SEMANA DEL 17 AL 23/05 EN CINECLUBES

SEMANA DEL 17 AL 23/05 EN CINECLUBES

por - Cineclubes
18 May, 2010 12:54 | Sin comentarios

LA CUMBRE: EN EL CINE LUIS BERTI, BELGRANO 470

19 de mayo, a las 20.30hs: Godard en foco

https://i2.wp.com/spb.fotolog.com/photo/43/49/114/sexy_cigarettes/1236108208698_f.jpg?resize=337%2C192

El desprecio, de Jean-Luc Godard, Francia, 1963

103’ / +16

Cortometraje: Los novios del puente Mac Donald (5’), de Agnès Varda, Francia, 1961

Una película tensa, sensible y rigurosa de Jean-Luc Godard, bsada en una novela de Alberto Moravia . Michel Piccoli interpreta a un guionista francés incapaz de contrarrestar el desprecio que su esposa (Brigitte Bardot) siente por él mientras se humilla ante un productor (Jack Palance) y un legendario director de cine (Fritz Lang). Rodada en cinemascope y en color a instancias del productor Joseph Levine, quien esperaba un verdadero éxito comercial, esta película de 1963 parecía en un primer momento un proyecto improbable para Godard, quien finalmente logró (algunos dirían malogró) una de sus películas más astutamente estilizadas. (Dave Kehr)

VILLA GIARDINO: EN EL TEATRO ALEJANDRO GIARDINO

23 de mayo, a las 20.00hs:

https://i0.wp.com/graphics8.nytimes.com/images/2008/03/31/arts/Pola600.jpg?resize=350%2C195

Roman Polanski: buscado y deseado, de Marina Zenovich, EE.UU.-Reino Unido, 2008

99’ / +13

Cortometraje: Respuestas de mujeres (8’), de Agnès Varda, Francia, 1975

Este consistente documental sobre Roman Polanski y su “imperdonable” crimen cometido en marzo de 1977 en la casa de Jack Nicholson en su ausencia, cuando este reputado cineasta polaco, sobreviviente del Holocausto y del brutal asesinato de su mujer Sharon Tate en manos de una secta, tuvo sexo con una menor de 13 años, suministra la información suficiente para entender el famoso caso, que tuvo otra vuelta de tuerca reciente cuando Polanski fue detenido por la policía suiza por pedido de la justicia norteamericana. Tanto los entrevistados (“víctima”, periodistas, cineastas, amigos, abogados) como el material de archivo, clips de películas del realizador y fotografías constituyen una magnífica prueba para problematizar la construcción de la verdad jurídica en la sociedad del espectáculo. El fugitivo Polanski y la damnificada Samantha Geimer poco importan, pues este caso judicial, con más de 30 años y todavía sin resolución, evidencia la perversión de un sistema jurídico específico y el seguimiento no menos perverso de la prensa, aquí canalizando el costado reaccionario y reduccionista de la buena moral norteamericana. (RK)