineastas han dejado constancia que las mujeres detrás de cámara pueden afrontar proyectos ambiciosos. Y elijo a Zama debido a que la cineasta se ha aventurado a trabajar sobre un tipo de temática generalmente asociada a los directores hombres, como sucede con el drama histórico con sus típicos personajes secos que atraviesan escenarios y paisajes inmensos. La libertad que Lucrecia buscó durante toda su carrera en pos de ligar al cine a una forma de arte en sí se mantuvo en Zama. Para cualquier mujer, más aún para una mujer latinoamericana, una conquista de esta naturaleza es motivo de sobra para celebrar.

Gustavo Fontán, guionista, docente (Universidad Nacional de La Plata) y cineasta  (El árbol, La casa, El rostro, El limonero real y La deuda), Argentina

Querido Roger, gracias por la invitación. La acepto con felicidad pero sin dejar de aclarar que por diversas circunstancias todavía no vi las nuevas películas de directores que me interesan mucho como José Luis Torres Leiva o César González.

Seré un poco desobediente: para el primer apartado voy a elegir solo tres películas. Una de ellas incluso es del año pasado, pero la vi este año y, por muchos motivos, no quiero dejar de incluirla.

  1. Cinco películas del año

NUNCA SUBÍ EL PROVINCIA, de IGNACIO AGÜERO

Una película desobediente, atenta solamente a su propio devenir. Lo que se mueve en ese devenir, lo que se muestra, tiene el rostro de lo humano, frágil, esquivo, hondísimo. Nos recuerda que no hay lenguaje que nos libere del desconcierto.

EL LIBRO DE IMAGEN, de JEAN LUC GODARD

Los amos del mundo deberían desconfiar de Becassine, precisamente porque guarda silencio: primer texto de una película que reconoce para sí el derecho a guardar silencio; no el silencio obligado por fuerzas represivas sino el programático como forma de rebelión y resistencia.

VARDA POR AGNES, de AGNES VARDA

Una película íntima y social, como toda su obra. Repaso maravilloso de sus convicciones y su libertad. Varda dice que dentro de todos hay un paisaje.  Ella devela el suyo y a su vez nos mira con afecto y nos interpela.

Ópera prima y película de mi país

A pesar de las políticas neoliberales, devastadoras, el cine en la Argentina ha resistido y ha conservado para sí la virtud de lo múltiple como gran gesto político. Prueba de ello son un conjunto de maravillosas óperas primas que se estrenaron este año. Mencionaré cuatro:

LA BOTERA, de SABRINA BLANCO

EL RUIDO SON LAS CASAS, de LUCIANA FOGLIO y LUJÁN MONTES

LA NOSTALGIA DEL CENTAURO, de NICOLÁS TORCHINSKY

LAS BUENAS INTENCIONES, de ANA GARCÍA BLAYA

Cineasta y film de la década

En este caso, voy a elegir también tres películas, de tres directores que admiro y que hicieron o hacen que la vida sea un poco mejor:

SANTIAGO, de JOAO SALLES

EL OTRO DÍA, de IGNACIO AGÜERO

ÚLTIMAS CONVERSACIONES, de EDUARDO COUTINHO

Teresa Arredondo, directora (Las cruces) y programadora (FIDOCS), Chile

Cinco películas del año

Ne croyez pa que je hurle (Frank Beauvais)

Vitalina varela (Pedro Costa)

Danses macabres, skeletons and other fantasies (Rita Azevedo Gomes, Pierre Léon, Jean-Louis Schefer)

Space Dogs (Elsa Kremser)

La ciudad oculta (Victor Moreno)

Ópera prima y película de mi país

Ne croyez pa que je hurle (Frank Beauvais)

Nunca subí el Provincia (Ignacio Agüero)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

What you gonna do when the world´s on fire? (Roberto Minervini)

Sylvain George, cineaste (Vers Madrid, Figuras de guerra), Francia

Esta es mi lista. Muy breve y austera, porque he estado concentrado en mi trabajo y no he podido ver películas en los últimos meses. Disculpame.

Cinco películas del año

Halte (Ang Hupa) by Lav Diaz.

Un libro:

“Night Sky with Exit Wounds” by Ocean Vuong

Copper Canyon Press, 2016

Un libro de poesía de un joven poeta estadounidense.

Ópera prima y película de mi país

No lo sé, realmente.

Cineasta y film de la década

Tampoco lo sé. Pero me conmovieron y me interesaron dos películas.

Cemetery of Splendor (Apichatpong Weerasethakul)

Halte (Lav Diaz)

Julia Kratje, crítica (Con los ojos abiertos) e investigadora (UBA), Argentina

Cinco películas del año

Sueño Florianópolis (Ana Katz)

Varda by Agnès (Agnès Varda)

Divino Amor (Gabriel Mascaro)

Portrait of a Lady on Fire (Céline Sciamma)

I Was at Home, But (Angela Schanelec)

La película de Katz, es cierto, circuló en 2018 por diferentes festivales (y recibió un solo voto en La Internacional Cinéfila del año pasado), aunque su estreno en salas argentinas fue en enero.

Ópera prima y película de mi país

Um Filme de Verão (Jo Serfaty)

Hombres de piel dura (José Celestino Campusano)

Cineasta y film de la década

Kelly Reichardt

Zama (2017): me parece la mejor película del período 2009-2019, por no decir que Lucrecia Martel es la directora más admirable del nuevo milenio.

“Todo coexiste. La cronología es artificial, sólo determinada por la emoción”, escribió Fernanda Trías en La ciudad invencible. No puedo estar tan de acuerdo. Intentaré, sin embargo, dejarme llevar por el desafío de la convocatoria. En una década que empieza con Morrer Como Um Homem de João Pedro Rodrigues y con Alle Anderen de Maren Ade, quien además de estrenar la extraordinaria Toni Erdmann en 2016 produjo obras ineludibles de Miguel Gomes y de Valeska Grisebach; en una década en la que vi toda la nueva ola rumana que estuvo a mi alcance y descubrí la filmografía de Jafar Panahi, de Hong Sang-soo y de Albert Serra; a casi diez años de Los labios de Iván Fund y Santiago Loza, por mencionar una pieza bellísima del cine argentino contemporáneo; a lo largo un decenio en el que brillaron Mia Hansen-Løve, Ursula Meier y Alice Rohrwacher, y donde el cine brasileño no deja de sorprender, elijo como director/a a KELLY REICHARDT. Sus films me resultan sencillamente vitales.

Isaac León Frías, crítico (La ventana indiscreta; Las páginas de Satán), Perú

Cinco películas del año

Parasite (Boong Joon-Ho)

Portrait de la jeune fille en feu (Celine Sciamma)

It Must be Heaven (Elia Suleiman)

Beanpole (Kantemir Bagalov)

The Irishman (Martin Scorsese)

Ópera prima y película de mi país

An elephant sitting still (Bo Hu)

Retablo (Alvaro Delgado Aparicio)

Cineasta y film de la década

Ex-aequo: Bruno Dumont y Hong Sang-Soo

Holy Motors (Leos Carax)

Pedro Adrián Zuluaga, crítico (Revista Arcadia y Pajarera del Medio), Colombia

Cinco películas del año

Sin ningún orden de preferencia

Seven years in May / Sete anos em Maio (Affonso Uchoa)

Fordlandia Malaise (Susana de Sousa Dias)

It Must Be Heaven (Elia Suleiman)

Fire Will Come /O que arde (Oliver Laxe)

Bird Island / L’Île aux oiseaux (Maya Kosa y Sergio Da Costa)

Ópera prima y película de mi país

The Tree House / Nhà Cây (Minh Quy Truong)

Mejor film nacional

Mute Fire /Pirotecnia (Federico Atehortúa)

Este ensayo documental disecciona un conjunto de imágenes que se ha usado en Colombia para crear un relato nacional, con sus incluidos y sus excluidos. Pero no solo diagnostica el fraude de muchas de esas imágenes. Muestra que esa estafa ha producido violencias concretas que exigen desactivar críticamente estas y todas las imágenes.

Cineasta y film de la década

Bruno Dumont.

Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives (Apichatpong Weerasethakul)

En un año como el 2019, acompasado por el malestar social y por multitudinarias protestas a lo largo del mundo, es imposible no pensar en el cine como artefacto político capaz de acompañar el destino de los humillados de la historia, y así reivindicar su otro orden simbólico. Espero que en todas mis películas elegidas se sienta al individuo filmado como una multitud y a la multitud filmada como un individuo. Uno y otra indistintos, encandilándonos con la luz precaria de los vencidos. Lamento no haber visto Vitalina Varela de Pedro Costa, que parece lograr esta indistinción mejor que ninguna otra película. Voy hacia ella.

Gonzalo de Pedro Amatria, programador, director artistico de Cineteca Madrid (España) y profesor de la Universidad Carlos III, España

Cinco películas del año

Dos películas sobre el tiempo detenido y el tiempo que no se detiene:

Vitalina Varela (Pedro Costa, 2019) + Heimat ist ein Raum aus Zeit (Thomas Heise, 2019)

Dos películas sobre el dolor, la ausencia y la muerte:

I Was at Home But… (Angela Schanelec, 2019) + Sete anos em Maio (Affonso Ochoa, 2019)

Dos películas sobre el pasado y la familia (o los amigos):

Dolor y gloria (Pedro Almodóvar, 2019) + MS Slavic 7 (Sofia Bohdanowicz y Deragh Campbell, 2019)

Tres exploraciones sobre los cuerpos y las huellas de la memoria:

Ceniza verde (Pablo Mazzolo, 2019) + Autoficción (Laida Lertxundi, 2019) + Instructions on How to Make a Film (Nazli Dinçel, 2018)

Ópera prima y película de mi país

<3 (María Antón Cabot, 2019)

Film nacional, que son dos:

Longa noite (Eloy Enciso, 2019) + O que arde (Oliver Laxe, 2019)

Cineasta y film de la década

Me resulta imposible reducir la década a un solo título, a un solo director. Me resulta, además, tremendamente injusto – por otro lado, pregunta para un matemático: ¿termina la década ahora, o lo hace al terminar el año 2020? -. Tirando de memoria personal, la única posible quizás, solamente llego a poner algunas, pero no todas, las películas que han supuesto, para mí, un revolución estética y política. Una lista incompleta, parcial, e injusta. Son, ahora que las veo, algunas de las películas asociadas a mi memoria, a algunos momentos de mi vida. No estoy seguro de que sean las mejores, y soy consciente de que faltan muchas otras. Aquí va esta pequeña auto-biografía en forma de lista con agujeros.

Material (Thomas Heise, 2009)

Los materiales (Los hijos, 2010)

Las marimbas del infierno (Julio Hernández Cordón, 2010)

Qu’ils reposent en révolte (Des figures de guerre) (Sylvain George, 2010)

El modelo (Germán Scelso, 2012)

Mille soleils (Mati Diop, 2013)

Cavalo Dinheiro (Pedro Costa, 2014)

Ultimas Conversas (Eduardo Coutinho, 2015)

Machine Gun or Typewriter (Travis Wilkerson, 2015)

No Home Movie (Chantal Akerman, 2015)

Solitary Acts #4 (Nazli Dinçel, 2015)

La impresión de una guerra (Camilo Restrepo, 2015)

Ta’ang (Wang Bing, 2016)

Rudzienko (Sharon Lockhart, 2016)

Zama (Lucrecia Martel, 2017)

Silica (Pia Borg, 2017)

Los Perros de Amundsen (Rafael Ramírez, 2017)

Farpões, baldios (Marta Mateus, 2017)

Armageddon 2 (Corey Hughes, 2017)

Los que desean (Elena López Riera, 2018)

Kathrin Kohlstedde, programadora (Filmfest Hamburg), Alemania

Cinco películas del año

Portrait of a Lady on Fire (Céline Sciamma)

An Easy Girl (Rebecca Zlotowski)

Tlamess (Ala Eddine Slim)

Martin Eden (Pietro Marcello)

Unbelievable (Lisa Cholodenko, Michael Dinner, Susannah Grant)

Ópera prima y película de mi país

Babyteeth – Shannon Murphy

Aren’t You Happy? (Susanne Heinrich)

Cineasta y film de la década

Céline Sciamma

Mommy (Xavier Dolan)

Kieron Corliss, crítico (Sight & Sound), Reino Unido

Cinco películas del año

I Was at Home, But – Angela Schanelec

Vitalina Varela – Pedro Costa

Martin Eden – Pietro Marcello

Bird Island – Sergio da Costa, Maya Kosa

Synonyms – Nadav Lapid

Ópera prima y película de mi país

Bait – Marc Jenkin

Película inglesa: Souvenir – Joanna Hogg

Cineasta y film de la década

Jean-Marie Straub

All the Cities of the North – Dane Komljen

Julian Radlmaier, cineasta (Self-criticism of a Bourgeois Dog), Alemania

Cinco películas del año

Jeanne d’Arc (Bruno Dumont)

Amo todas las películas de Dumont desde que este se reinventó lúdicamente a sí mismo. Es muy infrecuente sentirse sorprendido genuinamente por cuestiones formales. Eso pasa con Dumont.

La Flor (Mariano Llínas)

En rigor, es un film de 2019, pero lo vi este año y su efervescente inventiva fue demasiado emocionante para dejar de mencionar el film de Llinás.

Heimat is a Space in Time (Thomas Heise)

La palabra dicha no ha sido empleada de modo tan hermoso en el cine por mucho tiempo. El cine de Heise lo ha convertido a este en el gran cronista de la historia alemana reciente.

Olanda (Bernd Schoch)

El puro placer de descubrir una región completamente desconocida del mundo y al mismo tiempo alberga todo el mundo.

The Irishman (Martin Scorsese)

El cine industrial no en su mayor expresión, pero aún así muy impresionante.

Ópera prima y película de mi país

En cercanía a los dos cineastas recién mencionados, me gustaría señalar Music and Apocalypse (Max Linz).

Comenzamos juntos nuestros caminos, de tal modo que me siento muy cercano a sus películas, siempre intrigantes por la forma en la que juega con materiales de índole intelectual.

Cineasta y film de la década

Al menos tengo que mencionar dos películas:

Oki’s Movie (Hong Sang soo)

El momento cumbre del mayor período de Hong (el que va de 2005 al 2010, de Tale of Cinema a HaHaHa), por lo que tal vez sea este el último film de la primera década. ¿Es así?

Mientras que el primer film de la segunda década es:

Film Socialisme (Jean-Luc Godard)

Albert Serra, Bruno Dumont, Otar Iosseliani and Miguel Gomes hicieron películas que me importaron en esta década, pero fue Jean-Luc Godard quien dejó tres obras maestras espeluznantes, así que es él, una vez más, el director de la década.

El primer vistazo al 2020, de todos modos, ya estaba incluido en Let the Summer Never Come Again, de  Alexandre Koberidze.

Nicolas Azalber t, crítico y cineasta (Cahiers du cinema; La invención de Borges), Francia

  1. Cinco películas del año

Synonyms(Nadav Lapid)

Seduction of the Flesh(Julio Bressane)

Joan of Arc(Bruno Dumont)

I Never Climbed the Provincia(Ignacio Agüero)

It Must be Heaven(Elia Suleiman)

Ópera prima y película de mi país

What Madness(Diego Governatori)

Film nacional : Joan of Arc(Bruno Dumont)

Cineasta y film de la década

Apichatpong Weerasethakul

Twin Peaks(David Lynch)

Bernhard Karl, programador y director artístico (International Munich Film Festival / Around the World in 14 Films Berlin), Alemania

Cinco películas del año

Parasite, Bong Joon-ho

Portrait of a Lady on Fire, Céline Sciamma

Fire will come, Oliver Laxe

Ópera prima y película de mi país

Song without a name (Léon Lara, Jan-Ole Gerster)

Cineasta y film de la década

Jia Zhangke , Nuri Bilge Ceylan

The Assassin, Hou Hsiao-Hsien

 

Federico Atehortúa, cineasta (Pirotecnia), Colombia

Cinco películas del año

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

I Was Home, But (Angela Shcanelec)

Mother, Im Suffocating. This is My Last Film About You (Lemohang Jeremiah Mosese)

I Never Climbed the Provincia (Ignacio Agüero)

Midsommar (Ari Aster)

Ópera prima y película de mi país

Opera prima:

Mother, Im Suffocating. This is My Last Film About You (Lemohang Jeremiah Mosese)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

Cavalo Dinheiro (Costa)

Aaron Cutler, programador (Mutual Films), Estados Unidos

Este año leícon alegría especial una frase en la invitación de mi amigo Roger: “These can be short, medium, or feature films”. El cortometraje está ausente de muchas listas que salen de “las mejores del año”, como si la duración menor perteneciera a una categoría menor de cine. Siempre es importante recordar que la mayor parte de las películas hechas – y, junto a eso, la mayor parte de las obras maestras ya hechas en el cine – son justamente cortos.

Cinco películas del año

Y ahora sigan cinco películas que tuvieron sus estrenos mundiales en 2019 y que a mi me gustó mucho verlas:

143 Sahara Street (143 rue du desert, dir. Hassan Ferhani)

Austrian Pavilion (Philipp Fleischmann)

The Halt / Ang Hupa (Lav Diaz)

– Shakti (Martín Rejtman)

A Story from Africa (Billy Woodberry)

Una mención honorable va a la maravillosa película Memento Stella, de Takashi Makino, que tuvo su estreno mundial en Hong Kong en el final de 2018, antes de pasar en Rotterdam. Tuve  el gran placer de descubrir este año el trabajo de la muy activa cineasta Azucena Losana, de quien se puede ver sus trabajos por aquí: https://vimeo.com/azulosa

Restauración del año: Common Threads: Stories from the Quilt (Rob Epstein e Jeffrey Friedman), restauración de Milestone Film & Video/Academy Film Archive/Outfest UCLA Legacy Project/UCLA Film & Television Archive)

Ópera prima y película de mi país

Dos películas de mis países (pues soy de los Estados Unidos y vivo en Brasil):

America (Garrett Bradley)

The Lareokotô Era / A Era de Lareokotô (Rita Carelli)

Ópera prima: Pressed, Ripped Apart / Tudo que é apertado rasga (Fabio Rodrigues Filho).

Yo tengo problemas con la idea que una ópera prima tiene que ser un largometraje, pues eso nuevamente desvaloriza el corto como cine. Entonces cito la mejor primera película de un cineasta que vi este año, sin cuestionar la duración.

Cineasta y film de la década

Ex-aequeo:

Kevin Jerome Everson

Narimane Mari

Carlos Adriano

Tres grandes artistas cuya materia prima es el tiempo. El trabajo de cada uno es simultáneamente el pasado, el presente y el futuro. Hay otros artistas calificados, también, muchos otros, y siento que siempre habrá.

Película de la década: Ex-aequeo:

Educação Sentimental (Júlio Bressane)

The Extravagant Shadows (David Gatten)

No Home Movie (Chantal Akerman)

Pienso que el mayor fenómeno cinematográfico de la década fue la transición en masa de película (celuloide) para digital como único medio para la exhibición. Y, cuando pienso en eso, yo también pienso en las películas de Bressane y Akerman como representantes fundamentales de los dos lados y la de Gatten como un puente entre ellos.

Mejor creador y organizador de listas, del año y de la década: Roger Koza

Y con eso, deseo lo mejor para todo el mundo en 2020.

Iván Pinto, crítico (El agente cine; La fuga), Chile

Cinco películas del año

Había una vez en Hollywood (Once upon a time in Hollywood)- Q Tarantino.

El irlandés (Irishman)- Martin Scorsese

Siete años en mayo- (Seven years in may)- Affonso Uchoa

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Nos Defaites (Jean-Gabriel Periot)

Ópera prima y película de mi país

Film nacional: Perro bomba (Juan Cáceres)/  Visión nocturna (Carolina Moscoso)/ Historia de mi nombre (Karin Cuyul)

Opera prima: (…)

Cineasta y film de la década

Director (es)

Paul Thomas Anderson: la revitalización de la tradición. El legado del nuevo hollywood.

Jean-Luc Godard: Vanguardia incansable, juventud infinita.

Luis Ospina: Hizo una sola película que resume todo: cinefilia, muerte, esperanza, contracultura.

José Luis Sepúlveda y Carolina Adriazola: Incansables, desconocidos, radicales, sin concesión.

Hard to Be a God (Aleksei German)

Farid Rodriguez Rivero, cineasta, programador (“Expectante”)

Cinco películas del año

Ya no estoy aquí, de Fernado Frías de la Parra (México)

“Tlamess, de Ala Eddine Slim (Túnez)

Monos, de Alejandro Landes (Colombia)

Infinity War+ Endgame, de Anthony Russo y Joe Russo (Estados Unidos)

La Gomera, de Corneliu Porumboiu (Rumanía)

Ópera prima y película de mi país

That Coloud Never Left, de Yashaswini Raghunandan (India)

Película peruana

Dios está llorando, de Gustavo Meza

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Cativeiro (Portugal, 2012) & Drvo (Portugal, 2018) de André Gil Mata.

Gustavo Beck, programador (Viennale, Rotterdam, IndieLisboa, Play-Doc) y crítico (MUBI), Brasil

Cinco películas del año

VITALINA VARELA (Pedro Costa)

HEIMAT IST EIN RAUM AUS ZEIT (Thomas Heise)

ICH WAR ZUHAUSE, ABER… (Angela Schanelec)

LIBERTÉ (Albert Serra)

THE IRISHMAN (Martin Scorsese)

Ópera prima y película de mi país

NE CROYEZ SURTOUT PAS QUE JE HURLE (Frank Beauvais)

Película brasileña

SEUS OSSOS E SEUS OLHOS (Caetano Gotardo)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

VISITA OU MEMÓRIAS E CONFISSÕES (1982/2015, Manoel de Oliveira)

Martin Pawley. Crítico (Acto de Primavera, Sermos Galiza), cineasta y programador, Galicia, España

Cinco películas del año

Synonymes | Synonyms (Nadav Lapid)

Ich war zuhause, aber | I Was at Home, But (Angela Schanelec)

Dolor y gloria | Pain and Glory (Pedro Almodóvar)

Portrait de la jeune fille en feu | Portrait of a Lady on Fire (Céline Sciamma)

Atlantique | Atlanctics (Mati Diop)

Ópera prima y película de mi país

Aunque Atlantique es ya una ópera prima, quiero citar en este apartado otra: Serpentário, el primer largometraje de un cineasta portugués, Carlos Conceição, que ya había demostrado su talento en cortos como Versailles o Coelho Mau. Tiene varias películas en el horno, así que su nombre sonará cada vez más los próximos años.

En mi país, Galicia, el título de referencia es O que arde | Fire Will Come de Oliver Laxe, y no sólo por sus evidentes virtudes fílmicas, sino por su (inesperado) triunfo popular: con casi 70 mil espectadores en salas es uno de los escasos éxitos de la distribución independiente en España en 2019.

Cineasta y film de la década

Nadav Lapid

The Tree of Life (Terrence Malick)

Hay varias películas que podrían ocupar el segundo puesto en mi lista de favoritas de la década: Copie Conforme de Kiarostami, The Turin Horse de Béla Tarr, The Assassin de Hou Hsiao-hsien, Phoenix de Petzold o Zero Dark Thirty de Kathryn Bigelow, entre otras. Pero felizmente me preguntas por mi preferida, y en el número uno no tengo la menor duda: The Tree of Life de Terrence Malick, una película sobre la necesidad de aceptar la muerte para comprender bien la vida.

El director que para mí como cinéfilo ha marcado esta década es, tampoco tengo dudas, el israelí Nadav Lapid. Ninguna película me ha dado tantas vueltas en la cabeza como The Kindergarden Teacher (2014), una obra maestra. Pero la genialidad de Nadav ya estaba presente en Policeman (2011), y en un corto y un mediometraje memorables, Lama? | Why? (2015), una maravilla de cinco minutos a cuenta de Teorema de Pasolini, y From the Diary of a Wedding Photographer (2016), que de alguna forma ya apuntaba un giro hacia el registro más libre, deliberadamente imperfecto, de Synonymes (2019). El Oso de Oro en la Berlinale lo coloca ya en las grandes ligas. Excuso decir que su nuevo largometraje es la película que espero con más ganas de 2020.

Ignacio Agüero, cineaste (Nunca subí el Provincia), Chile

Cinco películas del año

The Debt (Gustavo Fontán)

The Hidden City (Victor Moreno)

Beanpole (Kantemir Balagov)

Fire will come (Oliver Laxe)

Compañía (Miguel Hilari)

Ópera prima y película de mi país

The Faculties (Eloísa Solaas)

Película chilena:

Harley Queen (José Manuel Sepúlveda, Carolina Adriazola)

Cineasta y film de la década

The Wandering Soap Opera (Raúl Ruiz)

Raúl Ruiz.

Carmen Guarini, cineasta (Ata tu arado a una estrella), Argentina

Cinco películas del año

La favorita (Yorgos Lanthimos)

Dolor y Gloria (Pedro Almodovar)

Había una vez en Hollywood (Quentin Tarantino)

Pájaros de verano (Cristina Gallego y Ciro Guerra)

Lluvia de jaulas (César González)

Ópera prima y película de mi país

Las buenas intenciones Ana Garcia Blaya

Cineasta y film de la década

Raú Ruiz

Le livre d’image (Jean-Luc Godard)

Jose Luis Losa. Crítico y programador (La Voz de Galicia/ Cineuropa Film Festival)

Cinco películas del año

THE IRISHMAN, de Martin Scorsese

ZOMBI CHILD, de Bertrand Bonello

ONCE UPON A TIME IN HOLLYWOOD, de Quentin Tarantino

HEIMAT IS A SPACE IN TIME, de Thomas Heise

THE KINGMAKER, de Lauren Greenfield

Creo que desde que el Nuevo Hollywood fue inhumado allá por los albores de la década de los 80 del siglo pasado –con Heaven´s Gate, Apocalypse Now y Sorcerer como cabezas de turco financieras de la degollina en realidad ideológica a la que abocaba la llegada de la alt righ de Reagan y su administración blindada por los hijos de Nixon- no vivía el cine norteamericano realizado dentro de la gran industria un año como éste. El hecho de que las películas-evento y con recaudaciones propias del mainstream salidas de esa fábrica de detritus hayan sido obras con firma poderosa –Scorsese, Tarantino, Todd Phillips y, con menor impacto, James Gray- lleva al espejismo de un 2019 más propio de lo que se cosechaba en aquel Nuevo Hollywood que del presente de superhéroes y cachivaches. De hecho, Martin Scorsese es un resistente de aquella rebelión sesentera. Sin duda, tardaremos en conocer una situación similar, en la que Scorsese y Tarantino ofrecen dos obras con similares ecos de último hurra. Lo que es muy evidente en The Irishman, por pura biología, también vale para Once Upon a Time in Hollywood,  obra  de compendio testamentario, una recapitulación en profundo del  alma de la filmografía tarantiniana que bien podría haber sido su prematura despedida en este 2019 de espejismo-USA.

Con la fastuosa y libérrima Zombi Child, Bertrand Bonello culmina unos años creativos que bien podría invitarme a postularlo como autor principal de esta década en la que ha abordado el nihilismo terrorista, la rebelión de los migrantes y el gatopardismo estetico e ideológico que anunciaba en la vida este giro populista iliberal que nos sobrecoge.

 De la misma forma Lauren Greenfield atrapa en The KIngmaker la tragedia del retorno de los brujos en Filipinas, en este excelente y aterrador complemento al Lav Diaz de The Halt. Y Thomas Heise adensa en Heimat is a Space in Time su documentalismo político-filosófico entre los dientes de sierra de la destrucción y de las esperanzas ahogadas en el añorado/detestado siglo XX.

Ópera prima y película de mi país

Aniara (Pella Kagerman y Ugo LIlja)

Película española:

Liberté (Albert Serra)

Cineasta y film de la década

Marco Bellocchio

The Master (Paul Thomas Anderson)

Paula Villegas, directora (Cinemateca de Bogotá), Colombia

Este listado terminó constituyendo un mapa afectivo que restablece y recrea mi relación con la primera vez (y quizás única) que ví cada una de estas películas. Mientras se iba construyendo emergió, sin ser un criterio a priori, un interés por lo íntimo como un lugar colectivo por el que transitamos de lo micro a lo macro en diferentes esferas. Para mi gusto, también es un listado esperanzador que refleja la diversidad con respecto de las formas de hacer, de mirar y representar los contexto y los tiempos.

Evidentemente la elección de Luis Ospina como director de la década tiene que ver con su muerte y con ella el fin de una generación para la cinematografía colombiana. Con su ausencia intuyo que presenciaremos una reubicación o por lo menos otras lecturas sobre nuestra genealogía. La elección del film de la década tuvo un largo debate interno: No Home Movie es una película que me sigue habitando, continuamente me encuentro suspendida en su atmósfera, sus diálogos, regreso a sus planos -audio incuido- con relativa frecuencia y en cuanto más la recordé fui descubriendo una relación con las mujeres frente y detrás de la cámara y una urgencia por darle lugar a a la mirada de esta directora.

Cinco películas del año

Varda by Agnes (Agnes Varda)

Journal du September (Eric Pauwels)

So Long my Son (Wang Xiaoshuai)

Death Will Come And Shall Have Your Eyes (José Luis Torres Leyva)

Seven Years in May (Affonso Uchoa)

Ópera prima y película de mi país

Opera Prima: De nuevo otra vez (Romina Paula)

Film Colombiano: Mute Fire  (Pirotecnia – Federico Atehortúa)

Cineasta y film de la década

Luis Ospina

No home movie (Chantal Ackerman)

Frédérick Jaeger, crítico y programador (Wocher der Kritik), Alemania

Cinco películas del año

An Easy Girl(Rebecca Zlotowski)

I Was at Home, But(Angela Schnanelec)

Martin Eden(Pietro Marcello)

Atlantics(Mati Diop)

Uncut Gems(Benny Safdie, Josh Safdie)

Ópera prima y película de mi país

Atlantics(Mati Diop)

Película alemana:

Heimat ist ein Raum aus Zeit(Thomas Heise)

Cineasta y film de la década

Nicolas Winding Refn

The Human Surge(Eduardo Williams)

Pedro Butcher, critico y programador (Valor Econômico, Brasil Cine Mundi)

Cinco películas del año

Bacurau (Kleber Mendonça Filho and Juliano Dornelles)

Joker (Todd Philips)

Parasite (Bong Joon-Ho)

Atlantics (Mati Diop)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Bacurau, Joker, Parasite: se trata de cómo ser sutil en un tiempo en ela sutileza brilla por su ausencia (y a la vez la lucha de clases vuelve a servirse en la mesa).

Atlantics: El océano devenido en un cementerio.

Vitalina Varela: La belleza y la pena.

Ópera prima y película de mi país

Vermelha, Getúlio Ribeiro

Bacurau, Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Film Socialisme, Jean Luc Godard

Marcelo Alderete, marido de Sung Kyoung Moon y programador del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata (Argentina) y en el Festival Internacional de Cine de Antofagasta – ANTOFACINE (Chile), además, cada tanto, escribo en Encerrados Afuera, Haciendo Cine y en mi sorprendente cuenta de Instagram. 

Cinco películas del año

Calendario de lluvias / Rain Calendar – Claudio Caldini (Argentina, 2019)

De barrio / From the Neighbourhood –  Xurxo Chirro (España, 2019)

+

Lonely Rivers – Mauro Herce (España – Francia, 2019)

Danses macabres, squelettes et autres fantaisies / Danses macabres, Skeletons and Other Fantasies – Rita Azevedo Gomes, Pierre Léon, Jean-Louis Schefer (Francia – Portugal – Suiza, 2019)

Parasite – Bong Joon-ho (Corea del Sur, 2019)

Había una vez… en Hollywood / Once upon a time in… Hollywood – Quentin Tarantino (EE.UU., 2019)
Conversando con una directora española en un festival de cine en Corea, los placeres que nos ofrece la profesión, llegué a la conclusión de algo que siempre supe: las películas que más me gustan son las que los directores realizan en solitario, o rodeados de amigos, y las que aún se remiten a aquel carísimo tren de juguete al que se refería Orson Welles. Un grupo de amigos detrás de una cámara digital (o de 16mm) o Erich von Stroheim filmando Foolish wives o Greed. De esa idea surge esta lista que vaya uno a saber si es lo mejor del año, pero sí las películas que me renovaron las ganas de ver cine en este 2019.

Ópera prima y película de mi país

Space dogs – Elsa Kremser, Levin Peter (Austria – Alemania, 2019

Film nacional: Una película hecha de / A movie made of – Malena Solarz, Nicolás Zukerfeld (Argentina, 2019)
Cineasta y film de la década

Hong Sang soo.

Right now, Wrong then – Hong Sang soo (Corea del Sur, 2015), pero también podría ser The Day He Arrives (2011) o Hill of Freedom (2014), Claire’s Camera (2017), On the Beach at Night Alone (2017), The Day After (2017), Hotel by the River (2018) o cualquiera de las películas que dirigió en esta década (¡14 largometrajes y un par de cortos!), todas del mismo director, alguien que no tiene una película mala en su filmografía y, por lo tanto, también…

Patrick Holzapfel, crítico (Jugend ohne film), Alemania.

Cinco películas del año

Just Don’t Think I’ll Scream (Frank Beauvais)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

The House is Yet to Be Built (Sílvia das Fadas)

Cézanne (Luke Fowler)

Amazing Grace (Sydney Pollack, Alan Elliott)

Cada película parece construir un hogar y en cada sueño doméstico duele el corazón.

Ópera prima y película de mi país

Chão (Camila Freitas)

Película alemana:

Heimat ist ein Raum aus Zeit (Thomas Heise)

Cineasta y film de la década

Wang Bing.

Bessho Tea Factory (Hori Teiichi)

José Luis Torres Leiva, cineasta (Vendrá la muerte y tendrá tus ojos), Chile

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Sete anos em Maio (Affonso Uchoa)

Ne croyez surtout pas que je hurle (Frank Beauvais)

I Was at Home, But  (Angela Schanelec)

Synonyms (Nadav Lapid)

Ópera prima y película de mi país

A Febre (Maya Da-Rin)

Película chilena: Nunca subí el Provincia (Ignacio Agüero) +

Blanco en Blanco (Théo Court)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

Cavalo Dinheiro (Pedro Costa)

Fran Gayo, programador (Neuchatel, Las Palmas Centro Niemeyer), España-Argentina

Mi sensación es que 2019 se define más por todo “lo que no” que por “lo que sí”, aunque eso bien puede responder a un estado de ánimo mío más general y que desborda esta cosa del cine.

2019 es el año de “Joker” y de “Chernobyl”, es el año de la claudicación, el año en que la máquina nos enseñó que nos puede reducir a algoritmos como si nada y devolvernos una imagen presuntamente perfeccionada de nosotros mismos, al fin y al cabo tanto la película de Todd Philips como la serie de HBO son ejercicios perversos de réplica y pulido de lo que se debería entender por productos de calidad, aunque ambos con un trasfondo bastante cuestionable, más allá de la inevitable solvencia (poderoso caballero…) de sus imágenes.

En fin, por decir algo bueno, creo que hay dos películas en la lista de abajo que para mí representan todo lo contrario a esos “lo que no”, una es “Una película hecha de”, el bellísimo cortometraje de Solarz y Zukerfeld que es por encima de todas las cosas un tratado sensible y breve sobre la incertidumbre (esta idea es de mi amiga Andrea Franco), esa sensación que tanto hemos llegado a naturalizar, especialmente en el terreno laboral.

Por su parte César González ha hecho con “Lluvia de Jaulas” un film fundacional que da un nuevo sentido a la palabra radical, una película que abre una grieta sin mucha posibilidad de solución en el suelo del cine argentino.

Cinco películas del año

Una película hecha de (Malena Solarz & Nicolás Zukerfeld)

Lluvia de Jaulas (César González)

A Hidden life (Terrence Malick)

Annabelle comes home (Gary Dauberman)

Sete anos em maio (Affonso Uchoa)

Ópera prima y película de mi país

Opera Prima – Atlantics (Mati Diop)

Película Argentina – La deuda (Gustavo Fontán)

Cineasta y film de la década

James Wan

El árbol de la Vida (Terrence Malick)

James Lattimer, programador y crítico (Berlinale Forum, Viennale, Cinemascope), Reino Unido-Alemania

Cinco películas del año

I Was at Home, But… (Angela Schanelec)

MS Slavic 7 (Sofia Bohdanowicz and Deragh Campbell)

Oroslan ( Matjaž Ivanišin)

Present.Perfect (Shengze Zhu)

State Funeral (Sergei Loznitsa)

Ópera prima y película de mi país

Just Don’t Think I’ll Scream (Frank Beauvais)

Película alemana:

I Was at Home, But… (Angela Schanelec)

Cineasta y film de la década

Cada año que pasa, lucho más con las listas, ya que mi cerebro de alguna manera se siente cada vez menos inclinado a imponer estructuras a un medio cuya belleza es su propia infinitud. Por lo tanto, las entradas anteriores y las que siguen no son más que lo que me ha venido a la cabeza hoy en día, basadas más en sentimientos y recuerdos que en algo más canónico. Si me preguntabas ayer o mañana, obtendrías una respuesta diferente. Reducir diez años de cine a un número reducido de nombres es una tarea imposible e invariablemente ingrata, sobre todo con todas las lagunas y las visitas perdidas en el camino; basta con decir que son películas a las que he vuelto una y otra vez en mis pensamientos, junto con muchas, muchas otras que por casualidad están más lejos en mi pensamiento, en este día en particular.

The Assassin (Hsiao-Hsien Hou)

Cemetery of Splendour (Apichatpong Weerasethakul)

Certified Copy (Abbas Kiarostami)

The Dreamed Path (Angela Schanelec)

Le Havre (Aki Kaurismäki)

Meek’s Cutoff (Kelly Reichardt)

Milla (Valérie Massadian)

Phoenix (Christian Petzold)

Twin Peaks: The Return (David Lynch)

Jerónimo Atehortúa, crítico y cineasta (Naturaleza muerte; La emboscadura), Colombia

No hay un orden en la lista. Casualmente las cuatro primeras películas que seleccioné tienen una estrecha relación con el teatro. Creo importante señalarlo, porque la renovación de gran parte del cine en los últimos años viene de estas relaciones impuras con otras artes. A ver si algún día deja de usarse adjetivos como “teatral” o “literario” para referirse despectivamente a ciertas películas. Ese tipo de juicios como trasfondo esconden la idea naive de una pureza cinematográfica.

Cinco películas del año

Libertè, Albert Serra

I Do not Care if We Go Down in History as Barbarians, Radu Jude

I was at home, but…, Angela Schanelec

Vitalina Varela, Pedro Costa

Midsommar, Ari Aster

Seven Years in May, Affonso Uchoa

Ópera prima y película de mi país

The Feber, Maya Da-Rin

Película colombiana: Pirotecnia,Federico Atehortúa

Cineasta y film de la década

Elijo dos. Ambos hicieron una sola película esta década, poco importa, ello les bastó. Ambas, vistas en conjunto, crean un diálogo donde pasado, presente y futuro están en tensión.  En la primera el juego es de clausura y en la segunda de apertura total.

Turin HorseBéla Tarr

un cineasta y un film del final, sobre la clausura de la Historia ¿puede haber algo más masculino? Es una película autoconciente, que se sabe como el cierre de algo.  El cine está plagado de escatologías, esta es quizá la única que dejó una imgen verdadera: el final no vendrá con una exploción, sino que será un largo y lánguido lamento.

Zama, Lucrecia Martel

En gran medida una película opuesta a la anterior. Una película de liberación que muestra que no hay clausura, que la posibilidades son infinitas. Ante la clausura que otros han querido declarar y el inminente fin, quizá lo que hay que hacer es entregarse por completo a la desesperanza, como Zama. Lucrecia Martel no es solo una fenomenal creadora de formas sino que además es una de las presencias más influyentes del cine actual. Todas sus ideas sobre el sonido en el cine proponen un giro epistemológico en él.

Claire Allouche, investigadora y autora (Universidad Paris 8 – el mundo), Francia

Cinco películas del año

Bacurau (Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles)

In the Heart of the World (Maurilio y Gabriel Martins)

Inferninho (Guto Parente, Pedro Diógenes)

Long Way Home (André Novais Oliveira)

Sun Inside (Jo Serfaty)

Acompañamos en los años 2010 la emergencia de nuevos lugares de cine en Brasil, como si el mapa del cine pudiera extenderse permanentemente sin fronteras. Llegando casi a 2020, este atlas está en peligro de muerte. Que esta lista, con todo lo que implica de elecciones injustas, de descubrimientos por venir y de modificaciones efímeras a partir de mañana, sea el sismógrafo de las películas que más me pusieron en movimiento este año, que más me dieron ganas que la cartografía del cine siga ampliándose. Así que este “nacionalismo apropiacionista” es solo de circunstancia, invitando a vincularse por cada película con nuevas presencias mundiales.

Ópera prima y película de mi país

Just Don’t Think I’ll Screem See more (Frank Beauvais)

Film francés:

History of the Revolution (Maxime Martinot)

Cineasta y film de la década

No quiero restringir ningún creador a una década… Espero que no lo/la hayamos descubierto todavía, espero que sea nuestra mayor sorpresa de la nueva década, espero que sea un colectivo de cineastas.

Cemetery of Splendour (2015) de Apichatpong Weerasethakul.

Manuel Asín, crítico y programador (Círculo de Bellas Artes de Madrid), España

Aclaro que no veo muchas películas y que a menudo las veo tarde, de manera que habrá muchas buenas películas de este año que yo solo podría incluir en la lista el que viene, o incluso después, así que esta relación es muy provisional y arbitraria. Incluyo sobre todo pequeñas películas locales, películas “termita” que me parece que tienen más gracia en este tipo de listas.

Cinco películas del año

Stone and Bird (Piedra y pájaro, Volga)

Una miniatura hispano-alemana-libanesa, caligrafiada con esmero por Óscar de Gispert y Enric Rebordosa, que firman Volga. Un cuento para adultos con lo mejor de los cuentos para niños, como aquella película de Peter Nestler en la que el río hablaba. Se estrenó en Novos Cinemas y luego en Barcelona y Madrid.

He Gave the Sword to Me (La espada me la ha regalado, de Miriam Martín).

Esperábamos la primera película de Miriam, que ha llegado gracias a su perseverancia y a la del grupo de kinoks que la produjo la pasada primavera/verano, para formar parte de una serie de presentaciones de lugares poco conocidos de la Casa de Campo de Madrid. Lo nunca visto. Luego se ha estrenado en el Festival de Belfort y esperemos que muy pronto en otros festivales.

Spring Events (Actos de primavera), de Adrián García Prado

Como la de Miriam, una película sin raccords pero con mucho montaje, y ojo (sic) a su montaje de sonido. Poco que envidiar al último Godard o al Monteiro menos malévolo. Lo nunca visto, de nuevo. Estrenada en la sección Latexos de Novos Cinemas de este año (donde abundaron las buenas películas, por cierto) y esperemos que pronto en más lugares.

A Film in Colour (Una película en color, de Bruno Delgado Ramo)

  1. Pol.len, Blanca Camell Galí

Tiene una de las rupturas de raccord más bonitas que recuerdo, y los planos de alrededor.

Ópera prima y película de mi país

Todas las películas del listado anterior son óperas primas españolas y cualquiera de ellas me parece la mejor.

Cineasta y film de la década

Chantal Akerman

Visita, ou Memórias e confissões (Manoel de Oliveira, 1982 / 2015)

Sara García Villanueva, directora artística (Play-Doc), España

Cinco películas del año

Liberte ( Albert Serra)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Dolor y Gloria ( Pedro Almodóvar)

O que arde (Oliver Laxe)

Nunca subí el Provincia (Ignacio Agüero)

Ópera prima y película de mi país

Those that at distance ressemble another (Jessica Sarah Rinland)

Longa Noite (Eloy Enciso)

Cineasta y film de la década

Frederic Wiseman

Zama (Lucrecia Martel)

Boris Nelepo, crítico y programador (Spirit of Fire) 

Cinco películas del año

DAU (Ilya Khrzhanovsky)

Mektoub, my love: Intermezzo (Abdellatif Kechiche)

The Storm (Grigoriy Konstantinopolskiy)

Too Old to Die Young (Nicolas Winding Refn)

Zombi Child (Bertrand Bonello)

Ópera prima y película de mi país

The World Is Full of Secrets (Graham Swon)

Película rusa: Tinnitus (Daniil Zinchenko)

Cineasta y film de la década

Želimir Žilnik

Socialism (Peter von Bagh)

César González, cineasta y escritor (Lluvia de jaulas)

Hay muchas películas que me hubiese gustado ver y no se estrenaron o se estrenarán luego de esta votación, o tuvieron une estreno acotado o lejanos de la zona donde vivo. Entre ellas Lighthouse, Uncut gems, La Gomera”, Vitalina Varela. Destaco fuera de la lista cinéfila a “Too Old to Die Young”, serie televisiva de Nicolas Winding Refn, de gran calidad cinematográfica.

Cinco películas del año

Atlantics /Atlantique, (Mati Diop).

High Flying Bird (Steven Soderbergh).

Murder Me, Monster /Muere Monstruo muere, (Alejandro Fadel).

The Debt / La deuda, Gustavo Fontán).

Ad Astra (James Gray).

Ópera prima y película de mi país

Atlantique de Mati Diop.

Mejor película nacional: “Muere Monstruo muere” y una mención para “Al cuidado de los otros” de Mariano González y Las facultades” de Eloísa Solaas.

Cineasta y film de la década

Yorgos Lanthimos.

Le livre de Image” (Jean-Luc Godard)

Marcela Gamberini, crítica y docente (Con los ojos abiertos, Subjetiva), Argentina

Cinco películas del año

Sin orden de preferencia.

Dolor y gloria  (Pedro Almodovar)

La deudade (Gustavo Fontan)

La mulade (Clint Eastwood)

It Must Be Heaven(Elia Suleiman)

Vitalina Varela(Pedro Costa)

Ópera prima y película de mi país

Las facultades (Eloísa Solaas)

Película argentina:

La deudade (Gustavo Fontán)

Cineasta y film de la década

Directores:

La tríada Mariano Llinàs, Lucrecia Martel y Raùl Perrone son, indudablemente, quienes han pensado, reflexionado y dirigido las películas más innovadoras, mas creativas, mas lúdicas que, sin dudas, se convertirán en los clásicos – futuros y presentes- del cine nacional.

Películas:

Copia certificadade Abbas Kiarostami, The Phanton Trhead, PT Anderson, A Quiet Passion, Terence Davies y Cavalho Dineiro, Pedro Costa son indudablemente películas y directores que han marcado y definido una época del cine donde, en general, se apuesta a fórmulas anómicas, vaciadas de sentido, donde los esqueletos son más importantes que la carnadura. Elijo sin dudar, aquello que de alguna u otra manera me ha conmovido y emocionado, me ha hecho reflexionar no solo sobre el cine en sí mismo sino en la extraña conformación del mapa cinematográfico actual.

Jordan Cronk, film critic and programmer (Acropolis Cinema / Locarno in Los Angeles), Estados Unidos
Cinco películas del año

I Was at Home, But… (Angela Schanelec)

Liberté (Albert Serra)

Martin Eden (Pietro Marcello)

Synonyms (Nadav Lapid)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Ópera prima y película de mi país

Just Don’t Think I’ll Scream (Frank Beauvais)

The Irishman (Martin Scorsese)

Cineasta y film de la década

Jean-Luc Godard

Twin Peaks: The Return (David Lynch, 2017)

Kiro Russo, cineasta (Viejo Calavera), Bolivia

Este año no fui a festivales así que no tuve chance de ver tanto como la mayoría de los años. Aquí mi votación.

Cinco películas del año

Sin orden específico:

High life (Claire Denis)

Parasite (Bong Joon -Ho)

Transit (Christian Petzold)

Once upon a time in Hollywood. (Quentin Tarantino)

Joker (Todd Phillips)

Ópera prima y película de mi país

No pude ver óperas primas este año.

Película Boliviana

Sirena (Carlos Piñeiro)

Sven Pötting, crítico y programador (Filmgazette, Filmfest Dresden – International Short Film Festival, Lafita – Lateinamerikanische Filmtage Munich), Alemania

Cinco películas del año

Pain & Glory (Pedro Almodóvar)

 Reuniendo sus obsesiones como si se trata de un encuentro de viejos amigos, Almodóvar ha hecho una de sus películas más conmovedoras en años. Dolor y gloria es un viaje en el tiempo nostálgico, pero también ingenioso, inteligente y sensual, una obra maestra de la autorreferencia y de la intertextualidad.

La Flor (Mariano Llinás)

La Flor es una especie de adaptación ficcional de Histoire(s) du cinema de Godard, pero es mucho más divertida.

Bacurau (Kleber Mendonça Filho/Juliano Dornelles)

Bacurau es un trauma alucinatorio, una sátira y también terror en un solo film, imbuido de una riqueza referencias culturales e históricas (y cinematográficas); un viaje demencial a través de las contradicciones propias de la contemporaneidad de Brasil y un necesaria desafío e impugnación a Jair Bolsonario, el presidente de ultraderecha de Brasil.

Angelo (Markus Schleinzer)

La segunda de película de Schleinzer reconstruye, a través de encuadres llamativos y dramáticos episodios frontales de tableaux la vida, de Angelo Soliman (1720/25-1795, quien de niño fue secuestrado en África para convertirse en esclavo e integrado a la aristocracia vienesa del siglo XVIII. Angelo es una impresionante alegoría acerca del colonialismo y del poscolonialismo.

Parasite (Bong Joon-ho)

¿Un drama de suspenso? ¿Una película de terror? ¿Una bizarra comedia negra? Parasite es una amalgama de todo eso, un film en el que Bong encontró su propio estilo y su propia forma para contar esta parábola terrible sobre el neoliberalismo.

Ópera prima y película de mi país

SystemCrasher (Nora Fingscheidt)

 Un drama de gran intensidad acerca de la abrumadora necesidad de amor por parte de una niña con una interpretación notable de Helena Zengel como la niña fuera de control.

Luz (Tilman Singer)

Una gema de género alemán, rodada en 16mm, exhibida en Cinemascope.

Cineasta y film de la década

Greta Gerwig/Noah Baumbach

The Act of killing (Joshua Oppenheimer)

 La conmovedora y asimismo aterrorizante intervención de Oppenheimer sobre la memoria de sus personajes es un paradigma de varias películas brillantes de reconstrucción en esta década como Continuity, de Omer Fast, Teatro de Guerra, de Lola Arias y I Don’t Care if We Go Down in History as Barbarians”, de Radu Jude.

Cristian Saldía. Cineasta, director y programador (Frontera-Sur, Festival Internacional de Cine de No Ficción), Chile.

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Nunca subí el Provincia (Ignacio Agüero)

Liberté (Albert Serra)

Journal de Septembre (Eric Pauwels)

Atlantique (Mati Diop)

+ 2 cortometrajes:

Vever (for Barbara) (Deborah Stratman)

Parsi (Eduardo Williams)

Ópera prima y película de mi país

Atlantique (Mati Diop)

Mejor film nacional:

Nunca subí el Provincia (Ignacio Agüero)

Mención especial film nacional:

Harley Queen (Carolina Adriazola y José Luis Sepúlveda)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa / Jean-Luc Godard

Vitalina Varela (Pedro Costa) / Le livre d’image (Jean-Luc Godard)

Maya Connors, cineasta (A Nice Place to Live), Alemania

Cinco películas del año

Nona. If they soak me, I’ll burn them (Camila José Donoso)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

I Was at Home, But (Angela Schanelec)

Altiplano (Malena Szlam)

Nakorn-Sawan (Puangsoi Aksornsawang)

Ópera prima y película de mi país

That Cloud Never Left (Yashaswini Raghunandan)

Stories of the Dumpster Kid (Ula Stöckl/Edgar Reitz, 1971):

No es de este año, pero el reencunetro con este film en el Hamburg Short Festival prodiga un sentimiento del presente.

Juan Pablo Cinelli, crítico (Página 12 y Tiempo Argentino), Argentina.

Cinco películas del año

La siguiente lista no fue confeccionada siguiendo un orden de importancia, sino uno meramente alfabético:

Border (Ali Abbasi)

A partir de algunos elementos de la mitología y el folklore nórdicos, Alí Abbasi le da forma a una fábula fantástica en todos los sentidos de la palabra. En ella caben una historia de amor, un relato sobre lo ajeno y una metáfora sobre la identidad, entre otras cosas, todo montado con precisión dentro de una estructura levantada con las herramientas del cine de género.

Fire Will Come (Oliver Laxe)

En la secuencia inicial de su tercer trabajo Oliver Laxe realiza una construcción cinematográfica tan poderosa que si la película terminara ahí mismo, solo con eso alcanzaría para justificar su inclusión en cualquier lista. Y así como sus obras anteriores lo señalaban como un director a tener en cuenta, O que ardelo confirma de modo rotundo como un autor contemporáneo.

Real Love (Claire Burger)

En tiempos donde lo masculino atraviesa un período de reconfiguración tan profundo que todos los moldes se volvieron obsoletos, una mujer, la francesa Claire Burger, se permite retratar con una ternura enorme la torpeza con la que algunos hombres trastabillan con la circunstancia de su propia sensibilidad. Un retrato de muchos amores.

The Moneychanger (Federico Veiroj)

Hay cosas que al uruguayo Federico Veiroj no le salen. Por ejemplo: filmar películas malas. Aunque hay razones para pensar que Así habló el cambista es la menos personal de ellas, aun así mantiene con su protagonista el mismo vínculo estrecho que suele unirlo a los de sus trabajos falazmente autobiográficos. Y lo acompaña hasta el final sin reprocharle sus miserias.

The Mule (Clint Eastwood)

En esta lista intenté no recaer en nombres consagrados o blockbusters, aunque títulos como The Irishman, Ad Astra  o Joker podrían haber formado parte de ella. Pero el viejo Clint es una debilidad y The Muleuno de esos trabajos en los que se disfruta de su talento siempre austero como actor y director, pero sin tener que ponerse a discutir incómodos subtextos.

Ópera prima y película de mi país

Las facultades (Eloisa Solaas)

A partir del modelo del documental de observación, Eloisa Solaas consigue orquestar un relato que da cuenta no solo de las diferentes relaciones que los individuos construyen con el conocimiento y con las instituciones educativas, sino que al mismo tiempo va trazando un meticuloso retrato del mundo y un mapa completo de la condición humana.

Cineasta y film de la década

En esta me excuso, alegando imposibilidad emocional.

Jun Fujita Hirose, crítico (Cine-capital), Japón

Cinco películas del año

Crickets (Shinji Aoyama)

Ad Astra (James Gray)

To the End of the Earth (Kiyoshi Kurosawa)

Toy Story 4 (Josh Cooley)

Once upon A Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Ópera prima y película de mi país

Crickets (Shinji Aoyama)

Eduardo Valente, crítico y programador (Olhar de cinema; Cinetica), Brasil

En primer lugar, una observación necesaria: la mayoría de las películas que se estrenaron en los festivales de cine en el segundo semestre normalmente solo las veo el año siguiente. Por lo tanto, esta es una lista profundamente defectuosa del “año 2019”, ya que cubre mayormente la primera parte (no por casualidad mis 5 películas elegifas tuvieron un estreno en el primer semestre). Habiendo dicho esto, es más “mi 2019” que “todo el 2019” – hay un hueco que no será cubierto. Aún así, espero que esto pueda ser útil para llamar la atención sobre algunas películas. Intento seguir la idea de destacar las películas menos discutidas, tanto de los festivales como del circuito comercial. Así que, perdón a Tarantino, Schanelec, Eggers, Miike, Landes, Ainouz, Serra, Laxe, Suleiman, Gray, Kurosawa, Shyamalan y muchos otros que realmente marcaron mi año, pero que han sido discutidos largamente varias veces.

Cinco películas del año

Daniel (Daniel fait face), Marine Atlan (Francia):

La ya aterradora perspectiva de crecer se encuentra con las inseguridades y miedos de nuestra sociedad actual en hermosos y sutiles colores. Una pequeña (60 minutos), frágil joya de película.

Doctor Sleep, Mike Flanagan (E.E.U.U.)
Sería estupenda sólo por tener las agallas de entrar en “terrenos sagrados del cine” (El resplandor de Kubrick) sin tener miedo de no tomarlo demasiado en serio y de respetar su lugar en la historia. Pero también por atreverse a enfrentar el verdadero peso y el shock de mirar de frente a la muerte y la maldad desde el medio del entorno de entretenimiento mayormente superficial del actual Hollywood.

Knives and Skin, Jennifer Reeder (E.E.U.U)
Sólo por las formas en que es claramente imperfecta. En una época en la que la mayoría de las películas intentan “no cometer errores” (ya sea en el modelo industrial o en el de los festivales), esta tiene la libertad de ser desprolija todo el tiempo, haciendo que cada secuencia se sostenga por sí sola y llevando sus locas ideas a los niveles de decibelios más altos posibles.

Let It Burn It (Diz a Ela Que Me Viu Chorar), Maíra Buhler (Brasil)

Por la predisposición a mirar a los individuos más fácilmente ignorados o estereotipados de la sociedad (adictos al crack) y hacerlos cercanos a quien sea que los esté mirando. No necesitan ser protegidos ni deben ser criminalizados: sólo necesitan que se les permita existir (en el mundo, pero también en el cine) en sus propios términos.

Systemcrasher, Nora Fingscheidt (Alemania)

¿Cómo tratar lo que no se adapta? Un problema que no permite respuestas simplistas encuentra un personaje (¡y una actriz!) que da cuerpo a las múltiples dimensiones del asunto. Una película tan física que no teme ser tan insoportable por momentos, como lo es el propio personaje.

Ópera prima y película de mi país

Agosto, Armando Capó (Cuba)

Tengo algunos debuts en mi lista de 5 películas, pero esta es la que más me gusta. Ver esta película con un público cubano (como tuve la suerte de hacerlo) fue una de las mayores experiencias de mi vida en el cine actual, una reflexión sobre el pasado reciente de la isla que parecía tocar profundamente el presente. Como tanto sobre Cuba, muestra un mundo que podría ser diferente, lo cual no es algo fácil de ser cuando el mundo parece forzar a todo a ser “lo mismo”.

Film brasileño:

In the Heart of the World/No Coração do Mundo, Maurilio Martins y Gabriel Martins (Brasil)

Acerca de las (im)posibilidades de la gente de las afueras de una gran ciudad brasileña de ser héroes en una película. Se trata tanto de tomar el “formato híbrido documental-ficción”, que parece ser un pilar del cine de festivales hoy en día, y hacerlo parecer, no sólo fresco, sino también tan válido como punto de partida como cualquiera de las convenciones clásicas del cine de género.

Cineasta y film de la década

 No tengo ni idea de cómo elegir una “mejor película” y mucho menos “mejor cineasta”, y mucho menos de toda una década – así que intenté elegir tanto una película como un director que me parecen relevantes por hacer un gran cine y al mismo tiempo tomar el pulso del mundo en esta década. Eso es lo mejor que podría hacer, creo.

Christian Petzold

Por supuesto que ya había hecho buenas películas antes, pero creo que sus 3 películas de los años 2010 pueden ser tan buenas como cualquiera de los otros directores que han hecho una colección de grandes películas en este período, al mismo tiempo que representan lo mejor que este cineasta ha hecho nunca (en otros casos no es así), y son una reflexión significativa sobre los tiempos que estamos viviendo, a través del cine y el pasado.

Burning (Lee Chang-dong)

Cuando pienso en esta década, pienso en una juventud que se siente desconectada tanto de su pasado como de su futuro, simplemente deslizándose por la vida tratando desesperadamente de sentir algo (empatía real, aceptación, etc.). Ninguna otra película capturó ese sentimiento de una manera tan poderosa, algo que creo que será uno de los grandes dilemas mundiales de los siguientes años/décadas.

Neil Young, crítico de cine y programador (The Hollywood Reporter; Festival de Cine Europeo Palić) Austria/Reino Unido.

Cinco películas del año

Mitski: A Pearl (“Art Camp,” Danaé Gosset &Saad Moosajee)

https://www.youtube.com/watch?v=p8FDl_tMs4Y

The Beach Bum (Harmony Korine)

I Was At Home, But… (Angela Schanelec)

Wild Berries (Marianna Vas, Hedda Bednarszky, Romulus Balazs) [2018]

Dogs, Moon River and Baudelaire (Marija Kovačina)

Tres de ellos son “cortos” (A Pearl es un video musical comisionado por Spotify [!] que dura apenas 150 segundos), dos son de largometrajes; si yo listara mis 10, 20 o 100 mejores del año, la proporción entre largos y cortos probablemente sería la misma. Hace 10 años el énfasis habría sido definitivamente al revés, y aún más marcado. Esto podría ser simplemente un reflejo de mi cambiante gusto personal-subjetivo, pero prefiero pensar que es más bien un reflejo de un declive gradual en el nivel general de la realización de largometrajes a lo largo de la década actual, período en el cual los imperativos comerciales han desplazado cada vez más las manifestaciones de la genuina expresión artística. Estas por supuesto existen todavía en el medio de la imagen en movimiento, pero ahora principalmente en los “márgenes”. Tanto Wild Berries y dogs…fueron el fruto de talleres un tanto desconocidos en Rumania y Serbia,  respectivamente. ¿Y qué hay de los “largos”? No es una coincidencia que Schanelec (agua) y Korine (aceite) sean ambos rebeldes de mediana edad que han alcanzado la etapa en la que son capaces y están dispuestos a operar sin concesiones, y hay gente por ahí que tiene el dinero para facilitar que puedan hacerlo.

“Estaba tratando de hacer una película feliz”… Korine.

“No quiero dejar a nadie infeliz”, Schanelec.

Ópera prima y película de mi país

Documental: El Gurú (Rory Barrientos Lamas)

Ficción: África (Oren Gerner)

Película(s) austriaca(s): Styx (BillyRoisz) y Surge (Dieter Kovačič & Billy Roisz). [ambos son “cortos” sorry {not sorry}]

Película británica: Beats(Brian Welsh)

Cineasta y film de la década

Sergei Loznitsa

Stray Dogs (TSAI Ming-Liang)

Mariano Donoso, cineasta (Buenos Aires al Pacífico) Argentina

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

The Debt (Gustavo Fontán)

Bacurau (Juliano Dornelles, Kleber Mendonça Filho)

The Fever (Maya Da Rin)

The Lighthouse (Robert Eggers)

Ópera prima y película de mi país

Lemebel (Joanna Reposi Garibaldi)

Película Argentina: Fidel Niño Valiente / Fidel Brave Child (Mario Verón)

Cineasta y film de la década

Béla Tarr

The Turin Horse (Béla Tarr)

Jens Geiger, programador (Filmfest Hamburg), Alemania

Cinco películas del año

Parasite (Bong Joon-ho)

Portrait of a Lady on Fire (Céline Sciamma)

Jeanne (Bruno Dumont)

That Cloud Never Left (Yashaswini Raghunandan)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Ópera prima y película de mi país

The Kamagasaki Cauldron War (Leo Sato)

Película alemana:

-I Was at Home, But / Ich war zuhause, aber (Angela Schanelec)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Stray Dogs (Tsai Ming-liang)

Daniel Hui, cineasta (Demons), Singapur

Este año, para cambiar, voy a alejar mi atención de las grandes películas. Me he dado cuenta de que son las películas imperfectas las que necesitan ser conmemoradas. Son las que no serán recordadas, las que fueron creadas sólo para contener breves momentos de deseo ardiente y desbordante, incluso si esos momentos no duran más de 20 minutos. Ellas son las que necesitamos amar, las que nos hacen sentir humanos porque no nos miran desde arriba como dioses.

Cinco películas del año

So Pretty (Jessie Jeffrey Dunn Rovinelli)

I Am At Home, But… (Angela Schanelec)

Ulan (Irene Villamor)

Su intento de mezclar folclore con la comedia romántica nunca funciona realmente hasta que la película toma un giro brusco y sombrío. Nos encontramos con el personaje de Angeli Bayani, un tifón malévolo que desata la destrucción en su patria porque le ha roto el corazón.

Bamboo Dogs (Khavn De La Cruz)

La película se libera de repente al final, con 20 minutos de puro impresionismo – un violento tiroteo contado en primeros planos sangrantes y entintados.

Doctor Sleep (Mike Flanagan)

Por su escena final, porque eventualmente todos tenemos que poner nuestros demonios en una caja.

Ópera prima y película de mi país

Last Night I Saw You Smiling (Kavich Neang)

Mejor película de mi país:

Temporary Visa (Ghazi Alqudcy)

Cineasta y film de la década

Ari Aster

Porque representa a nuestra generación, llena de trauma y anhelo.

Magic Mike XXL (Gregory Jacobs)

Una película que sólo he visto dos veces, pero cuyo recuerdo me da gran felicidad. La primera vez que la vi fue con David Pendleton. Nos tomamos un par de chupitos de tequila antes de la proyección y entramos borrachos al cine. Las únicas personas que estaban en el cine eran un grupo de mujeres blancas de mediana edad que gritaban cada vez que alguien se quitaba la ropa en la pantalla. Me dormí enseguida porque estaba muy borracho, y David tuvo que contarme la trama cada vez que me despertaba. Hasta el día de hoy es una película que me recuerda a David, a nuestra amistad, a los momentos compartidos que sólo el cine puede crear.

Astrid Riehn, periodista cinematográfica. Ex cronista de la agencia de noticias dpa, actual colaboradora de Página/12. 

Cinco películas del año

Shoplifters, de Hirokazu Koreeda

Ad Astra, de James Gray

The Irishman, de Martin Scorsese

Heimat Is A Space in Time, de Thomas Heise

Ya no estoy aquí (I’m No Longer Here), de Fernando Frías de la Parra 

Las familias suelen construirse alrededor de una necesidad que puede ser tanto económica como afectiva, o ambas cosas a la vez: una variable no invalida a la otra y en eso reside la aplastante nobleza de una película como “Shoplifters”, del japonés Hirokazu Koreeda. Los vínculos filiales, en tanto, pueden estar tan llenos de agujeros negros como la más ambiciosa de las misiones espaciales. Remendarlos es una empresa imposible tanto desde lo fáctico como desde lo emocional, pero no por ello menos valiente y, en manos de un director como James Gray, cinematográficamente deslumbrante. Por otra parte, Martin Scorsese nos recuerda en “The Irishman” que esa gran familia ensamblada que es la mafia requiere, por sobre todo, de disciplinamiento. Sin embargo, la fraternidad que funciona como moneda de cambio en ese comercio de lealtades puede derrumbarse de un momento al otro cuando una de las piezas del entramado deja de encajar. Tampoco encaja Ulises, el protagonista de “Yo no estoy aquí”, un chico de los suburbios de Monterrey fanático de las cumbias colombianas y los raros peinados nuevos que encuentra entre los pares de su pandilla la única familia que un Estado ausente le puede ofrecer. Cuando, por el mismo motivo, Ulises se ve forzado al desarraigo en Estados Unidos, ese mismo pelo, esas cumbias, su lengua y su modo de hablar serán el último bastión ante el único activo que aún le queda, su identidad. En tanto, en “Heimat Is a Space In Time”, el alemán Thomas Heise construye su cine a partir de las ausencias. Y no sólo las familiares, las de sus tíos y abuelos desaparecidos en el campo de concentración de Auschwitz o sus padres ya muertos, sino también de aquellos elementos formales de los que suele echar mano el cine documental, como las imágenes de archivo y las cabezas parlantes.

Ópera prima y película de mi país

Las facultades, de Eloísa Solaas  

Que sea ley, de Juan Solanas

Cineasta y film de la década

Wes Anderson

 Boyhood, de Richard Linklater

Victor Guimarães, crítico y programador (Cinética/Con los ojos abiertos – FENDA)

Cinco películas del año

The Portuguese Woman (Rita Azevedo Gomes)

I Was at home, But (Angela Schanelec)

Parsi (Eduardo Williams/Mariano Blatt)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Para todas as moças (Castiel Victorino Brasileiro)

Ópera prima y película de mi país

Vaga Carne (Grace Passô y Ricardo Alves Jr.)

Mejor film brasileño: Vermelha (Getúlio Ribeiro)

Cineasta y film de la década

Eduardo Williams

Vitalina Varela (Pedro Costa)

El trabajo que hizo Pedro Costa junto a Ventura, Vitalina Varela y tantos otros artistas en los barrios caboverdianos de Lisboa no tiene punto de comparación con nada que se ha hecho en el cine mundial en esta década, por eso elijo como punto más alto del periodo la culminación de ese proceso hasta ahora. Por otra parte, ningún otro director que ha empezado a filmar en los últimos diez años me ha entusiasmado tanto como Eduardo Williams. A cada nuevo film, encontré en su obra un proceso constante de desarrollo de una mirada singular y a la vez una búsqueda incesante por expandir los límites del cine. Más allá de ellos dos, en las películas del año hay dos cineastas que he descubierto en esa década y no han cesado de apasionarme: Rita Azevedo Gomes y Angela Schanelec. Hay también una película extraordinaria de dos minutos y medio lanzada en YouTube por una artista brasileña, Castiel Victorino Brasileiro, que muestra que el mejor cine de la próxima década será encontrado, quizá, en los lugares donde menos esperamos. La mejor ópera prima es fruto del encuentro entre la más importante artista brasileña viva, Grace Passô, y el cineasta Ricardo Alves Jr., que toman una obra teatral de Passô y la reinventan con los medios del cine. En el puesto de mejor film de mi país está Vermelha, un OVNI nacido del interior de Brasil, que reencuentra la mejor tradición de radicalidad de nuestro cine a la vez que descubre un camino inédito. El hecho de que Vaga Carne y Vermelha no hayan circulado en los festivales internacionales como deberían es más un atestado de la triste condición colonial que aún impera en estos sitios: mientras sigan esperando de los países periféricos solamente lo que ya ha sido mapeado en las suposiciones sobre qué cine debemos hacer, los grandes festivales seguirán incapaces de reconocer lo verdaderamente nuevo y condenados a hacer en el futuro las retrospectivas de lo que han ignorado en el presente.

José Fuentes Navarro, programador (Cinéfilo, Pasión de los fuertes) y crítico (La Vida Útil), Argentina



Lo que me interesa de las películas elegidas es que cada una a su manera actualizan tradiciones del cine. En ese sentido se puede ejemplificar con las escogidas como película y director de la década: Medina elige pensar y construir su film sobre el inestable terreno del cine moderno desde el lugar más complicado, el pathos godardiano, y sale airoso. Por otra parte en Hong Kong, muy lejos de Hollywood, vive Johnnie To el director que mejor entiende, mejora y actualiza la tradición del cine clásico americano. También se puede decir eso del film de Graham Swon, un tipo que fundamentalmente es productor y piensa su película como si fuera Val Lewton en el siglo XXI. Habiendo visto este año bastante cine argentino clásico y contemporáneo noto una perplejidad, que intuyo no es solo mia, ¿cual es la conexión del film de Gustavo Fontán con el pasado del cine argentino? ¿cual es su hilo? quizás Fernando Peña y no muchos mas podrian contestar esa pregunta. Esa limitación creo no solo tiene que ver con una presunta falta de curiosidad sino también con la inexistencia de herramientas para saciarla. Por supuesto que urgen políticas estructurales de otro orden en este pais, pero tambien una cinemateca.

Cinco películas del año

Sin orden en particular.

Liberté (Albert Serra)

Fourteen (Dan Sallit)

Subject to Review(Theo Anthony)

MS Slavic 7 (Sofia Bohdanowicz y Deragh Campbell)

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Ópera prima y película de mi país

The world is full of secrets (Graham Swon)

La deuda (Gustavo Fontán)

Cineasta y film de la década

Johnnie To

88:88 (Isaiah Medina)

Celina Murga, cineasta y directora artística (La tercera orilla; FICER)

Cinco películas del año

Sinonimos/ Nadav Lapid

The Unspekeable act/ Dan Sallitt

Arabia / João Dumans y Affonso Uchoa

I was at home, but / Angela Schanelec

La camarista / Lila Aviles

Ópera prima y película de mi país

Encandilan Luces, viaje psicotrópico con Los Síquicos Litoraleños / Alejandro Gallo Bermúdez

Los sonámbulos/ Paula Hernandez

Cineasta y film de la década

Nadav Lapid

Happy as Lazaro /  Alice Rohrwacher

Marcos Uzal, crítico (Liberation; Trafic), Francia-España

Cinco películas del año

Debo especificar que aún no he visto Vitalina Varelade Pedro Costa.

Las películas:

Once Upon A time in Hollywood(Quentin Tarantino)

Glass(M. Night Shyamalan)

Ne croyez surtout pas que je hurle/Just Don’t Think I’ll Scream(Frank Beauvais)

Por el dinero /For the Money (Alejo Moguillansky)

A Rosa Azul de Novalis /The Blue Flower of Novalis ( Gustavo Vinagre, Rodrigo Carneiro)

Ópera prima y película de mi país

Mid90s de Jonah Hill

Film nacional:

Excluyendo la pelicula de Beauvais ya citada…

Le Daim/Deerskin (Quentin Dupieux)

Y como tengo doble nacionalidad, agrego una película española

Dolor y Gloria/Pain and Glory (Pedro Almodovar)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo, porque él fue quien nos dio más noticias, como un amigo fiel.

Twin Peaks: The Return (David Lynch) o La Flor (Mariano Llinas)

Pongo dos películas, porque creo que para muchos una de estas obras (o ambas) no es cine. Al contrario, pienso que abarcan casi todo el cine: es una forma de responder a esa pregunta imposible sin tener demasiados remordimientos.

Ruben Demasure, crítico (Sabzian.be / Photogénie) y professor (University of Antwerp), Bélgica

Cinco películas del año

The Souvenir  (Joanna Hogg)

Liberty (Albert Serra)

Young Ahmed (Jean-Pierre & Luc Dardenne)

A Voluntary Year (Ulrich Köhler & Henner Winckler)

Joker (Todd Phillips)

*Todavia tengo que ver las películas de Angela Schanelec, Dan Sallitt, los hermanos Safdie, Thomas Heise, Bruno Dumont, Arnaud Desplechin, Abdellatif Kechiche y Pedro Costa (que espero sea el más votado por aquí).

Ópera prima y película de mi país

Tombent les heures (Blanca Camell Galí)

Film belga:

Mitten (Olivia Rochette & Gerard-Jan Claes).

También quiero destacar:

Étangs Noirs (Timeau De Keyser & Pieter Dumoulin)

Ludwig (Christina Stuhlberger)

Overseas (Sung-A Yoon) que aún no se vio en Bélgica.

Cineasta y film de la década

Matías Piñeiro

Porque él es realmente de esta época.

Western (Valeska Grisebach)

Mención honorable: Certain Women (Kelly Reichardt)

Sergio Wolf, cineasta y guionista (Esto no es un golpe), Argentina

Cinco películas del año

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Synonymes (Nadav Lapid)

Ash Is Purest White (Jia Zhang-ke)

The Irishman (Scorsese)

Así habló el cambista (Veiroj)

Ópera prima y película de mi país

Al lis Good / Alles is gut (Eva Trobisch)

Film nacional: Las facultades (Eloisa Solaas)

Cineasta y film de la década

Hong Sangsoo

Like someone in Love (Abbas Kiarostami)

Jason Di Rosso, crítico (ABC Radio National), Australia

Cinco películas del año

El Irlandés (Martin Scorsese)

No entiendo que la gente se queje de que ya hemos visto todo esto antes (en todo caso, ya pensé eso sobre Los Sopranos). La película de Scorsese es gratamente sincera y conmovedora, y está llena de detalles formales que francamente me han gustado mucho. Encontré la ” quietud ” de la película particularmente conmovedora.

Sinónimos (Nadav Lapid)

Una película furiosa, atrevida y absurdista. También es dispersa y abultada, pero creo que, como retrato de una obstinación confusa, esta desprolijidad no funciona en contra de ella.

Dolor y Gloria (Pedro Almodóvar)

Una obra tardía de gran profundidad, que aborda los temas de la mortalidad y la regeneración desde tantas direcciones, pero sin sentirse saturada. Vibrante en lo emocional y en lo formal (¡el color, la edición!)

I Was at Home, But (Angela Schanelec)

Los temas de la pena, la paternidad y la creatividad, se exploran a través de una arquitectura estructural que se asemeja a un acertijo, y sin embargo todo se ejecuta con una ligereza en el toque, que parece que estuvieras observando la naturaleza misma Magistral y delicada.

Succession Temporada 2 (Jesse Armstrong, creador) –

Tuve que incluir esto porque pensé que era un trabajo muy relevante, especialmente por la escritura y las actuaciones. Este año nada capturó mejor la perversión del capitalismo dinástico “trumpista”. También es milagroso que no sucumba a la condescendencia – (¡esta familia somos nosotros!) – Estamos implicados en un ciclo voyeurista de lujuria (por el dinero, el poder, el lujo, etc.) y autodesprecio.

Ópera prima y película de mi país

Mejor ópera prima

Atlantics (Mati Diop) –

Un maravilloso debut en muchos niveles, que habla con valentía sobre la crisis migratoria mundial. Soy australiano, y su crítica golpea muy de cerca. Además, pude apreciar realmente la representación del calor y el mar. Las buenas películas dejan un rastro, y la cegadora y maliciosa aparición de la luz reflejada (me saco el sombrero por la directora de fotografía Claire Mathon) es tan increíblemente vívida.

Película australiana

Demonic (Pia Borg) – Borg mezcla astutamente animaciones realistas y material de archivo para desentrañar un caso de histeria colectiva de la década de los ’80, alternando entre preocupaciones (infundadas) por una red de pedofilia que opera en los centros de cuidado infantil, con angustias más generales sobre las jóvenes madres que ingresan a la fuerza laboral. Un corto cautivador y sofisticado de 28 minutos.

Cineasta y film de la década

Jean-Luc Godard

Hay muchos grandes (y más jóvenes) directores, pero los tres largometrajes de Godard marcaron la década como vibrantes e inspiradas respuestas polémicas lo-fi a la transformación digital del cine. Podría haber elegido a ese otro octogenario, Clint Eastwood, en una década de tanta inclinación hacia la derecha, pero los comentarios de Godard sobre la historia, la política, el arte y el propio cine aportaron resultados más urgentes y estimulantes.

Leviatán (Lucien Castaing-Taylor, Verena Paravel)

Cámaras digitales que nunca parpadean y micrófonos colocados -a menudo de manera improbable- alrededor de un barco pesquero dan como resultado abstracciones sublimes y cacofónicas, a veces evocadoras de las densas secuencias de CGI en los éxitos de taquilla. ¿Lleva a algún lugar como obra para inspirar a otros? ¿Quizás es demasiado singular y total? Sus preocupaciones (soterradas, oblicuas) retumban a lo largo de la década: el trabajo, el medio ambiente, la masculinidad.

Jorge García, crítico (Con los ojos abiertos), Argentina

No tengo dudas que este ha sido el peor año de la década en materia cinematográfica. A pesar de mis ingentes esfuerzos, no he podido encontrar ninguna obra maestra entre lo visto este año y solo algún título podría alcanzar, apelando a la buena voluntad, el status de gran película. Y tampoco pude encontrar una ópera prima que justifique colocarla como la mejor del año. Si me pusiera estricto debería decir que lo mejor visto fueron las retrospectivas de Samuel Fuller, Kenji Mizoguchi, Carl T. Dreyer y Robert Siodmak, exhibidas en la Cinemateca, y la dedicada a John M. Stahl, proyectada en Mar del Plata, pero no quiero parecer provocador. Los films que finalmente incluiré, en el caso de los realizadores conocidos, son buenos pero no los mejores de sus respectivas filmografías y hubo también algunas decepciones entre películas que me habían despertado expectativas- Pero bueno, allá vamos con algunos títulos de lo poco rescatable visto este año, por orden alfabético.

Cinco películas del año

Dolor y gloria (P. Almodóvar)

High Life (C. Denis)

In The Desert (A. Faingulernt)

Noces (S. Streker)

The Irishman (M. Scorsese)

Ópera prima y película de mi país

La deuda (G. Fontán)

Iván Zgaib, crítico (La vida útil – La nueva mañana), Argentina.

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa):

Un nuevo capítulo en la historia del cine y las sombras.

Sol Alegria (Tavinho Teixeira):

Una profanación de los géneros clásicos (¡del cine y del sexo!) y un reconocimiento conmovedor de la fuerza política que resguarda la ficción para mover montañas y augurar otros horizontes posibles.

The World is Full of Secrets (Graham Swon):

Una película de terror compuesta desde la fragilidad, cuyo tejido formal reconoce que los horrores del mundo no ameritan regodeo.

High Life (Claire Denis):

El cine como un arca capaz de navegar los cuerpos deseantes y los cuerpos celestes.

I Was at Home, But… (Angela Schanelec):

Elíptica, digresiva, precisa y (aún así) de una emoción primal, como la de un burro mirando por una ventana o la de unas aves cantando junto a una tumba.

Ópera prima y película de mi país

The World is Full of Secrets (Graham Swon)

For the Money (Alejo Moguillansky):

Nadie hoy en Argentina reivindica, celebra y reinventa la ficción como Moguillansky.

Lluvia de jaulas (César González):

Un ensayo hipnótico que hace difícil volver a ver Buenos Aires con los mismos ojos.

Cineasta y film de la década

Adirley Queirós

Queirós ridiculizó las distancias de un cine que a principios de siglo parecía agrietarse entre los defensores acérrimos de lo real y los promotores del espectáculo posfotográfico. ¿Una grieta superflua? Este director estremeció los vínculos entre el poder de la imaginación y los materiales vivos (los ciudadanos de carne, los documentos históricos, la arquitectura urbana). Releyó el potencial político del cine y reactualizó una tradición cinematográfica. Documentó un tiempo presente (el Brasil de las tinieblas) y soñó un tiempo que viene (el de un pueblo que resiste). Expuso los cuerpos de ese pueblo y compuso una temporalidad deforme que sólo es posible dentro del cine. Todo con los pies (y los ojos y las entrañas) temblando desde Latinoamérica. ¡Gracias Adirley!

The Ornithologist (João Pedro Rodrigues)

La consagración de un cine escurridizo, en constante mutación, que (semejante al deseo) rechaza identidades y destinos fijos.

Sebastián Menegaz, escritor, cineasta (Hoy Día Córdoba – Con los ojos abiertos), Argentina

Cinco películas del año

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Marriage Story (Noah Baumbach)

The Old Man & the Gun (David Lowery)

Florianópolis Dream (Ana Katz)

The Mule (Clint Eastwood)

Ópera prima y película de mi país

Construcciones (Fernando Martín Restelli)

Florianópolis Dream (Ana Katz)

Cineasta y film de la década

Corneliu Porumboiu

The Great Beauty (Paolo Sorrentino)

Carlos Heredero, crítico (Caimán, cuadernos de cine), España

Cinco películas del año

The Irishman (Martin Scorsese)

Long Day Journey into Night (Bi Gan)

Parasite (Bong Joon Ho)

Farewell, My Son (Wang Xiaoshuai)

Marriage Story (Noah Baumbach)

Ópera prima y película de mi país

An Elephant Sitting Still (Hu Bo)

Dolor y gloria (Pedro Almodóvar)

Cineasta y film de la década

Bi Gan

Boyhood (Richard Linklater)

Rodrigo Moreno, cineaste (Reimon, Una ciudad de provincia), Argentina

Cinco películas del año

Once upon a time…in Hollywood (Quentin Tarantino)

Danses macabres, skeletons et autres fantasies (Rita Azevedo Gómes, Pierre Léon, Jean Louis Scheffer)

L´homme fidéle (Louis Garrel)

Parasite (Bong Joon Hoo)

The Irishman (Martin Scorsese)

Ópera prima y película de mi país

Film nacional

Ópera prima

Las facultades (Eloísa Solaas)

Película nacional

Por el dinero/ For the money (Alejo Moguillansky)

Cineasta y film de la década

Hong Sang Soo

Hay cineastas que ingresan en una racha de películas formidables y ese estado de gracia le cabe a Hong Sang Soo tras una década que arrancó con Hahaha y Oki´s movie y que incluyó la extraordinaria Our Sunhi y también The day he arrives, Right now, wrong then, In another country, entre otras. Durante estos diez años, Hong se dedicó laboriosamente a filmar una única gran película compuesta por nada menos que quince films y en los que encontró una forma de filmar y de producir cada vez más simple, radicalizándose en sus ideas obsesivas sobre el amor, el cine y la amistad. Los bares, las universidades, los parques y las calles empinadas de algunas ciudades coreanas conforman probablemente una estampa inolvidable de esta década que termina.

Para no volver a citar las películas de Hong antes mencionadas, y ampliar el espectro, voy a elegir tres:

Once Upon a Time…in Hollywood (Quentin Tarantino)

Toni Erdmann (Maren Ade)

La Flor (Mariano Llinás)

Ahmad Natche, cineasta (Two Meters of This Land), España/Palestina

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Ich war zuhause, aber / I Was at Home, But (Angela Schanelec)

De una isla / About An Island (José Luis Guerin)

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos / Death Will Come and Shall Have Your Eyes (José Luis Torres Leiva)

Ad Astra (James Gray)

Ópera prima y película de mi país

Atlantique / Atlantics (Mati Diop)

Anteriores a 2019, no necesariamente vistas por primera vez:

Vertigo (Alfred Hitchcock, 1958) · Modern Times (Charles Chaplin, 1936) · Sanma no aji / An Autumn Afternoon (Yasujirô Ozu, 1962) · Tristana (Luis Buñuel, 1970) · The Life and Death of Colonel Blimp (Michael Powell & Emeric Pressburger, 1943)

Cineasta y film de la década

Shan he gu ren / Mountains May Depart (Jia Zhangke, 2015) / Jia Zhangke

Philipp Hartmann, cineasta (66 Kinos), Alemania

Cinco películas del año

Acá 6 películas que me impactaron en 2019. Un año con muchas películas fuertes, me parece. Sin orden de importancia

Ich war zu Hause, aber / I was at home, but (Angela Schanelec)

Heimat ist ein Raum aus Zeit (Thomas Heise)

Nunca subí el Provincia (Ignacio Aguero)

Bacurau (Kleber Mendonça Filho)

Pirotecnia / Mute Fire (Federico Atehortúa Arteaga)

La Flor (Mariano Llinas)

Ópera prima y película de mi país

Compañia (Miguel Hilari)

was at home, but (Angela Schanelec)

Una verdadera obra maestra alemana:

Andrés Di Tella, cineasta (Ficción privada), Argentina

Cinco películas del año

Nunca subí el Provincia (Ignacio Agüero)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Quién lo impide (Jonás Trueba)

Journal de Septembre (Eric Pauwels)

Beirut, ma ville (Jocelyne Saab, 1983)

Ópera prima y película de mi país

Los cortometrajes del Programa de Cine UTDT, AAVV (Argentina)

La flor (Mariano Llinás)

La verdad, no siento mucha afinidad con las listas “Top Ten”. La idea, inevitable, de “competencia”, incluso la de “actualidad”, tienen muy poco que ver con el espíritu del cine o del arte (o de la vida). Por un tiempo, como acto de protesta muy privado, dejé de participar de este tipo de encuestas. Sin, embargo, este año di el brazo a torcer. Debo confesar, para justificarme, que tengo un curadorencerrado en el altillo. Y este año, en el marco del Programa de Cine de la Universidad Di Tella, me di el gusto de programar una serie de películas muy especiales, en calidad de estreno nacional, de las que puedo -¿por qué no?- presumir. La generosidad de Jonás Trueba, que dio un seminario en el programa, nos permitió asistir a las 4 partes de su work-in-progress Quién lo impide, un experimento con adolescentes que respira libertad y atrevimiento. En el marco del seminario de Marta Andreu sobre el estatuto del “yo” en el cine documental, asistimos a Journal de septembrede Eric Pauwels, que parece hacer lo imposible: ¡reinventar el diario cinematográfico! Beirut, ma ville (1983), presentada durante las Jornadas sobre Cine Ensayo, fue el primer film visto en la Argentina de Jocelyne Saab. Fue tal el impacto –de una actualidad rabiosa- que el Festival de Cine Migrante programó a continuación una retrospectiva urgente de la cineasta libanesa, que murió este año. El punto alto de nuestro año en el programa fue, seguramente, el seminario de Pedro Costa, que nos regaló el estreno (sin anunciar) de As filhas do fogo, una pieza de 20 hipnóticos minutos realizada para un espectáculo musical que está montando. Tuve oportunidad, sin embargo, de ver dos veces seguidas Vitalina Varela, que es quizá su magnum opus, y no puede no estar en la lista. Durante los 9 meses que duró el Programa de Cine, los 25 participantes realizaron cinco cortometrajes por semana. Esa experiencia maratónica, casi alucinatoria, completa para mí la casilla de “opera prima”. Y, ya que estamos haciendo números, las 14 horas y media de La flor, vistas en la Sala Lugones, alcanzan para ubicarla con comodidad como el título nacional del año. Pero si tengo que elegir una película del año-si eso fuera posible- sería Nunca subí el Provincia de Ignacio Agüero. Dan ganas de salir corriendo del cine y hacer exactamente lo mismo que hizo él. Y dejar las listas para otros.

John Campos Gómez, programador (Transcinema, FICValdivia, Festival de Cine Radical,Black Canvas FCC), Perú.

Cinco películas del año

No dejen de ver estas películas, por favor.

143 Sahara Street (Hassen Ferhani)

That Cloud Never Left (Yashaswini Raghunandan)

Zumiriki (Oskar Alegría)

Príncipe de Paz (Clemente Castor)

Ralf’s color (Lukas Marxt)

Ópera prima y película de mi país

Pirotecnia (Federico Atehortúa)

La peruana: La chucha perdida de los Incas (Huanchaco)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Hard to be a God (Aleksei German)

Diego Lerer, crítico y programador (Quinzaine des Réalisateurs – Pingyao Film Festival – Micropsia)

Cinco películas del año

The Irishman, de Martin Scorsese

Synonyms, de Nadav Lapid

Vitalina Varela, de Pedro Costa

Once Upon a Time… in Hollywood, de Quentin Tarantino

Uncut Gems, de Josh & Benny Safdie

Ópera prima y película de mi país

Atlantics, de Mati Diop

Por el dinero, de Alejo Moguillansky

Cineasta y film de la década

Hong Sangsoo

Zama (Lucrecia Martel)

Leonardo D’Espósito, crítico (Infobae) y programador (Museo Nacional de Bellas Artes), Argentina

Cinco películas del año

Once upon a time in Hollywood (Quentin Tarantino)

La película definifiva sobre el cine, el punto de unión que supera la idea godardiana (y antigua) de “muerte del cine”. Y un catálogo de placeres, de filmar porque se quiere y puede.

Ford Vs. Ferrari (James Mangold)

El cine clásico existe, puede gozar de buena salud y tocar cualquier tema. Aquí hay una película superficial en el sentido más noble del término, generosa en todo sentido.

Fire Will Come (Oliver Laxe)

Debajo de un cuento de hadas disfrazado, hay otra cosa: la tensión entre modernidad y tradición, entre lo artesano y lo tecnológico. Entre la topadora extraterrestre y el árbol que resiste al fuego.

High Life (Claire Denis)

La ciencia ficción pura: reflexión sobre el presente y las posibilidades (a veces terroríficas, a veces trágicas) que le abrimos al futuro.

The Whistlers (Corneliu Porumboiu)

Otra comedia de Porumboiu pero en plan vertiginoso, al tiempo que demuestra que lo grotesco es parte del mundo.

Ópera prima y película de mi país

The Faculties (Eloísa Solaas)

Es un documental que registra algo casi inasible: el trabajo de la inteligencia (no del saber o la memoria: de la inteligencia) en el mundo de cada día.

Las buenas intenciones (Ana García Blaya)

La familia hoy y la familia siempre desde un punto de vista inmediato y complejo.

Cineasta y film de la década

Inglorious Basterds (Quentin Tarantino)

Hay algo importante en esa película: la idea de que el cine no es la realidad pero puede mostrar sus alternativas. Por eso -y pasa luego en todas las películas de los años 2009 a 2019- Tarantino revisa la historia y, al hacerlo y “corregirla”, la critica y le da un sentido concreto a la cinefilia, una utilidad.

Juan Francisco Gacitúa, crítico (Los jóvenes viejos), Argentina

Cinco películas del año

Once Upon a Time… In Hollywood (Quentin Tarantino)

Las facultades (Eloísa Solaas)

The Old Man & the Gun (David Lowery)

The Irishman (Martin Scorsese)

Cómo maté a Antoine Doinel (Nicolás Prividera)

Ópera prima y película de mi país

Las facultades (Eloísa Solaas)

Cineasta y film de la década

Johann Lurf

La larga noche de Francisco Sanctis (Francisco Márquez y Andrea Testa)

Fernando Vílchez Rodríguez, cineasta, programador, codirector (FILMADRID Festival Internacional de Cine), Perú-España

Cinco películas del año

This Is Not A Burial, It’s a Resurrection, de Lemohang Jeremiah Mosese (120′).

Emoción, cánticos, dolor. La resistencia de una comunidad frente a cierta forma de entender el progreso. Aún hay cine que habla al espíritu. Hay pocas obras maestras este año. Esta es una de ellas.

Martin Eden, de Pietro Marcello (129′).

En un solo rostro (excepcional Luca Marinell), todos los rostros. En una vida, todas las derivas. Marcello es de los cineastas que parece que todo lo que hace lo hace bien. Gran paso de alguien cuya obra ha ido del ensayo más independiente a este inmenso lienzo político y social del siglo XX.

The Souvenir, de Joanna Hogg (115′).

Nuestras relaciones respiran vulnerabilidad por todos lados. Filmar la fragilidad con cercanía pero sin sentimentalismos, y además con una maestría pictórica, es algo que ya es identidad del cine de Hogg. Grandísima cineasta.

Seven Years In May, de Affonso Uchoa (41′).

Una historia frente al fuego. Las palabras de Rafael son las de un país roto y abandonado a la rabia, una manifestación poliédrica del cine, un canto político sin igual.

Fourteen, de Dan Sallitt (94′).

Haciendo de la sencillez su punto de partida para el misterio y la complejidad humana, Sallitt consigue una nueva película donde la sobriedad revela con mayor potencia las fracturas emocionales. Premio extra al Cinéfilo del Año, válido para esta y las próximas décadas por venir.

Bonus Track: Gold Film, The Shadow of Gold, de Deneb Martos y Wade Matthews (Loop Infinito), El cine expandido ha sido seña identitaria de FILMADRID desde su primera edición y este año me permito recordar una noche excepcional en Madrid, la noche en que esta instalación de películas doradas emocionó a doscientas personas. El cine como alquimia y mecánica a la vez.

Ópera prima y película de mi país

Big, Big, Big, de Carmen Haro y Miguel Rodríguez (España, 2019, 67′). Véanla y sean felices.

Mejor película de mi país: Ya que mi vida se reparte entre Perú y España, doy un título por lugar. Por España, Longa Noite, de Eloy Enciso, la mejor representante del gran momento del cine gallego. Por Perú, sin duda la mejor película del año es Casos complejos de Omar Forero.

Cineasta y film de la década

Pedro Costa.

La más profunda, la más eterna, la que más ha influido en el cine posterior, Cavalo Dinheiro. El cineasta de la década es, naturalmente, Pedro Costa.

Álvaro Arroba, crítico y programador (A Sala Llena; Bafici), España

Cinco películas del año

The Traitor / Il traditore (Marco Bellocchio)

Devil Between the Legs / El diablo entre las piernas (Arturo Ripstein)

No Key / Porte sans-clef (Pascale Bodet)

Where’d you go, Bernadette (Richard Linklater)

The Faculties / Las facultades (Eloísa Solaas)

Y una fuera de categoría: Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Ópera prima y película de mi país

La espada me la han regalado (Míriam Martín)

Apelo a mi incipiente doble nacionalidad; films más importantes de España y Argentina:

The Crack: Inception / El crack cero (José Luis Garci), y Men Of Hard Skin / Hombres de piel dura (José Celestino Campusano)

Cineasta y film de la década

José Celestino Campusano.

Twin Peaks: The Return (David Lynch) & La flor (Mariano Llinás)

Twin Peaks: The Return es una serie que su autor se empeñó en definir como una película; La flor es una película cuyo autor se empeñó en no identificar con una serie. Las dos asolaron mi década con mucha intensidad gracias a su ficción hambrienta. Si el decenio estuvo marcado por decenas de series televisivas inanes de consumo rápido, a eso David Lynch y Mariano Llinás opusieron en realidad algo parecido al formato viejo serial con la intuición de que hay que rebuscar en la fuerza capitular de los seriales mudos de Feuillade para conquistar nuestra ansiedad porque el pasado está cargado de futuro. Además, son Buddy movies impulsadas por la emocionante fuerza motor de la amistad: la confección de dos catedrales de cerillas como cadáveres exquisitos de aquellas vanguardias históricas.

José Miccio, crítico (Calanda), Argentina

Tarantino es el director más importante de la década no solo porque filmó películas notables (la última, fundamentalmente) sino porque es uno de los pocos cineastas que todavía creen en la ficción. Lo hizo siempre -ahí está el nombre de su segunda película- pero como si hubiese olido su crisis mejor que nadie, desde Death Proof se dedicó a afirmarla y a levantarle un monumento detrás de otro, el último de los cuales es el plano final de Once Upon a Time… in Hollywood. A los espectadores cinéfilos, en cambio, nos cuesta aceptar los pactos de ficción porque ya no creemos en ella. Le pedimos sensibilidad sociológica o autoconciencia (dos cosas que Tarantino tiene, por supuesto, pero que no son sus banderas), y le pedimos también las posiciones que sostienen y derivan de esos reclamos: el lugar correcto y el lugar sabiondo. Hay un lazo no tan secreto entre quienes se contentan evaluando cuán edificante es la representación de este o aquel grupo social y quienes se dedican a enumerar citas y alusiones como si el cine fuera un desafío de televisión: unos y otros se niegan a vivir durante un par de horas en ese mundo de reglas propias que hasta hace un tiempo nos permitía poner en pausa la Ley. Basta un ejemplo entre miles. En julio de este año The Guardian publicó una nota escrita por un tal Roy Chacko que sostiene que debemos abandonar a Tarantino (cancelarlo, como se dice ahora) porque las mujeres de su cine sufren violencia física y bla bla bla. Es fácil contestar con Jackie Brown, con Kill Bill, con Bastardos sin gloria y con Death Proof (cuyo plano final es el mejor Ciao maschio jamás filmado por un director que no sea Ferreri), cuatro películas de minas fuertes y hermosas en sus propios términos. Pero en realidad, todo es una trampa. La trampa de nuestro tiempo: la de obligar a la ficción a comportarse como si no lo fuera. A someterse a la Ley. Por eso, ya que es tiempo de balances, si hoy tuviera que elegir mi momento preferido de Tarantino sería ese de The Hateful Eight en el que Quentin le regala una canción de White Stripes (“Apple Blossom”) a una Jeniffer Jason Leigh golpeada y desafiante, que se lame la sangre como bruja voluptuosa, se come con la mirada a Samuel L. Jackson y de algún modo se cita a sí misma en la monumental Flesh and Blood de Paul Verhoeven. Esto es el Mal estético. Una razón para vivir.

Cinco películas del año

Once Upon a Time… in Hollywood (Quentin Tarantino)

The Mule (Clint Eastwood)

Il traditore (Marco Bellocchio)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Diego Maradona (Asif Kapadia)

Cineasta y film de la década

Quentin Tarantino

Película de la década

Once Upon a Time… in Hollywood (Quentin Tarantino) / Under the Silver Lake (David Robert Mitchell)

Andrea Morán, crítica y programadora (Filmadrid Festival Internacional de Cine; Caimán Cuadernos de Cine), España

Cinco películas del año

Por orden alfabético)

El despertar de las hormigas (Antonella Sudasassi)

Fourteen(Dan Sallitt)

Lo que arde (Oliver Laxe)

Party on the CAPS (Meriem Bennani)

Sete anos em Maio(Affonso Uchoa)

Ópera prima y película de mi país

A Thief’s Daughter (Belén Funes)

La virgen de agosto (Jonás Trueba)

Cineasta y film de la década

Mia Hansen Love

Holy Motors (Leos Carax, 2012)

Benjamín Naishtat, cineasta (Rojo), Argentina

Cinco películas del año

Us, de Jordan Peele

Parasite, de Bong Joon Ho

Dolor y Gloria, de Pedro Almodóvar

Once upon a time in Hollywood, de Quentin Tarantino

Ópera prima y película de mi país

Planta permanente, de Ezequiel Radusky (en rigor había codirigido, pero su primera ficción en solitario)

Otras dos nacionales:

Lluvia de Jaulas (un documental de creación con todas las letras, de una libertad y una belleza que hace mucho no veía) y Atenas, ambas de César González

Cineasta y film de la década

Creo que el director de la década probablemente sea Paul Thomas Anderson, no sé si por The Master o por Phantom Thread. 

Griselda Soriano, crítica (las visiones de cine-El club de las cinco), Argentina

Cinco películas del año

Dos estrenos en salas, dos vistas en festivales, una que quedó en el medio. En orden alfabético:

Dolor y gloria (Pedro Almodóvar)

Lluvia de jaulas (César González)

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Parasite (Bong Joon-ho)

The Irishman (Martin Scorsese)

Dolor y gloria, Once… y The Irishman me resultan extrañamente alineadas: son tres películas que hablan de (y desde) un cine que teme su extinción. Tengo mis dudas con Parasite pero creo que en ella late algo vivo que excede esos cuestionamientos. Lluvia de jaulas es mi apuesta a futuro.

Ópera prima y película de mi país

Las facultades (Eloísa Solaas)

Lluvia de jaulas (César González)

Cineasta y film de la década

Sion Sono

No sé si es el director de la década, pero fue el mío.

Películas de la década:

Una ficción: Zama (Lucrecia Martel, 2017)

Un documental: Homeland: Iraq Year Zero (Abbas Fahdel, 2015).

Diego Brodersen, crítico y programador (Página 12; Sala Lugones), Argentina

Cinco películas del año

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Pain and Glory / Dolor y gloria (Pedro Almodóvar)

Amazing Grace (Alan Elliott, Sydney Pollack)

Joan of Arc / Jeanne, (Bruno Dumont)

Ash is Purest White / Jiang hu er nü (Jia Zhangke)

Ópera prima y película de mi país

Atlantics (Atlantique, Mati Diop)

Película argentina: Murder Me, Monster, Muere, monstruo, muere (Alejandro Fadel)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Cavalo Dinheiro (Pedro Costa)

Andrey Arnold, crítico de cine (Die Presse), Austria

Aquí te envío mi pedazo de la torta de La internacional cinéfila. No estoy seguro de que se ajuste a tu criterio, ya que hay pocas cosas aquí que no sean tan conocidas, al menos en los círculos cinéfilos. Pero son las películas que he elegido elegir. En cuanto a las “Mejor película de mi país”, no puedo recomendar en honor a la verdad ninguna película austriaca del 2019, lo cual puede tener que ver con el hecho de que no he visto mucho en esta categoría este año. Respecto a la votación extraordinaria, para “Mejor Película” voto por “Burning” de Lee Chang-dong, aunque preferiría elegir otra cosa, pero esta es la película de esta década que en este momento está más presente en mi memoria, la película que he visto más a menudo. Para “Mejor Director” me gustaría respetuosamente abstenerme. Espero que puedan aceptar mi contribución tal y como es. Si no, no te preocupes.

Cinco películas del año

Joker (Todd Philipps)

En muchos sentidos, el arte es lo que haces de él. Siempre y cuando lo que hagas de él ya esté, en cierta medida, ahí. Entonces, ¿qué quieres hacer de una película como “Joker”? ¿Una glorificación de la masculinidad tóxica cómo víctima incomprendida? ¿El afano cínico de un Estudio que se aprovecha de la fatiga de un superhéroe? ¿Una plataforma para la actuación exhibicionista de un actor entre actores? ¿Un torpe plagio de Scorsese? ¿O una crítica de la injusticia sistémica a través del atormentado retrato de un marginal que de alguna manera se las arregló para apropiarse del aparentemente impenetrable dominio del megablockbuster global, dando un giro a la mitología de uno de los líderes de la cultura pop contemporánea, al enfocar a un trágico payaso que está tan alejado de la mayoría de los héroes y antihéroes de la época como lo está del “Taxi Driver” Travis Bickle – una extraña, sensible y rencorosa criatura que se extravía solipsisticamente de la solidaridad?

El síndrome asténico (Kira Muratova)

Si vamos a tomar al pie de la letra el santo y seña* cinéfilo de que no existe tal cosa como una película vieja, lo cual creo que deberíamos hacer, entonces ¿por qué no tratar verdaderamente lo “viejo” como “nuevo” dentro del contexto de listas como estas? Para mí, “El síndrome asténico” de Kira Muratova, que vi mientras preparaba un texto para una retrospectiva en Austria de la difunta directora, fue sin duda una especie de estreno, y de los más trascendentales. Ofrece la visión panorámica de un tiempo y un lugar específicos que es tan amplio en su alcance, tan osadamente abierto en su forma y tan brutalmente honesto en su mirada, que no pude evitar sentirme conmovido, asombrado y perturbado. ¡Andá a verlo ya! Es fácil si lo intentás.

Color Out of Space (Richard Stanley)

Nada… nada… el color… quema… frío y húmedo, pero quema… vivía en el manantial… Lo he visto… una especie de humo… exactamente como las flores de la primavera pasada… el manantial brillaba por la noche… Se llevó a Thad, a Merwin y a Zenas … todo vivo … chupando la vida de todo … en esa piedra … debe haber venido en esa piedra … pizcó todo el lugar … no sé lo que quiere … Esa cosa redonda que los hombres de la universidad sacaron de la piedra… la rompieron… era del mismo color… igual, al igual que las flores y las plantas… deben ser más de ellas… semillas… semillas… que crecieron…

I Was at Home, But (Angela Schanelec)

Let’s dance

Put on your red shoes and dance the blues

Let’s dance

To the song they’re playin’ on the radio

Let’s sway

While color lights up your face

Let’s sway

Sway through the crowd to an empty space

A Hidden Life (Terrence Malick)

Preferiría no hacerlo

*sibboleth en el original

Oscar Cuervo, crítico (La otra), Argentina

Cinco películas del año

DOLOR Y GLORIA (Pain and Glory, Pedro Almodóvar)

La gloria es la visión del cuerpo desnudo de Eduardo, el joven albañil al que el niño Salvador le enseña a escribir, una experiencia extática en medio del franquismo católico. Almodóvar construye una perfecta máquina de narrar con complejas articulaciones temporales que fluyen gracias a la emoción de lo que deja ver y lo que no. Una falsa autobiografía que afirma su fe en la autoridad de la ficción.

ONCE UPON A TIME IN HOLLYWOOD (Quentin Tarantino)

Sharon Tate no se salva. Tarantino sigue jugando con la alteración de los hechos conocidos. “Basada en hechos irreales”. Todos sabemos que miente y que el cine no puede hacer justicia por el desquicio del mundo. La venganza es un consuelo mezquino pero el pasaje de la falsa ficción a la ficción pura regala tránsitos de gran regocijo.

DOGMAN (Mateo Garrone)

Un paisaje desolado, una comunidad en fase de disolución, sostenida por la cocaína y el dinero, coaligada por los golpes y la asfixia. Los ojos atónitos de Marcello, el amor por su hija y la inocencia de los perros hacen amable esta catástrofe humana. La fase más oscura del gran cine italiano.

ROLLING THUNDER REVUE: A BOB DYLAN STORY BY MARTIN SCORSESE (Scorsese/Dylan)

La compensación por el tropiezo de The Irishman en Netflix es que Scorsese reafirme su jerarquía de biógrafo apócrifo de Dylan. En este pseudodocumental construido en base a restos de un film fallido y testimonios falsos, Dylan avisa que dice la verdad solo cuando está enmascarado, pero acá no se recurre al CGI sino a caras empolvadas y arrugas reales.

LLUVIA DE JAULAS (César González)

La cortina de lluvia que continuamente atraviesa el paisaje impone una tonalidad elegíaca y pensativa y la tersura de la piel de los chicos de la villa hacen el alegato más potente contra la crueldad del sistema político que los asesina.

Ópera prima y película de mi país

Opera Prima: no vi ninguna que pueda destacar.

Film nacional: LLUVIA DE JAULAS

Cineasta y film de la década

¿La década empieza en el año 9 o en el 0? En todo caso hace exactamente 10 años Tarantino estrenaba la película que inicia su década prodigiosa: Inglorious Basterds. De ahí en más, su cine prevalece de punta a punta, con una seguidilla imbatible: Django Unchained, The H ateful Eight y Once Upon a Time in Hollywood. Hay tantos momentos de placer ahí que por un rato podemos olvidarnos de que Tarantino está ajusta cuentas con la gran tradición del cine americano. Si por imperio del sistema decimal no puedo elegir Inglorious Basterds, el lugar de la mejor lo ocupa con justicia The Hateful Eight.

Josefina Sartora, crítica (Claro Oscuros; Otros cines; Le Monde Diplomatique), Argentina

Cinco películas del año

Dolor y gloria (Pain and Glory), Pedro Almodóvar

Portrait de la jeune fille en feu (Portrait of a Lady on Fire), Céline Sciamma

The Favourite, Yorgos Lanthimos

Ash is the Purest White, Jia Zhang-ke

Manbiki kazoku (Shoplifters),Hirokazu Kore-eda

Ópera prima y película de mi país

La botera (Boat Rower Girl), Sabrina Blanco

Los sonámbulos (The Sleepwalkers), Paula Hernández

Alejandro Cozza, crítica (La vida útil) y director (Todas las pistas fueron falsas, El oso antártico), Argentina 

No es la primera vez que en la Internacional cinéfila divido mis elecciones en dos lados, como en los viejos cassettes, con el criterio de dividir tal vez dos macro grupos en donde en un lado A ubicaríamos a las películas que logran un mayor consenso canónico a lo largo del año, ya sea por la legitimación de los grandes festivales o por ser dirigidas por cineastas con vasta trayectoria ya muy probada. Son películas de una excelencia insoslayable. Mientras que, en el Lado B, suelo dar lugar a películas que van llegando por otros medios de legitimación a un lugar de privilegio en mi criterio personal, ya sea por grupos más acotados de críticos, secreto a voces, joyas pedidas en las vastas programaciones de festivales, géneros alternativos o por medio de esta propia internacional cinéfila. Estas películas pueden resultar por ahí más fallidas o discutibles que las del Lado A, pero a su vez son extremadamente vibrantes en sus búsquedas y hallazgos.

Cinco películas del año

Lado A

1) VITALINA VARELA (Pedro Costa)

2) ONCE UPON A TIME IN HOLLYWOOD (Quentin Tarantino)

3) I DO NOT CARE IF WE GO DOWN IN HISTORY AS BARBARIAN (Radu Jude)

4) SYNONYMES (Nadav Lapid)

5) LES ENFANTS D´ISADORA (Damien Manivel)

Lado b

1) DRAGGED ACROSS CONCRETE (S. Craig Zahler)

2) HEIMAT IS A SPACE IN TIME (Thomas Heise)

3) BEACH BUM (Harmony Korine)

4) SPIDER-MAN: INTO THE SPIDER-VERSE (Bob Persichetti, Peter Ramsey      y Rodney Rothman)

5) TINNITUS (Daniil Zinchenko)

Ópera prima y película de mi país

SUBURBAN BIRDS (Sheng Qiu)

BREVE HISTORIA DEL PLANETA VERDE (Santiago Loza)

Cineasta y film de la década

HONG SANG SOO / JOHNNIE TO

Sigo haciendo trampa, no puedo decirme por uno u otro. Son dos directores que uno a priori asociaría a la década pasada, pero que en una revisión exhaustiva de todo lo que hicieron en estos últimos diez años nos encontramos con una variedad de obras maestras en sus haberes (y saberes) realmente impresionante. Capaz nos acostumbramos a sus trazos geniales y solemos pasarlos por alto en una más detallada consideración crítica y analítica. ¡Pero no deberíamos! Son los cineastas más grandes de nuestra era.

TWIN PEAKS 3 (David Lynch)

Es difícil elegir solo una película (¡qué encima es difícil considerarla como tal!), podrían haber sido también otras: La flor (Mariano Lllinás) o E Agora? Lembra-me (Joaquim Pinto) o Misterios de Lisboa (Raul Ruiz) o Adiós al lenguaje (Jean Luc Godard) o The Master (Paul Thomas Anderson) o… no sé, ¡Vamos con Lynch nomás!

Paola Buontempo, programadora (Festival Internacional de Cine de Mar del Plata)

Cinco películas del año

I Was at Home, But (Angela Schanelec)

Synonymes (Nadav Lapid)

Seven years in May (Affonso Uchoa)

Bird’s island (Maya Kosa, Sergio da Costa)

Danses macabres, skeletons, and other fantasies (Pierre Léon, Rita Azevedo Gomes, Jean-Louis Schefer)

Ópera prima y película de mi país

Just Don’t Think I’ll Scream (Frank Beauvais)

Green Ash (Pablo Mazzolo)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-Soo

Story of my Death (Albert Serra)

Lucas Asmar Moreno, crítico de cine, ensayista y novelista (La Voz del Interior; Hoy Día Córdoba; El Apocalipsis según Asmar)

Cinco películas del año

Once Upon a Time… in Hollywood (Quentin Tarantino)

Tarantino se obsesiona por evocar una atmósfera del mismo modo que se evocaría a un fantasma. Sus travesuras siguen presentes pero impactan desde lo espiritual. Sharon Tate autodescubriéndose en un cine, Cliff Booth jugando con su perro, Rick Dalton bendecido por una niña. ¡Qué limbo de felicidad y melancolía! Escenas así ingresan en un orden poético que nos exige encomendarnos al Misterio.

Monos / Monkeys (Alejandro Landes)

Ni Apocalipsis Now ni El Señor de las Moscas; Landes revisita la historia de las guerrillas latinoamericanas y se cuestiona si esta tradición puede convivir con los parámetros de una juventud con intermitencia ideológica, que no logra despojarse del imperativo de la emoción espectacular, de la mera descarga de adrenalina. La incomodidad de Monos yace en la discordancia entre una gesta anacrónica y una generación incapaz de internalizar valores que superen al individuo.

Así Habló el cambista / The Moneychanger (Federico Veiroj)

Hacer sátiras es difícil y Veiroj hizo una perfecta, endiablada, que le permitió a Daniel Hendler componer uno de los mejores personajes de su carrera. Además de ser divertidísima y manejar con destreza cada subtrama, propone una reflexión sobre la oscuridad inherente a la especulación financiera. La escena de apertura y cómo se retoma en determinado momento es una gloria cinematográfica.

Midsommar (Ari Aster)

Horror luminoso, ingenio para narrar de manera absorbente algo obvio, que de entrada anticipamos debido a un género con reglas despótica. Ari Aster acepta estas reglas a condición de imponer las suyas: una poética de lo sensorial, la experimentación con formas, colores, texturas y ritmos. Capacidad sobrenatural de encuadre dentro de una danza de transiciones. Psicodelia perfectamente organizada en el discurso cinematográfico. El goce plástico es curiosamente proporcional al pánico.

Ford v Ferrari (James Mangold)

Si bien la película de Mangold es lo mejor que dio el mainstream hollywoodense, este voto le pertenece a mi hermano, un apasionado del automovilismo que compite en el TC2000 y en estos últimos días anda triste porque lo descalificaron. Hace unos meses, buscando comprender un universo que me despertaba prejuicios, lo acompañé al autódromo para estudiar el backstage de la competencia. La fraternidad que predomina en los boxes fue representada con una fidelidad más que digna por Mangold: cada mecánico lo entrega todo, no duerme, se encomienda al equipo y ese amor es una fuerza de unidad masculina. Ver Ford v Ferrari con mi hermano en navidad será la mejor forma de coronar este 2019.

Ópera prima y película de mi país

Fin de Siglo / End of the Century (Lucio Castro)

Película LGTB+ algo porno de tono costumbrista flirteando con la física cuántica y los multiversos. Si eso no alcanza para votarla en esta terna, basta rever la escena en la terraza, un único y extenso plano actuado con obscena espontaneidad. Estamos ante esos diálogos que se enquistan en la memoria porque desnudan a los personajes al tiempo que ponen el foco en temáticas que interpelan: ¿qué modelos de familia van a reemplazar a los modelos vigentes?, ¿acaso serán posibles o, como desliza la película, pertenecen a realidades paralelas?

Film Nacional

Playback (Agustina Comedi)

Lo que está haciendo Comedi me resulta muy estimulante: sin un ápice de oportunismo, piensa y repiensa las identidades de las minorías sexuales. Las siente, se compromete y se desespera por darle voz a aquellos que murieron consumidos por un deseo prohibido. Comedi es buena fe, sensibilidad y generosidad, una de las mayores promesas del cine argentino. Mientras en su ópera prima desentrañó la tormentosa sexualidad del padre, aquí reivindica a un grupo de travestis y transformistas arrasados por el SIDA. Más que un cortometraje, Playback es un conjuro.

Cineasta y film de la década

La Flor / The Flower (Mariano Llinás) / Mariano Llinás

Pensé que esta nueva terna me daría problemas pero sucedió lo contrario: Llinás se me manifestó como una elección lógica e imperiosa. Su película es inestable (nadie mantiene el nivel por más de 14 horas) pero la segunda parte posee una épica descomunal, a imagen y semejanza de Historias Extraordinarias. No pondero la proeza de filmar por tantos años para darle esta distinción a Llinás, sino lo que me regaló con el visionado de La Flor: una pequeña comunidad que por tres días convivió en un cine. Ningún espectador cedió al desafío, respetábamos las ubicaciones de los otros, nos convidábamos alimentos y bebidas, charlábamos en los intervalos y a la salida. Nos reconocíamos. Después de los créditos percibí un orgullo colectivo: fuimos espectadores de cine obstinados en congregarnos adentro de un cine. Ver La Flor trasciende la experiencia estética para convertirse en un gesto político: la restitución del cine como ritual, como una responsabilidad hermenéutica compartida por varias personas en simultáneo. Una resistencia ante la domesticación del on demand.

Eduardo Rojas, crítico y escritor. (Hacerse la crítica), Argentina

Cinco películas del año

The Irishman, Martin Scorsese.

Dogman, Mateo Garrone.

Noces, Stephen Streker.

Nunca subí al Provincia, Ignacio Agüero.

The Mule, Clint Eastwood.

Este 2019 fue el peor que recuerdo desde que me dedico a la crítica. Elijo cinco películas que no se destacan por la innovación ni buscan hacerlo. La enorme potencia narrativa de The Irishman es insoslayable. Igual criterio para el Eastwood anual, Garrone o el sorprendente Streker. Agüero difiere en esta lista. La emotiva muestra de nostalgia y reflexión madura, justifican este podio.

Ópera prima y película de mi país

Ex aequo para dos films de directores consolidados

La deuda, Gustavo Fontán.

Sueño Florianópolis, Ana Katz.

Ópera prima: Vigilia en agosto, Luis María Mercado.

El joven director cordobés representa al intermitente cine del interior de Argentina. Hay influencias (inevitables) de Lucrecia Martel en esta historia pequeña de soja y misterios.

Cineasta y film de la década

Christian Petzold

Amour (2013), Michael Haneke.

Menciones para Copia certificada, El lobo de Wall Street.

Victor Moreno, cineasta (La ciudad oculta), España

Cinco películas del año

Desgraciadamente este año he estado viajando mucho y no he podido ver todas las que me hubiera gustado. En cualquier caso, aquí hay una selección de cinco que, aún hoy, siguen acompañándome. Cuatro películas y una sesión de live cinema que exploran eclécticamente la representación del espacio (y el tiempo) en el cine. Siento que estas cinco obras me han acercado desde los confines del universo conocido hasta el Hollywood sesentero pasando por la cocina de Ignacio Agüero.

HIGH LIFE (Claire Denis)

I NEVER CLIMBED THE PROVINCIA (Ignacio Agüero)

ONCE UPON A TIME IN… HOLLYWOOD (Quentin Tarantino)

LIFE AND SOUND PERFOMANCE AT HUMAN RESOURCES LOS ANGELES (Jon Almaraz y Eve Lafountain)

COMPAÑÍA (Miguel Hilari)

Ópera prima y película de mi país

DE NUEVO OTRA VEZ de Romina Paula

LA VIRGEN DE AGOSTO de Jonás Trueba

Cineasta y film de la década

Terrence Malick

HOMO SAPIENS (Nikolaus Geyrhalter)

Sofía Ferrero Cárrega. crítica y programadora (La voz del Interior- FIDBA), Argentina

El mismo año que se lleva a Agnès Varda nos deja su último film, estrenado poco tiempo antes de su muerte. Esta película no solo nos da un poco más de ella, que fue llorada globalmente (su nombre fue TT en twitter el día de su muerte) sino que es un retrato íntimo que ella misma firma. Una obra clave para entender su obra y un film que abraza tanto a los recién llegados a su obra como a los que lloran su partida.

Dentro de la cinematografía de Argentina elijo Que sea ley , de Juan Solanas como la película del año. No solo por significar una vuelta al documental militante sino por hablar del tema por el que será recordado este año: la lucha feminista por la interrupción voluntaria del embarazo. No siempre el cine llega a tiempo para hablar de los temas relevantes del momento en el que son producidos. Este film es una excepción.

He decidido que el director de la (mi) década sea Hong Sang-soo, por la magnitud de su obra (26 películas en 23 años de carrera) y por posibilitar una lectura de sus films dentro de una filmografía que se resignifica con cada nuevo film. Como un juego que deviene del propio lenguaje cinematográfico cuyo principal elemento, el montaje, pone en relación las imágenes entre sí y cada una tiene sentido en relación a las otras. Creo que Hong es, por esto, un director que crea desde la propia gramática del arte que elige y esto trasciende sus films como unidades y es fundamental para leer su obra toda.

En este sentido considero Yourself and Your como la película que despliega de la manera más precisa todos los elementos característicos del director: la búsqueda de la repetición, que no es la repetición sino una búsqueda, un intento fallido y una voz que le repite al personaje (de nuevo la repetición) que siempre busca a la misma mujer y que solo los confundidos pretenden encontrar una diferencia en la repetición. Quizás nos habla a los espectadores. Pero de nuevo, con Hong, todo es posible.

Cinco películas del año

Vardá por Agnes (Agnès Varda, Didier Rouget)

The Joker (Todd Phillips)

Parasite (Bong Joon-ho)

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino).

The Marshal’s Two Executions (Radu Jude)

Ópera prima y película de mi país

Las facultades (Eloísa Solaas)

Que sea ley (Juan Solanas)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo.

Yourself and yours (2017)

Diego Trerotola, crítico y director artístico (Página/12, Asterisco Festival Internacional de Cine LGBTIQ), Argentina

Cinco películas del año

Hustlers (Lorene Scafaria)

Breve historia del planeta verde (Santiago Loza)

Border (Ali Abbasi)

The Favorite (Yorgos Lanthimos)

Spider-Man: Into the Spider-Verse (Peter Ramsey, Rodney Rothman, Bob Persichetti)

Ópera prima y película de mi país

Opera prima

Las facultades (Eloisa Solaas)

Película argentina

Muere, Monstruo, Muere (Alejandro Fadel)

Cineasta y film de la década

Alain Guiraudie

Voluptuous Sleep (Betzy Bromberg)

Denise Pieniazek, crítica e Investigadora (Puesta en Escena, Radio Del Plata /IAE-FFyL/UBA), Argentina.

Cinco películas del año

The Irishman (Martin Scorsese)

Pain and Glory (Pedro Almodóvar)

Once Upon a Time in… Hollywood (Quentin Tarantino)

Midsommar (Ari Aster)

Parasite (Bong Joon Ho)

2019, un año en el que tres grandes directores del cine mundial, vuelven a consagrarse y a demostrar que conocen y aman su oficio. Junto a sus marcados estilemas Martin Scorsese, Pedro Almodóvar y Quentin Tarantino, siempre nos hacen saber cuándo estamos frente a una película de ellos. Tanto Scorsese como Tarantino nos han otorgado dos largometrajes que dialogan retrospectivamente con toda su filmografía previa, y a su vez vuelven a exponen el interés de ambos por los distintos periodos históricos de Estados Unidos.  En The Irishman, Scorsese vuelve a reescribir el género de gánsteres centrándose una vez más, sin naturalizar el enriquecimiento de sus personajes y sin hacer mitología, es decir, contextualizando, cómo alguien se construye hacia una dirección. ¿Qué diferencia radicalmente a este filme de otras de sus obras previas? Lo que lo diferencia es la madurez, tanto la suya como director, como la de sus protagonistas. En consecuencia, lo que cambia entonces es el punto de vista, la reflexión sobre el paso del tiempo, demostrando que su cine es como “un buen vino, mejora con los años”. Tal es así que casualmente otra de las películas que se ha destacado este año, Joker (Todd Phillips) homenajea a Scorsese, mostrando también la implicancia del contexto y la violencia simbólica sobre el sujeto. En el mismo país Tarantino, en esta etapa de su cine que puede enmarcarse en la venganza poética a través del “revisionismo histórico y cultural”, Once Upon a Time in… Hollywood, con sus infinitas relaciones intertextuales, reflexiona con nostalgia de su infancia -pero también distanciándose-, sobre el clima cultural de fines de los ´60 en Hollywood, como así también sobre la industria cinematográfica. En otro continente, Pedro Almodóvar vuelve a conmovernos con Dolor y Gloria en su película más íntima, en la cual el personaje de Antonio Banderas funciona como una especie de alter ego del realizador español. Por ende, es imposible no vincular esta obra con el resto de su filmografía. Allí el deseo y la vocación son dos valores fundamentales, pues si éstos se desvanecen aparecen los “dolores físicos y del alma”. Por ende, el pasado y el presente parecen homologarse como un todo en el cuerpo del protagonista, quien dejará que transitemos junto a él su reconciliación con el pasado, y el equilibrio entre Eros y Thanatos.

Ópera prima y película de mi país

Pistolero/Gunman(Nicolás Galvagno), Argentina.

Maternal/Hogar (Maura Delpero), Argentina/Italia.

Cineasta y film de la década

Yorgos Lanthimos

Stranger by the Lake (Alain Guiraudie

Javier Luzi, crítico (Visión del Cine, Animales Políticos, El alargue de fin de semana, Cinefilia), Argentina.

Cinco películas del año

The Irishman (Martin Scorsese): el compendio de lo scorsesiano (temas, puesta en escena, montaje, uso de la banda sonora, etc.), con la mirada nostálgica pero sin romanticismo de quien parece haber llegado a destino. Un director en pleno uso del lenguaje cinematográfico y un elenco sin fisuras donde Pesci se luce.

Joker (Todd Phillips): o cómo irrumpir desde el universo del entretenimiento para deconstruirlo y sembrarlo de preguntas existenciales sin asumir la solemnidad como procedimiento. Brillante mirada sobre el mundo contemporáneo. Y gran trabajo de Joaquín Phoenix. Todos podemos ser Guasón empujados por una sociedad egoísta.

Pain and Glory (Pedro Almodóvar): el director manchego entrega una revisión madura y ficcional de su propio pasado sin conmiseración ni resentimiento, asumiéndolo como lo que fue y lo constituyó. Homenaje sincero y sensible a sus seres queridos, su lugar y su tiempo. Gran elenco y un Banderas ofreciendo su mejor actuación.

Vitalina Varela (Pedro Costa): el mundo fantasmático del portugués reaparece para narrar exilios y duelos, soledades y antiguos fulgores. Un tiempo y un lugar que sin explicitar referencias retratan un mundo demasiado cercano. La trasposición audiovisual del Comala rulfiano. Una puesta en escena exquisita y asombrosa.

Lluvia de jaulas (César González): el mundo de los márgenes representado sin manipulaciones efectistas ni romantizaciones vindicativas que la clase media aplaude y necesita. La crudeza de lo que se muestra no deja de lado la poesía bien entendida ni machietta a los protagonistas que se mueven entre la villa y la postal turística (Florida, Obelisco) de una Buenos Aires que anestesió la sensibilidad.

Ópera prima y película de mi país

The Good Intentions (Ana García Blaya): la directora retrata su infancia en una construcción amorosa que no deja de lado el humor ni condena a sus personajes. Productivo uso de las imágenes familiares propias y una banda de sonido que, también, narra. Hace fácil lo que al cine argentino le cuesta enormemente: emocionar con sinceridad y nobles recursos.

The Debt (Gustavo Fontán): Fontán regresa a la ficción sin abandonar su mirada documentalista que nos lleva, con sutileza, a acompañar el derrotero nocturno de la protagonista, en búsqueda de recuperar un dinero “prestado”. Tras esa pequeña trama se cuela la coyuntura de nuestro país entre los prejuicios, la caída económica de la mayoría, la angustia, la desesperanza y el dolor.

Cineasta y film de la década

Pedro Costa: con solo dos filmes durante esta década (Horse Money y Vitalina Varela), reafirma las reconocidas condiciones que desplegó en Colossal Youth, construyendo un universo, hablando de nuestro presente sin pedagogías ni panfletos, historizando poéticamente, a partir de los más bellos, sugerentes y fascinantes planos y haciendo carne lo fantasmático.

Zama (Lucrecia Martel): Martel construye un singular e inigualable objeto audiovisual a partir de una de las novelas más importantes de la literatura universal del siglo XX. La espera hecha película. Una puesta en escena precisa y meticulosa, toques de humor sorpresivos, el trabajo con el sonido al que nos tiene acostumbrados y una mirada que muestra la persistencia de nuestros males históricos.

Axel Kuschevatzky, crítico (TNT) y productor (El robo del siglo – El profugo), Argentina

Cómo siempre, no voto las mejores películas del año. No me creo capaz de definir cuales serían ni que las define como superiores a otras. Por eso prefiero hacer una lista de los films con los que conecté más profundamente y que no pude soltar desde ese primer visionado.

Cinco películas del año

Dolemite is my name (Craig Brewer)

Ford v Ferrari (James Mangold)

Socrates (Alex Moratto)

The Irishman (Martin Scorsese)

Parasite (Bong Joon Ho)

Ópera prima y película de mi país

Booksmart (Olivia Wilde)

Cineasta y film de la década

Paul Thomas Anderson

Phantom Thread (Paul Thomas Anderson)

Thiago B. Mendonça, cineasta y crítico (Jóvenes infelices; Revista Época), Brasil

Es difícil hacer una lista de cinco obras en un año que tuvimos muchas películas grandiosas. En Brasil, fue un año triste, y no solamente por cuestiones políticas: hemos sufrido la pérdida de uno de los más queridos y radicales cineasta de nuestro país, Luiz Rosemberg Filho. La muerte de un director que más se opuso al militarismo de Brasil coincide con el advenimiento de un militar protofascista al poder. El cine, visto ahora como el enemigo, resiste.

Cinco películas del año

Beanpole/ Dylda (Kantemir Balagov)

It must be heaven (Elia Suleiman)

Parasite/ Gisaengchung (Bong Joon-Ho)

The Buoy / La boya (Fernando Spiner)

To the Ends of the Earth / Tabi no Owari Sekai no Hajimari (Kiyoshi Kurosawa)

Menciones honorables:

Devil Between the Legs / El Diablo entre las Piernas (Arturo Ripstein)

Portrait of a Lady on Fire / Portrait de la jeune fille en feu (Céline Sciamma)

Soft Rains Will Come /Vendrán lluvias suaves (Iván Fund)

The Ghost of Peter Sellers (Peter Medak)

The Halt /Ang hupa (Lav Diaz)

The Irishman (Martin Scorsese)

Varda by Agnès / Varda par Agnès (Agnès Varda)

Ópera prima y película de mi país

Midnight Traveler (Hassan Fazili)

Mención honorable:

Honeyland (Ljubomir Stefanov, Tamara Kotevska)

To Live to Sing / Huo zhe chang zhe (Jonny Ma)

Película de Brasil.

Bacurau (Kleber Mendonça Filho)

Mención honorable:

Let it burn / Diz a ela que me viu chorar (Maíra Buhler)

Waiting for the Carnival / Estou Me Guardando Para Quando O Carnaval Chegar (Marcelo Gomes)

Cineasta y film de la década

Jean-Luc Godar hizo El libro de imagen, Adiós al lenguaje y Film Socialisme, y muchos cortometrajes. Pero en esta década se nos reveló cineastas como Radu Jude, Adirley Queirós y Sylvain George.

Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives (Apichatpong Weerasethakul) (pero podría haber sido Horse Money’ de Pedro Costa, Já Visto, Jamais Visto de Andrea Tonacci, The Turin Horse de Bela Tarr y Ágnes Hranitzky o Certified Copy de Abbas Kiarostami)-

Guillermo Colantonio. docente, crítico y programador (El Curso del Cine, CineramaPlus, Funcinema), Argentina

Cinco películas del año

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Tuve el privilegio de escuchar el borrador de esta película hace tres años en el Festival Lumiere en Lyon. Fue durante una clase magistral en la que Tarantino habló del cine que ama y de los últimos años de la década del sesenta en Hollywood. Este año vi en pantalla materializadas esas palabras. Quentin Tarantino es uno de los escasos cineastas del presente que está más allá de todo. Superficies de placer.

The Traitor/El traidor / Il Traditore (Marco Bellocchio)

Y la vida es un manicomio de bocas cosidas, ataques de ira, pero también de boleros. Y de comedia. La imagen documental final con Buscetta cantando es clave y hermosa, es la confrontación entre eso que llamamos realidad y el mundo del cine, el de las ideas platónicas, el que vale la pena. El posta.

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Un regreso y un duelo, representados una vez más con interiores espectrales, susurros y un uso singular de la luz para dar forma a un mundo en penumbras. Si la noche parece eterna es porque la existencia misma de los personajes es un pantano de marginalidad. Un deleite espectral, con sus pasadizos secretos, expectativas y temores.

Parasite (Bong Joon-Ho)

En Argentina nos han hecho creer que está bien dormir en los cajeros; en Parasite un personaje agradece vivir confinado en un sótano. Aún con ciertos subrayados, el diagnóstico demoledor sobre el mundo capitalista de Bong Joon-Ho posee una fuerza visual arrolladora. Su cine mantiene vigente la idea de que se pueden establecer conceptos sin resignar el tren de la narración ni el pulso popular.

Dogman (Mateo Garrone)

Una catástrofe donde no faltarán los signos de una tradición cinematográfica de oro (la italiana) y de una humanidad en extinción. La soledad de un hombre que se ha resignado a vivir como perro en medio de una comunidad atravesada por la violencia es otro fresco demoledor del estado del mundo. Sin embargo, Garrone permite que miremos y gracias a la distancia de la cámara es posible la empatía.

Película Nacional:

Lluvia de jaulas (César González)

La película obliga a pensar la manera en que ciertos espacios han sido abordados desde el reciente cine argentino. Tal vez sea una exageración, sin embargo, el acercamiento a la villa como zona fronteriza es de lo más genuino, poético y estimulante en las últimas décadas.

Ópera prima y película de mi país

De nuevo otra vez (Romina Paula)

En De nuevo otra vez, hay un descentramiento productivo y una lógica que no admite la representación de la maternidad desde los discursos tradicionales y conservadores. Incluso pone en cuestión la mirada que se funda en la propia anatomía femenina. Decía Simone de Beauvior que “No se nace mujer, se llega a serlo”. Con sus aspectos fallidos, me pareció la más interesante ópera prima.

Cineasta y film de la década

Abbas Kiarostami

The Wolf of Wall Street (Scorsese)

Dos que entendieron como pocos el cine y el mundo en nuestra época. Uno sigue filmando; el otro se nos fue justo cuando se estaba reinventando.

Una breve coda:

Dos planos: El de Diego en Diego Maradona (Asif Kapadia) a punto de dejar Napoli en medio de un festejo con el plantel y el de la pequeña protagonista de Jeanne (Bruno Dumont) mientras suena una canción. El estiramiento en ambos casos abre un halo de misterio que ratifica el poder fotogénico del cine. Maravillosos momentos de este 2019.

Homer Etminani. Cineasta (Inmortal, Irán (nacido); España (nacionalidad), Colombia (residencia)

Cinco películas del año

Creo que no hay nada que decir previamenteacerca de estas películas (ni de ninguna obra cinematográfica). Simplemente hay que verlas (y escucharlas).

Caniba, Verena Paravel, Lucien Castaing-Taylor (del 2017, pero desgraciadamente solo la pude ver este año)

Vitalina Varela, Pedro Costa

Liberté, Albert Serra

Nuestro Tiempo, Carlos Reygadas

The Tree, André Gil Mata

Ópera prima y película de mi país

Monos. Alejandro Landes

Cineasta y film de la década

Antes de mi veredicto, necesito hacer estas dos aclaraciones.

Hay películas que me apasionan:

This is not a Film. Jafar Panahi

Alamar. Pedro González-Rubio

Jauja. Lisandro Alonso

The Turin Horse. Bela Tarr

Tabú. Miguel Gomes.

  1. Cualquiera de estos Films/Directores deberíanser los “ganadores”:

Liberté/La Muerte de Luis XIV/Roi Soleil/La Historia de la Meva Mort. Albert Serra

Post Tenebras Lux/Nuestro Tiempo. Carlos Reygadas

Cavalo Dinheiro/Vitalina Varela. Pedro Costa

Le Livre d’Images/Adieu au Langage. Jean Luc Godard

Pero mi voto es:

Leviathan/Caniba. Verena Paravel – Lucien Castaing Taylor

Mauro Lukasievicz, crítico (Revista Caligari), Argentina

Cinco películas del año

Vitalina varela (Pedro Costa):

En los años transcurridos desde que Bela Tarr se retiró, Costa se ha convertido en el abanderado de un selecto grupo de directorxs para los cuales las palabras no alcanzan a expresar la grandeza de cada uno de sus planos.

中孚61. The Inner Truth (Sofía Brito):

Tal vez todo comenzó por la intención de ver un homenaje a James Benning, pero lo cierto es que la película de Brito es una maravillosa revelación llena de frescura y complicidad.

Lluvia de jaulas (César González):

Un poema visual que brilla por su propia grandeza, pero que también sirve para recordar y remarcar la urgente necesidad de más pantallas para que este tipo de obras (maestras) se exhiba en las condiciones adecuadas y pueda ser vista por todxs.

Diz a ela que me viu chorar (Maira Bühler):

La potencia y la sencillez al momento de filmar, y no juzgar, se suman a un increíble juego con lo que sucede fuera de escena y me hicieron recordar a lo mejor de Coutinho. Bühler demuestra mucho amor hacía las personas que filma.

Varda by Agnès (Agnès Varda):

La curiosidad de Agnés, su último regalo y el adiós en el modo más auténticamente dulce que jamás hayamos visto en la historia del cine.

Ópera prima y película de mi país

Opera prima y film nacional:

中孚61. The Inner Truth (Sofía Brito)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

The Turin Horse (Bela Tarr)

En el comienzo de la década llegó el fin de los tiempos y lamentablemente el fin de la era Tarr.

Carla Maglio, crítica (La Otra), Argentina

La cinefilia que conozco está hecha de quiebres, de traiciones. Las películas que una vez vi y amé son siempre las que ya no amo o no recuerdo: van hacia el olvido o hacia la transfiguración. Y ya no puedo quererlas porque quiero otra y otra cosa -cierto, puede decirse que eso no es cinefilia. Pero esa traición no es solo horizontal, no solo en una línea de tiempo. Es también vertical, es aquí, ahora. De modo que la que hace listas es siempre OTRA. Jugará este juego de hacer listas (para mí, imposible) otra. Yo está a las puteadas porque acá no aparecen Clint Eastwood, Kathryn Bigelow, Christian Petzold, o Hong Sang-soo, por decir. Yo no estoy.

Cinco películas del año

Once Upon a Time in Hollywood, Quentin Tarantino

Rain of Cages, César González

The World Is Full of Secrets, Graham Swon

Liberté, Albert Serra

Instructions on How to Make a Film, Nazli Dinçel

Ópera prima y película de mi país

The World Is Full of Secrets, Graham Swon

Lluvia de jaulas [Rain of Cages], César González

Cineasta y film de la década

Jean-Luc Godard

Life Without Principle, Johnnie To (2011)

Fernando Luis Pujato, crítico (Perro Blanco, La furia umana), Argentina

Cinco películas del año

Dead Souls (Wang Bing)

The Image Book (Jean-Luc Godard)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

The Wild Pear Tree (Nuri Bilge Ceylan)

The Mule (Clint Eastwood)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

Podría haber sido Jia Zhanké: Platform, Unknown Pleasures, The World, Still Life, o Wang Bing: West of the Tracks, Fengming, a Chinese Memoir, Three Sisters, Dead Soul; todos ellos films extraordinarios. Pero el director portugués (In Vanda’s Room, Colossal Youth, Horse Money, Vitalina Varela) con sus muertos y sus vivos deambulando -literalmente- por entre las ruinas metropolitanas de un legado colonial ha logrado que el cine contemporáneo sea un continuumde los fantasmas que lo han habitado desde sus inicios. Nada menos que esto.

The Act of Killing (Joshua Oppenheimer)

Lo que Jean Rouch logró en ese magistral film llamado Jaguar, mostrar a los otros tal como ellos se ven -o quisieran que se los vea- capturar esa diferencia y mantener esa distancia, se encuentra en esta suerte de feroz comedia surrealista, la pose y la danza macabra de los justicieros y custodios del orden fascista en la Indonesia de los 60. Luego de ver el film de Joshua Oppenheimer nada debería ser igual para nadie. Sin los consabidos paternalismos los alcances del cine aún son inimaginables.

Luis M. Rivera. Programador y crítico (Séptimo, Verano, Correspondencias, FICUNAM). México

Cinco películas del año

Martin Eden (Pietro Marcello)

Death Will Come and Shall Have Your Eyes (José Luis Torres Leiva)

Heimat is a Space in Time (Thomas Heise)

White on White (Théo Court)

The Body Remembers When the World Broke Open (Elle-Máijá Tailfeathers, Kathleen Hepburn)

Ópera prima y película de mi país

Lemebel (Joanna Reposi Garibaldi)

Película mexicana: Black Suns (Julien Elie)

Cineasta y film de la década

Christian Petzold

Tabú (Miguel Gomes)

Pablo Conde, programador (Mar del Plata IFF) y crítico (revista Los Inrockuptibles -QEPD- sitios web Encerrados Afuera y A sala llena), Argentina. 

Internacional Cinéfila, mon amour: gracias por la renovada invitación. Es un placer poder compartir obsesiones, devaneos y alegrías con esta creciente agrupación, siempre estimulante. A los bifes:

Cinco películas del año

En orden alfabético:

Dragged Across Concrete (S. Craig Zahler): Otro mazazo a la cabeza de Zahler (aunque, no tan literal), aquí más medido, experimentando con firmeza la construcción de los estallidos de violencia a partir de una tensa sumatoria de coincidencias y causalidades.

I’m No Longer Here / Ya no estoy aquí (Fernando Frías): Entender al mundo desde las barricadas, desde sus márgenes, es un truco que muchas veces falla. No es el caso: en esta fábula triste sobre raíces, grupos de identificación, la crudeza de ciertos ámbitos y la necesidad de interacción humana, Frías sabe leer una cultura urbana que parte desde el hip hop para reinventarse, releyendo sus estandartes, reclamando las calles como propias, a partir de vestuarios, música (¡esas cumbias rebajadas!) y, sobre todo, baile. Mucho baile. Imperdible. ¡Que suene otra kolombia!

Jojo Rabbit (Taika Waititi): A esta altura, está clarísimo que un Waititi es, siempre, un Waititi. Despareja, histriónica y brutal, estamos ante una película de quiebre en la carrera de uno de los cineastas más interesantes de la actualidad, haciendo activismo desde los géneros, con la comedia como blasón. Larga vida a Waititi.

Parasite (Bong Joon-ho): Ya se vuelve difícil tratar de ordenar las películas de Mr. Bong. Es un hecho. Quizás porque sigue despachándose con genialidades como esta. Mejor, mejor.

The Lighthouse (Robert Eggers): Una confirmación. Aún, con sus excesos. Eggers, no te muerasnunca.

 Ópera prima y película de mi país

Booksmart (Olivia Wilde): Qué hermosa sorpresa, nos dió Wilde. Ahondar en las aguas de la estudiantina y emerger con un producto original, rabiosamente divertido y lleno de vitalidad, no se logra hace años. Booksmart es, además. una fiesta, de esas que se potencian cuando hay mucha gente alrededor. Traten de verla en salas: toda una experiencia.

Las buenas intenciones (Ana García Blaya): Otra hermosa sorpresa, también debut de una directora que, desde lo autobiográfico, cuenta lo que necesita contar con urgencia. El resultado, como suele pasar con proyectos así de potentes, es algo para no perderse. Sí, Ana: SOS una directora de cine. Ahora, a seguir buscando historias como esta.

Cineasta y film de la década

Craig Zahler, por renovar el cine de género, releyéndolo y actualizándolo, a la vez. Tres películas en una década, las tres de una potencia imparable.

Twin Peaks: The Return (David Lynch, 2017): Aún somos muy jóvenes para poder ver el impacto que tendrá esta tercera temporada sobre el universo audiovisual. A las primeras dos, les llevó un par de décadas para reinar desde el trono de La Influyencia. Discutir sobre si es una serie o una película es no entender nada lo que hizo Lynch, quebrando cuartas paredes, haciendo un metarelato, destrozando las nociones de ficción y realidad, siempre con lo onírico como estandarte. Pero, ¿quién es el que sueña? Ver, para mayor referencia, la escena con Monica Bellucci.

Santiago Mitre, cineasta (El estudiante, La cordillera), Argentina

Cinco películas del año

The Irishman / El irlandés (Scorsese)

Once Upon the Time in Hollywood / Erase una vez en Hollywood (Tarantino)

The Moneychanger / Así habló el cambista (Veiroj)

Martin Eden (Marcello)

Sinónimos (Lapid)

Ópera prima y película de mi país

De nuevo otra vez, Romina Paula;

Muere monstruo muere, Alejandro Fadel.

Cineasta y film de la década

Alejandro Fadel.

La flor (Mariano Llinás)

Lucas Granero, crítico (La vida útil)

Cinco películas del año

The Beach Bum (Harmony Korine)

Porque se enaltece la vida al organizarla en sus deleites.

MS Slavic 7 (Sofia Bohdanowicz)

Porque a veces hay que buscar lo que quedó guardado.

Fourteen (Dan Sallitt)

Porque hasta los pequeños momentos cuentan en el relato de una vida.

Felix in Wonderland (Marie Losier)

Porque a veces solo hay que aprender a escuchar.

The World is Full of Secrets (Graham Swon)

Porque lo extraordinario aguarda a nuestras espaldas.

Ópera prima y película de mi país

The Faculties / Las Facultades (Eloísa Solaas)

The Debt / La Deuda (Gustavo Fontán)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Horse Money / Cavalo Dinheiro (Pedro Costa, 2014)

El 2019 también fue: Gentleman Jim (Raoul Walsh, 1942), Loin de Manhattan (Jean- Claude Biette, 1982), The Wings of Eagles (John Ford, 1957), L’amour d’une Femme (Jean Gremillion, 1953), Miss Oyu (Kenji Mizoguchi, 1951), When Tomorrow Comes (John M. Stahl, 1939).

Ramiro Sonzini, crítico y programador (La vida útil; FICIC), Argentina

Creo que fue un año en que los grandes directores hicieron grandes películas y en dónde los más jóvenes aparecieron con propuestas muy interesantes: Desafortunadamente el cine argentino tuvo un nivel general bajo salvo por algunas notables excepciones como la película de Fontán.

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Once Upon a Time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Suburban Birds (Qiu Sheng)

Danses Macabres, Skeletons, and Other Fantasies (Rita Azevedo Gomes, Pierre Léon y Jean Louis Schefer)

Clasical Period (Ted Fendt)

Ópera prima y película de mi país

The World is Full of Secrets (Graham Swon)

Película argentina: The Debt (Gustavo Fontán)

Cineasta y film de la década

Johnnie To: una pequeña aclaración: No creo que haya un director que se haya impuesto claramente

por sobre otros. Podría haber elegido a Tarantino o a Costa o a Hong, pero me quedo con Johnnie To porque hace 20 años viene demostrando a fuerza de talento formal que todavía es posible hacer cine de género de manera original (y porque en 20 años nos regaló 19 grandísimas películas).

Road to Nowhere (Monte Hellman)
No sé si es la mejor película de la década pero si la que mejor condensa su espíritu (y lo hizo cuando apenas estábamos entrando a los 10’s) Es fundamental para pensar nuestro presente (y nuestro futuro) volver a verla con 10 años de distancia.

Jaime Grijalba, crítico (Kinoscope, MUBI, Screen Anarchy), Chile

Cinco películas del año

Parasite (Bong Joon-ho)

Once Upon a Time… In Hollywood (Quentin Tarantino)

It Must Be Heaven (Elia Suleiman)

The Irishman (Martin Scorsese)

Glass (M. Night Shyamalan)

Ópera prima y película de mi país

This Is Cristina (Gonzalo Maza)

Película chilena: Harley Queen (Carolina Adriazola, José Luis Sepúlveda)

Cineasta y film de la década

Homeland: Iraq Year Zero (Abbas Fahddel)

Rolando Gallego, critico (EscribiendoCine, HaciendoCine, Revista CALIGARI), Argentina

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Pedro Costa) Sin dudas la consagración de un director con una temporalidad y una manera de narrar única y precisa. Costa deslumbra con cada plano del doloroso relato del regreso de una mujer que debe lidiar con una otredad que la oprime y la niega en medio del reclamo por lo suyo, y con el descubrimiento de alguien que ya no está, distinto a quien imaginaba.

Fire Will Come (Oliver Laxe). Tras ese fresco de pueblo que a partir de silencios construye una red incriminatoria y culposa para con los de afuera, el director se sumerge en una historia con un trabajo técnico increíble que crea danzas con bosques y llamas. Además, presenta en Benedicta, una de las protagonistas, un signo de resistencia y lucha, que habla de las miles de mujeres que mantuvieron tradiciones y la economía familiar y regional en medio de una guerra civil dolorosa.

Mute Fire (Federico Atehorthúa Arteaga). Tomando el hecho fundante del cine en Colombia, una reconstrucción falsa de un acto real, el director revisa los últimos 120 años de violencia, atravesando anécdotas familiares, información de dominio público y la recuperación de documentos audiovisuales que reinventan una política cinematográfica en donde las carencias y ausencias fundan el relato y el sentido político de las imágenes.

The Lunchroom (Ezequiel Radusky). Son pocas las producciones cinematográficas argentinas que han representado los últimos años ligados al neoliberalismo en el poder. En esta propuesta, a partir de la historia de dos amigas y compañeras de trabajo se trazan parámetros de análisis para desentrañar políticas que arrasaron conquistas y vínculos.

Delphine et Carole, insoumuses (Callisto Mc Nulty). Tiempo de recuperar figuras claves en la lucha feminista. Una estrella y una artista deconstruyen mandatos, revelan el lado B de las figuras de Hollywood, utilizan la calle como ágora y el set cinematográfico y televisivo como espacio de debate y reflexión. En el archivo se revelan discursos de una vigencia única y reclamos aún no resueltos.

Ópera prima y película de mi país

Opera prima

The Good Intentions (Ana García Blaya).Pocas veces una primera película puede trascender su caracter fundador en la obra de un artista. En este caso el entrañable y amoroso relato sobre recuerdos de la directora, que se mixan con imágenes reales, terminan por configurar un universo único, desarrollando personajes potentes que interactúan entre sí deconstruyendo ideas preconcebidas sobre la familia, maternidad, paternidad y aquellos mandatos que aún hoy siguen vigentes y cuesta cambiar.

Film Nacional

The Debt (Gustavo Fontán). En el viaje hacia el infierno de la protagonista, una mujer que se ve envuelta en situaciones complicadas a partir de una deuda de dinero y sus maniobras para conseguir saldarla, se termina por construir un relato opresivo, asfixiante, con una hermética reflexión sobre las personas y sus decisiones, pero también sobre cómo a cada acción la reacción no se hace esperar, sorprendiendo y sorprendiéndonos como espectadores.

Cineasta y film de la década

Raúl Perrone

Zama (Lucrecia Martel)

Dario Becker, programador (Filmfest Hamburg). Alemania

Cinco películas del año

Portrait of a Lady on Fire (Céline Sciamma)

The Father (Kristina Grozeva, Peter Valchanov)

Queen of Hearts (May El-Toukhy)

A White, White Day (Hlynur Pálmason)

Deerskin (Quentin Dupieux)

Ópera prima y película de mi país

A Son (Mehdi Barsaoui)

Das freiwillige Jahr (Ulrich Köhler, Henner Winckler)

Cineasta y film de la década

Xavier Dolan

The Act of Killing (Joshua Oppenheimer)

Fernando E. Juan Lima, crítico (La autopista del Sur/AM750, Diario BAE, Otros Cines, Escribiendo Cine), Argentina

Cinco películas del año

Heimat is a space in time (Thomas Heise)

State funeral (Sergei Loznitsa)

Once upon a time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Parasite (Bon Joon-ho)

Pain and glory (Pedro Almodóvar)

De lo general a lo particular, de la Historia con mayúscula al melodrama íntimo, la política y la posibilidad real de libertad, de que cada ser humano pueda elegir su deriva vital atraviesa una selección que da cuenta de inquietudes y luchas que desde siempre están en la naturaleza humana, en su mutante forma de vivir en sociedad. La memoria individual y colectiva, la posibilidad de acercarse críticamente al presente e imaginar el futuro (y, ¿por qué no?, re-escribir el pasado), re-pensar la familia y permitirse la introspección necesaria para no poner todos los conflictos sólo en el afuera. Año bisagra (para Argentina, al menos, sin dudas), todas las películas me hablan de eso: memoria, dignidad y la oportunidad de pensar en un mejor porvenir.

Ópera prima y película de mi país

Opera prima nacional 2019 (ex aequo) Dazzle lights, a psychotropic journey with Los síquicos litoraleños (Alejandro Gallo Bermúdez). The good intentions (Ana García Baya)

Película nacional 2019

Badur hogar (Rodrigo Moscoso) En un contexto difícil, la potencia creativa y la pujante heterogeneidad del cine argentino sigue sorprendiendo. La reciente 34° edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata ha dado buena cuenta de ello: no se trata de una excepción o anomalía, en modo alguno puede verse como la expresión de un particular esfuerzo por dar cuenta de la resistencia. Claro que ese componente está; pero no puede ignorarse la consistencia, la persistencia, la continuidad. Esa “costumbre” que año a año dificulta elegir entre tantas obras significativas y relevantes es una prueba del estado de la cultura nacional. Contra viento y marea.  Aquí la selección 2019. Un documental que se atreve a búsquedas formales y temáticas poco habituales comparte la selección relativa a la “ópera prima nacional” con una ficción que bucea en la historia personal, utilizando archivos familiares que demuestran una naturaleza bellamente híbrida. En ambos casos la música juega un rol fundamental. La elección restante festeja el regreso con gloria de un gran director que encara con convicción y sensibilidad un género no tan recorrido de manera tan clara en nuestro país. Una hermosa comedia romántica que es también la del crecimiento del protagonista. Como dice por estas tierras alguien que de esto sabe mucho: ¡Alegría sin fin!

Cineasta y film de la década

Sion Sono

Tabú (Miguel Gomes)

Pablo Chavarría Gutiérrez, cineasta (Las letras), México

Cinco películas del año

Cool 3D World (Página Facebook, Cortometrajes animación)

Undone (Hisko Hulsing, Serie)

The Beach Bum (Harmony Korine)

De Monterrey, México

Fin Amor (Raúl Quintanilla)

Viaje a donde te estrellas (Ricardo Zapata) / Cortometrajes (Miguel González)

Ópera prima y película de mi país

Príncipe de Paz, Clemente Castor

Cineasta y film de la década

Para director de la década creo que tendría que ver y pensar más.

Hugo F. Sánchez, crítico y periodista (Agencia Télam – Subjetiva.com.ar), Argentina

  1. Cinco películas del año

Las cinco películas más significativas del año, estrenadas entre enero de 2019 en festivales de cine y salas hasta el 19 de diciembre del año en curso.

Burning (Lee Chang Dong )

The Irishman (Martin Scorsese )

Ash Is Purest White (Jia Zhangke )

Pain and Glory, de ‪Pedro Almodóvar

Marriage Story, de Noah Baumbach

Ópera prima y película de mi país

Good intentions / Las buenas intenciones (Ana García Blaya)

Cineasta y film de la década

Lucrecia Martel

Zama (Lucrecia Martel)

Juan Pablo Martínez, cinéfilo y crítico (Un plan simple 947; Los jovenes viejos; A Sala Llena), Argentina

Cinco películas del año

Once Upon a Time… In Hollywood (Quentin Tarantino)

The Good Intentions (Ana García Blaya)

Dragged Across Concrete (S. Craig Zahler)

Booksmart (Olivia Wilde)

Long Shot (Jonathan Levine)

Ópera prima y película de mi país

Ex aequo entre The Good Intentions (Ana García Blaya) y Las facultades -no encontré título en inglés- (Eloísa Solaas) en ambos casos-

Cineasta y film de la década

  1. Craig Zahler

Zama (Lucrecia Martel)

Avner Faingulernt, cineasta (In the Desert), Israel

Perdoname por mi tardía respuesta y por la extensión de la misma.

Estoy en medio de n rodaje en Alemania, sumado a mis compromisos académicos como rector de la Facultad de Artes.

Mi pequeña selección.

Cinco películas del año

Synonyms (Nadav Lapid)

Ópera prima y película de mi país

UnSeen / Bagrut (Matan Yair)

Cineasta y film de la década

Agnes Varda y Pedro Costa

Federico Robles, cineasta (Apuntes para una herencia, El hijo del cazador) Argentina.

Cinco películas del año

Fire Will Come (Oliver Laxe)

Madame  (Stephane Riethauser)

Mother-Child  (Andrea Testa)

La Mami (Laura Herrero Garvín)

Brief Story from the Green Planet  (Santiago Loza)

Ópera prima y película de mi país

De nuevo otra vez / Once Again (Romina Paula)

Película argentina: Who killed my brother? (Ana Fraile y Lucas Scavino)

Mención: Lava, Ayar Blasco

Cineasta y film de la década

José Celestino Campusano (Argentina)

Homeland, Iraq year zero (Abbas Fahdel)

Me parece importante también apuntar la película argentina de la década:  Zama, de Lucrecia Martel.

Pedro Emilio Segura Bernal, crítico, Programador (La Ola Cine – Black Canvas FCC)

Nuevamente aprovecho su invitación para proponer un top de programas dobles que hermanan en sus similitudes y complementan en sus contrastes para permitirnos entender temáticas y aproximaciones formales en el año fílmico

Cinco películas del año

I Was Home, But… (Angela Schanelec) / Vitalina Varela (Pedro Costa)

Liberté (Albert Serra) / Just Don’t Think I’ll Scream (Frank Beauvais)

Seven Years in May (Affonso Uchoa) / MS Slavic 7 (Deragh Campbell y Sofía Bohdanowickz)

Bird Island (Maya Kosa y Sergio Da Costa) / Dolor y Gloria (Pedro Almodóvar)

Once Upon A Time In Hollywood (Quentin Tarantino) / Parasite (Bong Joon Hoo)

Ópera prima y película de mi país

Ópera Prima: Those That A Distance Resemble Another – Jessica Sarah Rinland / Danses Macabres, Skeletons and Other Fantasies – Rita Azevedo Gomes, Pierre Leon y Jean Louis Schefer

Cineasta y film de la década

Hong Sang Soo

The Dreamed Path – Angela Schanelec

Fernando Varea, crítico (Espaciocine), Argentina

Cinco películas del año

Parasite (Bong Joon-Ho)

Somos una familia [Shoplifters] (Kirokazu Kore-eda)

Esa mujer / Jiang hu er un/Ash is a purest white] (Jia Zhangke)

Arabia (João Dumans/Affonso Uchoa)

La decisión [Bedoune Tarikh, Bedoune Emzaaka] (Vahid Jalilvand)

Agrego: El árbol de peras silvestres (Nuri Bilge Ceylan), que tuvo su estreno comercial, aunque ya la había mencionado el año pasado-

Ópera prima y película de mi país

The Unicorn. (Isabelle Dupuis/Tim Geragthy)

Película argentina:

Las facultades (Eloísa Solaas) y Método Livingston (Sofía Mora)

Cineasta y film de la década

Hirokazu Kore-eda y Christian Petzold

La larga noche de Francisco Sanctis.

Martín Iparraguirre, crítico (diario Hoy Día Córdoba, La mirada encendida) y docente (Universidad Nacional de Córdoba), Argentina.

2019 fue sin dudas el año de los maestros: los regresos de Tarantino, Scorsese, Costa, Godard, Zhangke, entre otros, demostraron la vigencia que sigue teniendo un concepto tan antiguo y malgastado como puede ser el de la autoría cinematográfica. Quizás habría que volver a Serge Daney en Después de todopara revitalizar este paradigma de lectura y evitar que se muera en el campo infértil de los convencionalismos: pensar al autor como “la línea de fuga por la cual el sistema no está cerrado, respira, tiene una historia” y, uno agregaría, evoluciona, se abre a lo desconocido. La película de Costa lleva la imagen digital a un nuevo estadio estético gracias a un trabajo con la luz y las sombras que no tiene antecedentes cercanos, como afirma el autor de este blog en un artículo reciente. Igualmente, el filme de Godard (que en mi ciudad se pudo ver recién este año), cifra las posibilidades del cine digital como forma de pensamiento del mundo y su historia reciente, pero también como espacio de creación artística y de recreación estética. Ambos filmes testimonian, además, el amplio espectro de posibilidades que existen para forjar una posición política frente al mundo a partir de las elecciones que cada director realiza en sus puestas en escena. Esa capacidad de sintetizar una coyuntura histórica en una poética personal marca además mi elección de la película de la década: Copie Conforme (2010) anticipó el tiempo por venir en una trama que hizo de la indeterminación ontológica de los hechos un motor lúdico de su narración. Su trama tiene hoy más actualidad que hace nueve años. Quizás con otras intensidades, estas ideas se puedan extender al resto de las películas elegidas aquí. La lista va entonces en orden de prioridad.

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Portugal, Pedro Costa).

The Image Book (Jean-Luc Godard).

Once upon a time in Hollywood (EE.UU., Quentin Tarantino).

Isadora´s children (Francia, Damien Manivel).

Araby (Brasil, João Dumans y Affonso Uchoa).

Ópera prima y película de mi país

Buildings / Construcciones (Argentina, Fernando Martín Restelli).

The Lunchroom/Planta permanente (Argentina, Ezequiel Radusky).

Cineasta y film de la década

Agnès Varda.

Copie conforme (Abbas Kiarostami)

Bruno Oseguera Pizaña, programador (FICIC, Hecho Realidad), México

Cinco películas del año

Dolor y gloria (Pedro Almodóvar)

The Souvenir (Joanna Hogg)

Atlantique (Mati Diop)

I Was at Home, But… (Angela Schanelec)

Delphine & Carole (Callisto McNulty)

Ópera prima y película de mi país

Tío Yim (Luna Marán)

Cineasta y film de la década

Terence Davies

A Quiet Passion (Davies)

Lautaro Garcia Candela, cineasta y crítico (La vida útil), Argentina

Cinco películas del año

Once upon a time in Hollywood (Quentin Tarantino)

Liberté (Albert Serra)

Isadora’s Children (Damien Manivel)

Spiderman: Far from home (Jon Watts)

Fourteen (Dan Sallitt)

Ópera prima y película de mi país

Las facultades (Eloísa Solaas)

Película argentina: Lluvia de Jaulas (César González)

Cineasta y film de la década

Buscar directores implica enfrentarse a corpus y no a momentos específicos; hace que entre en juego el valor de la “representatividad”. ¿Qué persona encarnó los dilemas de la época? Tan pegada a ella como estamos, no encuentro una sola narrativa sino muchos discursos cruzados. Por lo pronto, así como la película de Costa ilumina nuestra época casi por oposición, otros directores en sus películas fueron narradores directos, pensando cada momento en lo espinoso de la representación. Se asomaron a cierto peligro. Ellos son Clint Eastwood, Hong Sang Soo, José Campusano, Matías Piñeiro, Noah Baumbach, Johnnie To, David Robert Mitchell.

Película de la década: Horse Money (Pedro Costa)

La película de Pedro Costa es profundamente contemporánea, más allá de que refiera a una revolución de hace décadas, porque las alucinaciones de Ventura son la constatación del fracaso de las esperanzas del siglo pasado en este. El encuentro de las épocas ilumina de una manera indirecta la nuestra. Su forma oscura y aletargada ridiculiza todos los demás esfuerzos decadentistas y a los directores supuestamente virtuosos porque Costa filma teniendo en cuenta su propia e inventada tradición, como un peso, una responsabilidad, más que como una referencia o un adorno. Su pesimismo no es una impostura ni una excusa para el lucimiento.

Martín Emilio Campos, proyectorista, programador y crítico (Cineclub Municipal Hugo del Carril – La vida útil), Argentina

Cinco películas del año

Once Upon a Time… in Hollywood (Quentin Tarantino)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

The Beach Bum (Harmony Korine)

Fourteen (Dan Sallit)

The Mule (Clint Eastwood, estrenada en Argentina en 2019)

Ópera prima y película de mi país

World is Full of Secrets (Graham Swon)

The Debt (Gustavo Fontán)

Cineasta y film de la década

Christopher McQuarrie

Tabu (Miguel Gomes, 2012)

Artavazd Yeghiazaryan, crítico (Kinopoisk.ru, Kinomania.ru, Golden Apricot Daily). Armenia

Cinco películas del año

Once Upon a Time in… Hollywood (Quentin Tarantino)

The Beach Bum (Harmoni Korin)

The Marriage Story (Noah Baumbach)

Give Me Liberty (Kirill Mikhanovsky)

Parasite (Bong Joon-ho)

Cineasta y film de la década

Christopher Nolan

Roma (Alfonso Cuaron)

Martín Farina, cineasta (Mujer nómade), Argentina

Cinco películas del año

I Never Climbed the Provincia / Ignacio Aguero

Space Dogs / Elsa Kremser, Levin Peter

Pain and Glory / Pedro Almodovar

Lluvia de Jaulas / Cesar Gonzalez

Felix in Wanderland / Marie Losier

Ópera prima y película de mi país

The good intentions / Ana Garcia Blaya

Lluvia de Jaulas / Cesar Gonzalez

Cineasta y film de la década

Hong Sang Soo

Cementery of Splendor / Apichatpoong weerasetakul

Miguel Savransky, docente, investigador y crítico (La Vida Útil), Argentina

Es un placer participar por primera vez en esta conspiración internacionalista sobre el estado del cine que organiza Roger. La Internacional Cinéfila ha sido y seguirá siendo para mí antes que nada una instancia formativa. Lo más interesante no está en la lista ganadora sino en la heterogeneidad de senderos que se bifurcan, en lo desconocido que se vislumbra, en ciertas voces y miradas que uno espera con ansiedad propiamente cinéfila, en fin, en el bosquejo de una escena agonista en que se despliegan una multitud de acuerdos y desacuerdos. Mi lista está hecha de las nuevas películas vistas este año en Argentina, la mayor de las veces en festivales (preferí no omitir algunas estrenadas internacionalmente en 2018 que aquí llegaron en 2019).

Cinco películas del año

Heimat ist ein Raum aus Zeit (Thomas Heise)

I Diari di Angela – Noi Due Cineasti / I Diari di Angela – Noi Due Cineasti. Capitolo Secondo (Yervant Gianikian)

Jeanne (Bruno Dumont)

Sete anos em maio (Affonso Uchoa)

Vitalina Varela (Pedro Costa)

Bonus:

Instructions on how to make a film (Nazlı Dinçel)

Ópera prima y película de mi país

Ópera prima (elijo dos que me resultaron igualmente deslumbrantes):

Jiao qu de niao (Sheng Qiu) / The world is full of secrets (Graham Swon)

Película nacional:

Lluvia de jaulas (César González)

Hay varias películas argentinas muy buenas que merecerían quizás una lista más extensa, pero si para ceñirme un poco a la consigna elijo la de César es porque frente a grandes películas de autores consagrados como Fontán o Echeverría la suya aparece como algo nuevo, tiene cierto carácter excepcional en el panorama nacional que vale la pena remarcar. Creo que es su mejor película, no encontró un lugar para estrenarse en el circuito oficial pero entiendo que pronto se podrá ver online. Ojalá encuentre un público más vasto.

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

Adieu au langage (Jean-Luc Godard)

Confieso que estas dos consignan me incomodan un poco, me resulta muy forzado elegir una sola película o un solo cineasta y circunscribirlo por década, así que hice un reparto simbólico un tanto arbitrario entre dos figuras fundamentales del presente tomando un contrapunto generacional. Godard hizo tres largometrajes en la década de una radicalidad e inventiva descomunal y en una edad crepuscular. Adieu au langage me parece extrema en ese sentido en su experimentación formal y el recuerdo de haberla visto en sala en 3D es imborrable, pero bien podría ser cualquiera de las otras dos, lo que indica claramente que sigue siendo uno de los indispensables a través de las décadas. Lo mismo vale para Pedro Costa, que en rigor en la década anterior fue más prolífico con cuatro películas (dos de ellas fuera del “universo Fontainhas”), mientras que en esta tiene solo dos pero que están sin duda entre lo más relevante de la década. El sentido artesanal de lo que es un plano en Cavalo dinheiro o Vitalina Varela es algo de una fuerza cinematográfica infrecuente. Pero no puedo evitar al menos enumerar otros nombres que perfectamente podrían ir aquí: Wang Bing, Lav Diaz, Straub.

Miguel Peirotti, crítico y programador (Con los ojos abiertos, A Sala Llena, Parque Podcast), Argentina

Cinco películas del año

Once Upon a Time in… Hollywood (Quentin Tarantino).

Le livre d’image (Jean-Luc Godard)

The Irishman (Martin Scorsese).

The Lighthouse (Robert Eggers).

Gisaengchung/Parasite (Bong Joon-ho)

Ópera prima y película de mi país

Ópera prima: Las facultades (Eloísa Solaas)

Film nacional: Buenos Aires al Pacífico (Mariano Donoso)

Cineasta y film de la década

  1. Craig Zahler

Las hijas del fuego (Albertina Carri)

Antonio Gonçalves Jr., director artístico (Olhar de Cinema – Curitiba IFF), Brasil

Cinco películas del año

Parasite, Bong Joon-ho

Monos, Alejandro Landes

Landless (Chão), Camila Freitas

Seven Years in May (Sete anos em maio), Affonso Uchôa

Joker, Todd Phillips

Ópera prima y película de mi país

Landless (Chão), Camila Freitas

Película brasileña: Home (Casa), Letícia Simões

Cineasta y film de la década

Corneliu Porumboiu

Holy Motors, Leos Carax

Jesús Rubio, crítico y programador (La Voz del Interior – Cineclub Municipal), Argentina

Cinco películas del año

1- Once Upon a Time… in Hollywood (Quentin Tarantino)

2- Long Shot (Jonathan Levine)

3- Avengers: Endgame (Anthony and Joe Russo)

4- Crawl (Alexandre Aja)

5- L’homme fidèle (Louis Garrel)

Ópera prima y película de mi país

Ópera Prima

Teen Spirit (Max Minghella)

Film Nacional

Muere, monstruo, muere (Alejandro Fadel)

Cineasta y film de la década

Director de la década

  1. Craig Zahler

Film de la década

The Master (Paul Thomas Anderson)

Diego Menegazzi, crítico y programador (Teatro Estudio), Argentina

Cinco películas del año

A HIDDEN LIFE (Terrence Malick)

ABOUT ENDLESSNESS (Roy Andersson)

THE HOUSE THAT JACK BUILT (Lars Von Trier)

PARASITE (Bong Joon-ho)

THE IRISHMAN (Martin Scorsese)

Ópera prima y película de mi país

ATLANTICS (Mati Diop)

MUERE, MONSTRUO, MUERE (Alejandro Fadel)

Cineasta y film de la década

NURI BILGE CEYLAN

THE MILL AND THE CROSS (Lech Majewski)

Guillermo Javier Franco, programador (Cineclub Municipal Hugo del Carril), Argentina

“Las calles y tabernas de nuestras grandes ciudades, las habitaciones y oficinas amuebladas, las estaciones y fábricas de nuestro entorno parecían aprisionarnos sin abrigar esperanza. Entonces llegó el cine, y con la dinamita de las décimas de segundo hizo saltar por los aires todo ese mundo carcelario, con lo que ahora podemos emprender mil viajes de aventuras entre sus escombros dispersos: con el primer plano se ensancha el espacio, con el ralentí el movimiento en él”. (Walter Benjamin)

Cinco películas del año

Shoplifters, Hirokazu Kore-eda

Leto, Kirill Serebrennikov

Synonymes, Nadav Lapid

Ash is Purest White, Jia Zhangke

The Mule, Clint Eastwood

Ópera prima y película de mi país

An Elephant Sitting Still, Hu Bo

Método Livingston, de Sofía Mora

Cineasta y film de la década

Quentin Tarantino (Django Unchained, The Hateful Eight, Once Upon A Time In Hollywood)

Tabu (Miguel Gomes)

Koger Roza, crítico (Con los abrojos al viento), Argentina

Cinco películas del año

Ash is purest white (Zangke Jia)

Bacurau (Kleber Mendonca Filho, Juliano Dornelles)

Veslemøy’s song (Sofia Bohdanovicz)

Wilcox (Denis Coté)

Ópera prima y película de mi país

Atlantics (Mati Diop)

Película nacional: Las facultades (Eloisa Solaas)

Cineasta y film de la década

Hong Sang-soo

Araby (Joao Dumans, Alfonos Uchoa)

Roger Koza, crítico y programador (Revista Ñ, La Voz del Interior; Viennale, Filmfest Hamburg, DocBsAs; FICIC), Argentina

Cinco películas del año

Vitalina Varela (Costa)

It Must Be Heaven (Suleiman)

Jeanne (Dumont)

I Was at Home, But… (Schanelec)

Liberté (Serra) / Once Upon the Time in Hollywood (Tarantino)

Ópera prima y película de mi país

A Russian Youth (Alexander Zolotukhin)

The Debt (Gustavo Fontán) / Lluvia de jaulas (González)

Cineasta y film de la década

Pedro Costa

Stray Dogs (Tsai Ming-liang)

Roger Koza / Copyleft 2019