LOS OLVIDADOS: UN INGLÉS: BASIL DEARDEN

LOS OLVIDADOS: UN INGLÉS: BASIL DEARDEN

por - Columnas
26 Ene, 2021 09:32 | Sin comentarios
Nunca está de más la sospecha y la destitución sobre un afrancesado dogma menor pero extendido: el cine inglés es un oxímoron. He aquí un británico con varias películas para revisar.

Una de las boutades más famosas de Francois Truffaut es aquella en la que decía que los términos cine e inglés eran antitéticos. Sin embargo una observación atenta de distintos períodos de esa cinematografía pueden permitir descubrir diversas épocas en las que hubo géneros y directores destacados, Así, la década del 30 permitió conocer el cine documental británico, los 40 y 50 mostraron un auge de los thrillers y las comedias, a través de los Estudios Ealing y en los 60 el surgimiento del llamado free cinemaHubo, como se señaló, directores de mayor y menor relevancia y otros que desarrollaron una carrera bastante dilatada y prolífica con títulos atendibles y que hoy pocos recuerdan. A esta categoría pertenece Basil Dearden.

Nacido en Whitcliff en 1911, Dearden trabajó en el teatro antes de ingresar en el cine en 1941 como asistente de un homónimo suyo (lo que provocó que cambiara su apellido), trabajando como asistente de producción y guionista para los mencionados Estudios Ealing. Luego de trabajar como  codirector de Will Hays en algunas olvidables comedias, debutó como realizador en 1943, desarrollando una prolongada asociación con el productor Michael Relph, y su carrera fue bastante prolífica hasta su muerte, trabajando en diversos géneros, con algunos títulos exitosos y otros en los que trató temas controversiales. Basil Dearden falleció prematuramente en 1971 en un accidente automovilístico en la misma carretera que sufriera uno en la ficción el protagonista de su última película.

Como la mayoría de los directores tratados en estas columnas, Dearden, sin ser lo que se califica habitualmente como un autor, fue realizador de varios títulos valiosos, en particular, como se señaló, aquellos en los que trataba temas polémicos para la época, como el racismo, la homosexualidad, el conflicto entre Inglaterra e Irlanda y la conducta con los vencidos en la guerra, expuestos con inteligencia y sensibilidad a los que deben sumarse algunos thrillers y melodramas de real interés, en los que mostró una gran solvencia narrativa, capacidad para la dirección de actores y habilidad para la creación de climas ominosos. Si bien el hecho de trabajar para los Estudios Ealing lo obligaron en ocasiones a edulcorar los finales de sus films (en un estilo similar al hollywoodense), muchas veces se encargó de remarcar cuál era el verdadero final de sus películas. Una revisión actual de las películas de Basil Dearden puede provocara algunas sorpresas, por lo que, como siempre, recomendaremos algunos títulos de su carrera.

CORAZON CAUTIVO (The Captive Heart, 1946) está centrado en un prisionero checo en un campo de concentración que asume la identidad de un camarada inglés muerto en combate, intercambiando incluso cartas con la novia del muerto. Interesante premisa, de algún modo opacada por el excesivo sentimentalismo de su último tramo y con Peter Lorre en uno de sus habituales papeles viscosos como un oficial alemán.

FRIEDA (1947) narra el regreso a su pueblo natal de un soldado inglés con su novia alemana, una enfermera que trabajaba en el campo de concentración en el que estaba prisionero y lo ayudó a escapar. Los conflictos que se crean con su familia y en el poblado están tratados con agudeza  en un film plagado de incorrecciones políticas y con una precisa caracterización de personajes.

LA MUJER DEL MUERTO (Cage of Gold, 1949) es un relato en el que la aparición de un ex amante dado por muerto crea numerosos conflictos en una joven, ahora enamorada de un médico. La situación se agrava cuando aquel es asesinado y la mujer es culpada en un ajustado thriller melodramático con una excelente actuación de Jean Simmons.

EL FAROL AZUL (The Blue Lamp, 1950) fue uno de los films más exitosos del director. Rodado en un estilo semi documental, el film describe la persecución del asesino de un policía. La secuencia final, que se desarrolla en un estadio de box, es notable y la iluminación de tintes expresionistas ayuda.

MUELLES DE LONDRES (Pool of London, 1950) es un film   ambientado en la zona portuaria de Londres narrando la relación entre un marinero negro que tiene un día franco y una muchacha cantante de un cabaret. Un relato de gran realismo, con un notable trabajo de iluminación y excelente uso de las locaciones portuarias.

LA NOVIA DEL MUERTO (The Gentle Gunman1958) es un tenso thriller político que transcurre en medio del conflicto entre Inglaterra e Irlanda a principios de los años cuarenta. El principal enfrentamiento se produce entre los partidarios de la lucha armada y los pacifistas y hay varios momentos de notable tensión dramática.

HONORABLES DELINCUENTES (The League of Gentlemen, 1959) es una característica comedia inglesa en la que un militar retirado convoca a varios excamaradas para asaltar un banco. Excelentes actuaciones, un preciso estudio de caracteres y el humor flemático característico de los films británicos de ese género.

LA SANGRE SIEMPRE ES ROJA (Sapphire, 1959) es, a primera vista, un típico policial whodunit en el que dos policías investigan quién es el autor del crimen de una mujer, pero lo que le otorga al film un aspecto marcadamente provocativo es la inclusión del elemento racial en la trama.

EL SOCIO SECRETO (The Silent Partner, 1961). La planificación de un robo en una empresa da lugar a un ingenioso relato policial con varias inesperadas vueltas de tuerca en las que van cambiando los sospechosos hasta el inesperado final.

TODA UNA NOCHE (All Night Long, 1961) es una curiosa y atractiva adaptación del Otelo shakesperiano que se desarrolla en un ambiente jazzístico. Muy buenas actuaciones, excelente utilización del espacio único, una oblicua referencia a los problemas raciales y la sorpresiva aparición de varios destacados músicos de jazz. (Fotograma de encabezado)

LOS VULNERABLES (Victim, 1961) está centrada en un respetable abogado que lleva varios complicados casos y un aparente matrimonio feliz cuando sale del closet y asume su homosexualidad. El film sorprende por el adulto tratamiento del tema, desprovisto de cualquier atisbo de sensacionalismo.

VIDA PARA RUTH (Life for Ruth, 1962) narra la odisea de un matrimonio religioso fundamentalista que se niega por principios a una transfusión de sangre para su hija gravemente accidentada. Polémico tratamiento del enfrentamiento entre ciencia y religión que elude los maniqueísmos y ofrece un final abierto.

LA PISCINA DEL TERROR (The Mind Benders, 1963) es una curiosa historia que fusiona el espionaje con la ciencia ficción, centrada en los experimentos que se realizan sobre varias personas a las que se somete aun larga inmersión en una piscina con ausencia total de sonidos. Un atractivo y bizarro film.

El ENIGMA DEL HOMBRE QIE VIVIO DOS VIDAS (The Man Who Haunted Himself) es la última película de Dearden y comienza con el accidente que sufre un ejecutivo y que, luego de que en un momento fuera dado por muerto, se recupera y retoma una vida aparentemente normal, aunque la aparición frecuente de un doble suyo se convierte en un hecho cada vez más inquietante.

Jorge García / Copyleft 2021